El hombre de Piltdown

17 enero, 2019

Cuando Charles Darwin publicó su teoría de la evolución en 1859, el mundo académico se dividió en dos bandos: los que permanecían fieles a la Biblia y creían que el hombre fue creado totalmente evolucionado, y los darwinistas, que creían que el hombre había evolucionado a partir del mono, dicho en términos simplistas. Hoy en día dicha polémica es poco más que una anécdota. La comunidad científica acepta que Darwin tenía razón.

En 1912, un abogado británico aficionado a la arqueología, Charles Dawson, realizó un descubrimiento sensacional en unos terrenos fluviales cercanos a su casa: una mandíbula simiesca que encajaba perfectamente en un cráneo humano. La prensa echó las campanas al vuelo, pues se había descubierto al eslabón perdido, el estadio intermedio entre el hombre y el simio, lo que confirmaba las teorías darwinianas.

Se calculaba que el cráneo del Eoanthrupus Dawsoni (así bautizado en honor a su descubridor) tenía una antigüedad de unos 900.000 años. Poco después se encontraron, en el mismo yacimiento, las toscas herramientas de piedra del homínido.

Nadie prestó atención a un catedrático de anatomía de Oxford al que la mandíbula le parecía propia de un chimpancé, aunque el cráneo perteneciera evidentemente a la especie humana. Otros aseguraban que, dado que a la mandíbula le faltaban los colmillos, no se podía asegurar que fuese humana. Fue providencial que, al año siguiente, el paleontólogo y filósofo jesuita Teilhard de Chardín encontrara en Piltdown un flamante colmillo de Eoanthropus que se adaptaba exactamente a la mandíbula.

En 1949, el dentista y antropólogo A. T. Manston consiguió que el cráneo de Piltdown fuera sometido a un análisis por radiocarbono, que demostró su falsedad. El cráneo no tenía 900.000 años, sino, como mucho, 50.000, y la mandíbula, que evidentemente pertenecía a un chimpancé, había sido limada para que encajara con el cráneo y luego envejecida con bicromato potásico.

El escándalo fue todavía peor cuando se demostró la participación en el mismo de Teilhard de Chardín, pues unos huesos de hipopótamo y elefante que se hallaron al mismo nivel del cráneo resultaron proceder de excavaciones realizadas en Malta y Túnez, en las que Teilhard había tomado parte. Peor fue cuando se descubrió una carta suya, escrita en 1914, informando del descubrimiento del segundo hombre de Piltdown… que fue hallado en 1915.

A día de hoy se duda todavía del número e identidad de todos los cómplices de Dawson. Entre los sospechosos figura sir Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes.

Anuncios

Uno de los mejores poemas sexuales de la historia.

15 enero, 2019

Lucía Martínez,
Federico García Lorca

Lucía Martínez.
Umbría de seda roja.

Tus muslos, como la tarde,
van de la luz a la sombra.
Los azabaches recónditos
oscurecen tus magnolias.

Aquí estoy, Lucía Martínez.
Vengo a consumir tu boca
y a arrastrarte del cabello
en madrugada de conchas.

Porque quiero y porque puedo.
Umbría de seda roja.

Les Camisards – Los Camisardos.

13 enero, 2019

Hacia finales del reinado de Luis XIV (1702), los campesinos de Cevennes y el Vivarés, en su mayoría protestantes, se alzaron en armas, exasperados por la revocación del Edicto de Nantes (1685) y por las dragonnades, que consistían en alojar soldados en las casas de familias protestantes, siendo éstas víctimas de los abusos y violencias de la soldadesca.

Tras veintidós años de persecuciones, los campesinos protestantes de la región, acaudillados por varios maestros inspirados conocidos como “profetas”, se rebelaron. Los profetas clandestinos y sus seguidores armados se escondieron en casas y cuevas en las montañas; los protestantes fueron arrestados, deportados a América, sentenciados a los galeotes; pueblos enteros fueron masacrados y quemados en series de monstruosas atrocidades. Varios líderes profetas fueron torturados y ejecutados y muchos otros exiliados, dejando las congregaciones abandonadas al liderazgo de los predicadores menos educados y más místicamente orientados conocidos como “profetas”.

Las hostilidades abiertas comenzaron con el asesinato (el 24 de julio de 1702) de un personaje local de la represión real, François Langlade, el cura de Chaila, en Le Pont-de-Montvert, quien recientemente había arrestado a un grupo de protestantes acusado de intentar fugarse de Francia. El cura fue rápidamente calificado de mártir de su fe. Liderados por el joven Jean Cavalier y Roland Laporte, los Camisards hicieron frente al ejército real con métodos de tropas irregulares y resistieron a fuerzas superiores en varias batallas campales.

Otras comunidades protestantes, impulsadas por sus élites, prefirieron una actitud legalista y tuvieron que defenderse y combatir contra los Camisards. Fue el caso de los habitantes de Fraissinet-de-Lozère, pese a estar muy cerca de Le Pont-de-Montvert. Sin embargo, no evitaron la destrucción de sus casas durante la “gran quema de los Cévennes” a finales de 1703.

Como los rebeldes vestían un tipo de blusón de lino, conocido como camise o camisa, se les denominó “Camisards“. Otras fuentes, sin embargo, apuntan a otros dos orígenes: a camisade (encamisada), que significa “ataque nocturno”, una característica de sus tácticas; o a camis, un corredor de caminos o mensajero.

Inicialmente, los rebeldes lograron algunas victorias contra las tropas reales y las milicias. Los protestantes del Delfinado intentaron unirse a los de Cevennes. La rebelión siguió creciendo, a pesar de la violencia de las tropa reales dirigidas por el mariscal de Montrevel, que quemaron pueblos enteros (treinta y dos en dos años) y de las condenas a muerte dictadads por el intendente del Lenguadoc, Lamoignon de Basville.

Hacia 1704, los rebeldes, liderados por Jean Cavalier, lograron tales éxitos que Montrevel fue reemplazado por el mariscal de Villars, que adoptó una política más generosa que, finalmente, logró que Cavalier se rindiera, aunque otros, incluyendo Laporte, se negaron a acceder a menos que el Edicto de Nantes fuera restaurado. Se dieron varios enfrentamientos hasta 1710, pero el verdadero final de la revuelta fue la llegada del ministro protestante Antoine Court a Cévennes, y el restablecimiento de una pequeña comunidad protestante que fue, en gran parte, dejada en paz, especialmente después de la muerte de Luis XIV en 1715.

Ilusión (4)

11 enero, 2019

Una noche, Sonia estaba de un humor especialmente perverso y me acusó, delante de mi hermano, de haberla estrechado muy fuerte al bailar. Aquello me molestó mucho, y me fui, dejándolos solos, muy enfadado. Era algo que hacia de vez en cuando, porque casi nunca encontraba respuesta para los sarcasmos de ella. Sin embargo, esa noche Sonia me siguió para continuar lanzándome sus dardos mientras mi hermano se quedaba en el salón rebuscando en el mueble bar.

Sonia suavizó un poco el nivel de sus bromas y, al cabo de un rato, jugando, me puso una cereza entre los labios. En su mirada había algo diferente y me atreví a actuar de una manera que aún me resulta sorprendente. Puse mi mano derecha sobre su pecho izquierdo y lo apreté suavemente, con una seguridad aparente mayor de la que sentía. La oscuridad del rincón el que estábamos y que ella le diera la espalda a mi hermano aseguraba que él no se pudiera dar cuenta de nada de lo que estaba ocurriendo.

Sonia, que podía ver en mi rostro las señales de una alegría tan salvaje como inesperada y furtiva, hizo algo que no esperaba yo: sonrió. Y mi mano, que con tantas dudas puse en su pecho, se retiró suavemente mientras ella se alejaba para encender un cigarrillo.

Aquella noche Sonia bailó muy pegada a mi hermano, como si lo hiciera para castigarme por mi audacia. Así que me sumergí en el alcohol mientras la velada se prolongaba hasta mucho más tarde de los demás, y al final los tres habíamos bebido bastante. Se acabó el hielo, y fue a buscar más a la cocina, pero por mi estado de embriaguez, que empeoró mi torpeza habitual, hice bastante ruido cuando la bandeja se me cayó de las manos y los cubitos rodaron por el suelo.

-¡El pequeño lo está rompiendo todo!

Su voz, surgida de repente a mis espaldas, me sobresaltó. Me giré y allí estaba, mirándome con expresión maliciosa. Sin pensarlo, me lancé a por sus labios como el que intenta huir por la puerta. Su boca se fundió bajo la mía y la encontré dulce, crédula y sabrosa.

A partir de aquella noche, algo cambió irremisiblemente entre los dos. Nada hubo en sus palabras que me detuviera o hiciera pedir disculpas por mi acción. Pero ni en sus actos ni en su voz descubrí en los días siguiente rastro alguno de que recordara aquel beso. Pero por si acaso, opté por no subestimar sus pensamientos al respecto.

Muerte

9 enero, 2019

Leyendo https://wp.me/s7qp3Y-muerte (tengo muchas lecturas pendientes), comparo lo que parece sentir todo el mundo frente a la muerte (miedo) con lo que a mí me produce (indiferencia). No tengo miedo a la muerte. Tanto si al otro lado me espera lo que creo, lo que me han contado o la nada, estará bien.

Si no hay nada, si morir es un largo sueño del que no despertaré, no me preocupa. Me gusta dormir. Me apagaré para siempre y se acabó.

Si al otro lado me espera el cielo con angelitos y arpas y ese gran hombre de barba blanca, pues también me vale, porque me reuniré con mis seres queridos.

Si será lo que creo, será continuar por otros medios, así que también estará bien.

Yours truly,
Jack

Los primeros textos en catalán, segunda parte

8 enero, 2019

Recientemente, en el año 2000, se publicó otra versión catalana del Liber iudiciorum, conservada en la Seu d’Urgell. Esta versión, independiente de la anterior, es más antigua que aquella, pues procede de la primera mitad del siglo XII, y posee un gran interés lingüístico, tanto por los arcaismos que presenta, com por el esfuerzo de adaptar al catalán una prosa latina culta.

De comienzos del siglo XIII son les famosas Homilies d’Organyà, aunque se trata de una copia de un texto anterior, escrito a finales del siglo anterior. Comparadas con les Homilías de Tortosa, en provenzal, con las que comparte un sermón, y teniendo en cuenta los terminos occitanos que presentan las de Organyà, se considera que éstas son una traducción de un txto o textos provenzales relacionadas con la actividad pastoral de los canónigos de San Agustín, que en Catalunya tenían como modelo la abadia canonical de Sant Ruf d’Avinyó, en Provenza. Eso explica precisamente los occitanismos que presentan les Homilies d’Organyà.

La presencia de la palabra “senyor” (señor) en los sermones ha hecho pensar que son textos destinados a la predicación interna de aunque las de Tortosa, destinadas explícitamente a un auditorio popular, tienen el mismo tratamiento. Otra hipótesis apunta a que son una traducción de sermones en provenzal (excepto la del Miércoles de Ceniza), sino creación directa a partir de textos latinos, sin tener en cuenta los occitanismos que presenta no se pueden explicar si no partimos de un texto occitano.

El bien y el mal -2-

6 enero, 2019

Cabe señalar que la filosofía griega y la literatura hebrea tienen enfoques diferentes sobre el bien y el mal.

Los griegos tendían a incidir más en la bondad. Para Baquílides, “Zeus dominador, que lo mira todo con su penetrante ojo, no es en absoluto la causa de las grandes desgracias que azotan a los mortales“. Pero será sobre todo Platón en su República el que remarque la bondad de Dios. Dios debe ser por esencia calificado de bueno, pues de otro modo no sería Dios. Ahora bien, anda buen es nocivo, así como bueno puede ser la causa de algo malo. Dado que el mal es malo, Dios, que es bueno, el bien supremo, no puede ser la causa de dicho mal. Por tanto, Dios sólo es causa de lo bueno. Y añade Platón que para explicar nuestros males hay que buscar otra fuente que no sea Dios. En otras de sus obras, como el Timeo, retomará esta idea de que el mal es totalmente ajeno da lo divino, porque lo que concluye que su elemento natural es este mundo y su causa la materia, en tanto que ha salido del caos primitivo, pues el mal es ajeno al orden y la razón.

Aunque Anaxágoras y los pitagóricos ya habían intuido algo similar, es Platón el que introduce este pensamiento dualista, en la medida que atribuye una causa al mal diferente de Dios. Esto, por supuesto, no quiere decir que todos los dualistas de Occidente, desde los gnósticos hasta los cátaros, fueran platónicos. El dualismo no puede ser reducido a una doctrina transmisible, sino que es, además, una actitud mental, un proceso de pensamiento que produce por si mismo una variedad infinita de posibilidades lógicas.

Pero Zeus es también representado como alguien temible, como el arma que sostiene entre sus armas, el rayo de doble dardo de fuego, un concepto que entronca y se repite un centenar de veces en el Antiguo Testamento. El fuego del cielo es el símbolo del temo que el hombre experimenta y debe experimentar ante Dios, porque, igual que puede repartir beneficios, también es capaz de enviar males espantosos.

¿Cómo gestionar esta inseguridad frente a los decretos divinos? Así que, mientras en el Antiguo Testamento el temor juega un papel muy importante, en la cultura griega encuentran orden y razón en sus divinidades. Lo que tranquiliza al temeroso de Dios en el Antiguo Testamento no tiene porqué ser que Jehová sea bueno, pues semejante razonamiento sólo podía conducir a un callejón sin salida, pues eso sólo contribuye a reforzar el problema del origen del mal. Platón le ha atribuido otro origen. Peor todavía. Al afirmar que Dios/Zeus “no es la causa de todo, sino solamente del bien“, limita su omnipotencia. La concepción hebrea de Dios reposa en su totalidad y por ello no puede aceptar que se le imponga la menor limitación, aunque fuera la de la bondad. Aún así, la bondad divina está presente en el Antiguo Testamento. “Dad gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia” (Salmo 117).

Eso no tiene nada que ver con como Dios administra justicia, pues debe mantener el orden y la paz, y eso sólo puede hacerlo Dios, pues es el soberano que no debe ni puede reinar más que de forma incondicional. Semejante justicia, aunque a veces se abandone a la cólera, no se nutre de venganza, sino al contrario. Cuando se ejercita, es reemplazada por la clemencia, privilegio exclusivo del soberano. Sin embargo, para el Antiguo Testamento, nada puede obstaculizar la omnipotencia divina, ni siquiera la bondad, pues sería una debilidad del rigor, y lo contrario a la sabiduría.

El Nuevo Testamento, basado en el amor y la caridad, atenuará la imagen de Dios como la de una divinidad cuya prioridad es mantener el carácter tiránico de la Ley.

El retorno de Fu Manchú (7)

4 enero, 2019

Karinehall, Alemania,
1 de octubre de 1936

Heinrich Himmler se reclinó en su asiento con una suspiro satisfecho. Sostenía en su mano un copa de excelente brandy francés Martel mientras un agradable fuego caldeaba la chimenea y lanzaba sombras danzantes por toda la enorme habitación, decorada con un peculiar estilo “cazador”, con grandes descripciones pictóricos de escenas de caza y de vida salvaje. Las paredes estaban decoradas con trofeos y armas de todas las épocas.

-Lo admito, mi querido Reichsmarschall, que sabe cómo cuidar a sus invitados. Esa ensalada era deliciosa. Y este brandy es estupendo! Normalmente no bebo, como ya sabe, pero hoy hago una excepción. Después de todo, ¡esta es toda una ocasión para celebrar!

Goering, una masa colosal medio oculto por las sombras que el sillón lanzaba, observaba desde detrás del mismo a su invitado. Al moverse en busca de un asiento, lanzó una especie de gruñido.

-Me satisface que esté feliz, Heinrich. Pero no nos olvidemos de la amenaza que nos ha traído aquí, una amenaza de la que debemos ocuparnos inmediatamente.

-Soy consciente de eso, mi querido amigo. Después de todo, fue uno de mis hombres, el SS-Grüppenführer doctor Karl Brandt el que nos puso en alerta sobre la influencia de ese farsante de Morell sobre nuestro Führer. Cuando alguien tiene esa clase de acceso a nuestro Führer, eso me pone muy nervioso.

-Completamente de acuerdo. ¿Estamos de acuerdo sobre lo que tenemos que hacer?

-Sí. Hemos de investigar a Morell, y descubrir cómo lo podemos desacreditar ante los ojos del Führer. Para investigarlo hemos de ser prudentes y no usar a nuestra gente, por lo que la Gestapo no es una opción. Pero tengo a mano a un joven de lo más capaz, que aspira a entrar en las filas de las Waffen-SS. Es un ingeniero, de probada lealtad al partido y un austríaco leal, además de un excelente atleta y muy inteligente. Pero no hay nada que pueda unirlo a nosotros.

-¿Su chico tiene acceso al Führer? Porque esa es la clave de todo si queremos acabar con Morell. Mi agente sí puede hacer eso y, además, tiene conocimientos médicos. Ah, y posee encanto y buen aspecto físico, algo que seguramente ayudará en esta investigación.

-Muy interesante, Hermann… Llamemos a nuestros agentes para salir de dudas.

-Por supuesto. ¡Guardias! ¡Que pasen! -aulló Goering.

Las puertas dobles se abrieron y dos figuras, una diminuta y otra gigantesca penetraron en la habitación, apenas distinguibles en la oscuridad de la habitación. Se detuvieron a unos pasos del hogar de la chimenea y levantaron su brazo derecho a la vez.

-Heil Hitler!

-Heil Hitler! -replicaron los dos líderes nazis. Goering sonrió a la mujer. -Bienveida, fräulein Reitsch. Me alegro de que haya podido venir.

-Me dijeron que el Reich y el Führer me necesitaba, y por eso he venido -replicó Hannah Reitsch, extraordinaria piloto y antigua estudiante de medicina. Tenía unos veinticinco años y su baja estatura pasaba disimulada por su brillante melena rubia.

-También le damos la bienvenida, herr Skorzeny – Himmler saludó al enorme hombre situado al lado de Hannah-. ¿Está listo para cumplir con su deber?

-¡Sí, señor! – el acento de Otto Skorzeny era profundamente austríaco. Era alto y musculoso, de unos 30 años y con una presencia intimidante para todo hombre de cualquier edad. Su cara, atractiva, estaba marcada por una larga y reciente cicatriz.

-Sirven, Heinrich, son perfectos – exclamó Goering satisfecho -. Juntos podrán ocuparse de todo lo que aparezca en su camino. Fräulein Reitsch siempre es bienvenida por el Führer, es una heroína nacional y eso le abrirá muchas puertas. Y su chico tiene un aspecto intimidante…

-Entonces, ¿cuál es nuestra misión? – preguntó Reitsch con un tono de duda Debo decirle que no participaré en ninguna maquinación del partido contra el Führer.

-Oh no, -replicó Himmler sonriendo-. Somos los dos más leales seguidores del Führer, ¿no es cierto, Hermann?

– Por supuesto, Heinrich, por supuesto. Verá, fräulein. Tenemos un personaje demasiado cerca del Führer, un tipejo llamado Theodor Morell. Sospechamos que la bondad natural del Führer le ha cegado y permitido que este doctor, que es el que administra al Führer sus inyecciones casi diarias, haya ganado una considerable influencia sobre él. Por eso necesitamos que ustedes dos investiguen a este hombre para saber si es de confianza.

-Entendido -replicó Hannah-. Haremos lo que nos piden. Por el Reich y por el Führer, ¿verdad, Otto?

– ¡Por el Reich y por el Führer, Hannah!

Los primeros textos en catalán, primera parte

2 enero, 2019

Todas las lenguas románicas aparecen entre los siglos VII y VIII como una evolución del latín vulgar. Sus primeras apariciones literarias, sin embargo, se retrasaron porque el latín seguía siendo la única lengua escrita, aunque en los textos escritos a partir de esta época vamos encontrando rastros de las nuevas lenguas.

Desde un punto de vista teórica, siempre se ha existido una relación muy estrecha entre “lengua” y “texto”, lo que ha tenido como resultado que la primera aparición escrita de una lengua sea considerada, a menudo, como su “partida bautismal”.

Según los expertos, esta cuestión ha sido más complicada en lo que al catalán se refiere, sobre todo en el denominado periodo arcaico de la la lengua, por lo que, a falta de poesía, se han valorado más los textos “literarios”, en especial las famosas “Homilías de Orgaña” (les Homilies d’Organyà en catalán). Publicadas por primera vez en 1904 por Joaquim Miret i Sans, fueron consideradas como el “texto literario más antiguo escrito en catalán”, aunque si contenido literarios sea algo relativo comparado con textos anteriores, de carácter feudal, a los que no se les atribuyó ningún valor “literario”. Entre estos tenemos, por ejemplo, el Jurament de Radulf Oriol (Juramento de Radulfo Oriol), escrito entre 1028 y 1047, y las Greuges de Caboet (Las Quejas de Caboet), escritas entre 1080 y 1095. De 1098 es el Jurament de Pau i Treva (Juramento de Paz y Tregua) del code Pere Ramon de Pallars Jussà al obispo de Urgell.

Por eso se asume que el primer texto “enteramente en catalán”, sea un fragmento de un libro de homilías de la iglesia de Organyá, de fines del siglo XII o principios del XIII”. A esto contribuyó la celebración, en 1988, del milenario de Catalunya, inspirado en el milenario de la lengua castellana celebrado en 1977 (en base a las Glosas Emilianenses, susceptibles de ser consideradas tan poco literarias como os textos feudales catalanes ya citados), y que a su vez también se inspiraba en el celebrado, en 1960 en Italia, de su lengua, basada en el llamado Placito Capuano /una única frase de diecisiete palabras).

En el caso catalán, esta celebración se basaba en fechas históricas y jurídicas sin tener demasiado en cuanta a la lengua, del que ya se tienen las primeras muestra en el siglo IX, si bien escasas, pero que sobresalen en los textos latinos. Por ejemplo, en el acta de consagración de la catedral de Urgell, redactada durante el último tercio del siglo IX, aparece el nombre de “Palomera”, en latín Palumbaria. En otro texto, este de comienzos del siglo XI, en un texto en latíon aparece el nombre de siete árboles escritos en catalán:

« morers III et oliver I et noguer I et pomer I et amendolers IIII et pruners et figuers… »

Durante el siglo XI aparecen palabras y expresiones en catalán en textos de carácter feudal, escritos en un latín bastante pobre y, a finales de ese siglo, ya encontramos documentos feudales escritos totalmente en catalán, procedentes de la zona del obispado de Urgell, como ya hemos mencionado.

Que no nos hayan llegado textos escritos en catalán del siglo X no significa que no existieron, sino simplemente que no se han conservado. Pero sabemos que hubo uno de este periodo, porque según el erudito ilustrado Jaume Villanueva, en un manuscrito científico de Ripoll del siglo VIII y perdido en el siglo XIX, figuran estas palabras escritas en el margen de un documento de finales del siglo X o comienzos del XI: Magister meus no vol que me mires, novell.

Pero durante el siglo XI aparecen de manera progresiva palabras y expresiones en catalán de carácter feudal escritos en un latín deficiente, y hacia finales de este siglo encontramos documentos feudales escritos totalmente en catalán, procedentes de la zona del obispado de Urgell, que es donde es empezó a escribir en catalán en fecha más temprana: les Greuges de Guitard Isarn, y el Jurament de Pau i Treva ya citados.

La producción de textos en catalán en el siglo XII, siempre en prosa, ya no se limita a los documentos de carácter feudal, y que incluyen traducciones o adaptaciones de origen jurídico, del Liber iudiciorum (Llibre dels Judicis o Libro de los Juicios), cíigo de justicia de origen visigótico redactado en latín que los carolingios mantuvieron después de expulsar a los invasores musulmanes. Aunque que lingüísticamente este testo es de finales del siglo XII, aunque esta datación es discutible, como el carácter “literario” de esta traducción jurídica, fue considerado durante mucho tiempo como el primer documento, literario o no, escrito en catalán, sin tener en cuenta los anteriores que ya se han mencionado en las líneas precedentes.

El bien y el mal -1-

1 enero, 2019

Desde hace unos tres mil años, el pensamiento occidental ha estado haciendo piruetas intelectuales para conciliar la existencia del mal con la de Dios.

En la Antigüedad existieron mentes para los que esta cohabitación no planteaba problema alguno. Homero, casi al final del la Iliada, añade, como si fuera la moraleja de la trágica y épica historia que acaba de explicar, que “en los umbrales del palacio de Zeus hay dos toneles de dones que el dios reparte: en uno están los males y en otro los bienes. Aquel a quien Zeus, que se complace con lanzar rayos, se los da mezclados, topa unas veces con al desdicha y otras con la buena ventura; pero el que tan sólo recibe penas, vive con afrenta, una gran hambre le persigue sobre la divina tierra”.

En el siglo III aC, el estoico Cleanto, en su Himno a Zeus, dice que éste ajusta “en un modo armonioso los bienes y los males, para que todo el que existe tenga una causa única“, enfoque en el que contempla con toa naturalidad la ley universal. El cristiano Lactancia dirá, a su vez, que “todo ha sido dispuesto para el hombre, los males así como los bienes“, lo que abrirá el camino para que Tomás de Aquino y Leibniz hablen el “mejor de los mundos posibles“.

La idea de Dios como dispensador de males y de bienes está en el centro del Antiguo Testamento. En la segunda parte del libro de Isaías, se pone en boca del Dios de Israel “No hay más que yo; yo, Jehová, y ninguno más que yo; yo formo la luz y creo las tinieblas, yo hago la paz y creo la adversidad. Yo, Jehová, soy el que hace todo esto“.

Esta visión arcaica y simplificadora ofrece, desde el punto de vista intelectual, cierta comodidad. La omnipotencia de Dios no sufre ninguna limitación, porque todo lo que sucede, para bien o para mal, está originada por la voluntad divina.

Pero la noción de potencia ilimitada se enfrenta con la idea de que Dios es, igualmente y de manera necesaria, bueno y justo. “A Dios le pertenece toda belleza, toda bondad, toda justicia“, apunta Heráclito en el siglo VI aC. Pero por más lejos que nos remontemos en la historia de la filosofía o de la religión occidental, siempre ha habido problemas para hacer compatible la bondad y la justicia divina con el poder de distribuir bienes y males.

(continuará)


Las Gafas Moradas

Espacio feminista para todes

NO HAY UNA RUBIA BUENA

Cosas que deberían importar, o no?

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Swinger Lifestyle

Swinger,Locales Swinger.Para mentes abiertas y curiosas que quieran experimentar...La vida misma, vivirla con intensidad con paciencia o con desidia; el ser humano divino, mediocre o deleznable.

Cuernos literarios

Palabras prohibidas a traves del 5 arte

Alejandro Poetry

un hombre roto. poeta

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Experimentando mi lado liberal

COMPARTIENDO MIS VIVENCIAS CONTIGO

El sexo y yo

Descubriendo el sexo

BDSM blog

El BDSM bilingüe

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Blue Funky Music

Hablamos de todo lo que nos inspira la música

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

darecadodemi

historias basadas en hechos reales ¡con dibujos!

Desgranante

Despertador de sentimientos.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Sin Ombligo Project

Por Juan Andrés Fernández Torrado

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

Cuaderno de Sentimientos

Smile! You’re at the best.

Diamantes y Basura

Blog del escritor Ismael Villasol

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

The Sweet Words +30

Responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes. Blog inspiracional. A partir de los treinta sin estándares, ¿y qué? Y más...

ferrebeekeeper

Reflections Concerning Art, Nature, and the Affairs of Humankind (also some gardening anecdotes)

Therilion Enderwings

La locura más allá de la mente

Con el corazón en la mano

«Poesía es hablar con el corazón en la mano».

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.