Archive for 29 noviembre 2011

Sofrosine

29 noviembre, 2011

A veces creo, sinceramente, que no hay nada moral o inmoral. Todos son puntos de vista o, en el mejor de los casos, meros complejos de reglas y recomendaciones destinadas a dar una guía o pauta a los miembros de una determinada cultura, pero nada que se pueda basar en hechos reales, tangibles. Son interpretaciones morales, no fenómenos per se. Herodoto ya citaba que cada sociedad tenía su propio sistema moral y lo consideraba superior al del resto. Por tanto, la “verdad” variaba según el punto de vista desde el que era observada. Esta “verdad” era, es, será relativa. En esta pluridad de “verdades”, ¿cuál es la auténtica? Si toda afirmación moral no es susceptible de ser analizada como cierta o falsa porque se presenta como un imperativo (“no matarás, no robarás, no cometerás adulterio”) y por ello no podemos conocer si son verdaderas o falsas porque no lo pueden ser, si no hay verdades absolutas y toda afirmación moral nunca será universal, ¿qué queda?

Y, sin embargo, me aterra admitir que las reglas no son más que convenciones aceptadas, relativas, que puedo aceptar y modificar, o rechazar si así lo considero oportuno, razonable, justo o necesario. Me hace sentirme como si atravesara un desierto, porque no siempre estoy seguro de si los valores que propongo para enfrentarme al vacío que origino con mi rechazo, con mi escepticismo o con mi mero egoísmo sean más validos que los que rechazo. Simplemente son los que se ajustan a mi realidad, a mis necesidades.

Si, por ejemplo, yo estoy enamorado de la novia de otro, o incluso de otro hombre, ¿quién puede decir que mis sentimientos son incorrectos?

Yours trully,

Jack

Uno, dos, tres, cuatro…

27 noviembre, 2011

Hoy quiero escribir sobre vosotras, sobre mis dos chicas favoritas. Para empezar, el primer problema… ¿cómo presentaros? porque odio poner etiquetas. Así que os llamaré por vuestros nombres: Ana y Victoria.  Victoria y Ana.

Ana es mi pareja y Victoria mi más dulce amiga. Las dos me conocen tal y como soy, sin las máscaras con las que me cubro cada día en la vida real, por así llamarla. Las dos saben que, además de hijo, sobrino, primo, traductor, vecino, amigo y un número de DNI, debajo de estas letras se encuentra un hombre siempre hambriento de sus carnes y de sus pensamientos, que goza tanto entre las sábanas como escuchando sus reflexiones y que se muere por tenerlas a las dos juntas en mi cama, los tres.

Ana, mi pareja, que me entiende como nunca nadie lo había hecho, a pesar de lo poco que llevamos juntos, que es mi cómplice, mi amiga, mi dueña, mi todo y mucho más. Victoria, mi amiga, que a veces parece un reflejo de mi mismo, un espejo en cuya superfície flotan sueños y deseos, reflexiones y sueños, mi tímida golfilla con la que me confieso y cuya voz tiembla todavía en mi oído.

¿Cómo es posible que Ana adivine lo que pienso por cómo arqueo mis cejas y que Victoria plasme en palabras pensamientos que yo sólo tengo vagamente esbozados? ¿Cómo es esto posible?

Lo más maravilloso de esto es que las dos saben la una de la otra, y que mi pareja acepta a mi amiga del mismo modo que yo voy descubriendo y aceptando a la amiga de mi pareja (que ganas tengo de conocerla en persona, por cierto; ¿lo habría encajado igual de bien si fuera hombre? Ah… enigmas…). Tiempo al tiempo.

Ese enigma… para otra entrada queda.

 

Yours trully,

J

Besos

22 noviembre, 2011

Hablando con una persona con intereses comunes a los míos no he podido evitar reirme cuando me ha soltado, a quemarropa, una gran verdad.

“En uno de nuestras últimas experiencias”, me cuenta, refiriéndose al último trío que hicieron, “el chico me preguntó si podía besarme o eso era demasiado íntimo. ¿Demasiado íntimo? Poco después de besarme me voy a comer tu polla y tú mi vagina, ¿y me preguntas si besar es demasido íntimo? ¡Por favor!”

Tiene razón. Un beso es como calentar motores, poner la sangre en funcionamiento y activar los sentidos. Sexo sin besos -ya sea entre dos, tres, cuatro o cinco mil- es inconcebible.

Bésame, tonta.

Yours trully,

Jack.

Cosas nuestras

16 noviembre, 2011

Como no podía ser de otra manera, uno de los momentos más hilarantes de mi carrera universitaria tuvo lugar fuera de clase (aunque en clase también los hubo, y sonados). Fue el día en el que mi mejor amiga se quedó estupefacta al saber que yo no era gay. Tres años siendo amigos y se tuvo que enterar en su cuarto de baño mientras se duchaba y yo le explicaba los fundamentos del “Paraíso Perdido” de Milton. Aún la recuerdo mirándome, estupefacta, con la esponja en la mano y cara de no creerme, al descubrir que no, que yo de eso no. Luego nos reímos, pero en ese momento a ella le entró un ataque de pudor (tres años metido en su cuarto de baño, frotándole la espalda, pintándole las uñas de las manos y de los pies, ayudándole a elegir su ropa interior y le tuvo que entrar entonces) y a mí prisa por salir, pues se puso a tirarme todo lo que tenía a mano, desde la esponja hasta el desodorante. Luego nos reímos, pero no en aquel momento.

El siguiente momento absurdo común fue en clase: Nos tocó interpretar Hamlet. Si verme vestido de rosa (lo de ir de negro estaba muy visto) ya dejó a mi profe descolocado, verla a ella interpretando a Ofelia pero con apariencia de Lolita lo acabó de rematar. Digamos que estaba para enviarla a cualquier sitio menos a un asilo… Sospecho que mi profe nunca nos perdonó que Ofelia se suicidara con un sobredosis de barbitúricos y no ahogada en un río, pero es que había poco presupuesto para el atrezzo. Claro que el duelo con pistolas de paint-ball en lugar de espadas también tuvo su coña. O la pelota que usé en lugar de la calavera de Yorick (los de medicina eran unos careros extorsionistas…).

Y de repente se acaban los estudios, la vida te lleva por un lado o por otro, el contacto se enfría, se desvanece y al final muere en el vacío para recuperarse de repente un día, por casualidad, al ir a coger un libro en una tarde cualquiera.

Y yo con estas canas…

Yours trully

Jack

Enigmas

12 noviembre, 2011

Voy a hablarte de algo muy íntimo, de un dolor profundo que me persigue desde mi infancia: no tuve padre. Mejor dicho, sí lo tuve, pero nunca ejerció como tal. Mi madre se casó con un hombre cuya principal preocupación era él mismo. Prefería irse al bar, a beber con sus amigos, que a estar con su mujer o su hijo. Su concepto de jugar conmigo era llevarme al bar y aparcarme en un rincón. Su concepto de pasear conmigo era llevarme al bar, colocarme en una silla y olvidarse de mí hasta la hora de irse a casa.  Al final yo no quería salir con él ni de broma, lógicamente.

Me transfería sus ansias. Como él quiso ser pianista, yo tenía que aprender a tocar el piano. El mayor disgusto de su vida llegó cuando yo resulté ser un desastre total para tocar instrumento alguno. No importa, se dijo, estudiarás medicina y serás un gran matemático a la vez. De mayor serás un grandísimo cirujano. Y descubrimos que un servidor le tenía manía a la sangre, que los números no eran lo mío sino las letras y lo rematé estudiando filología inglesa. Sólo faltó que le saliera culé. Él era madridista. Ni hecho expresamente le hubiera decepcionado más, supongo. Al final, para qué negarlo, me dedicaba a llevarle la contraria sólo por fastidiarle.

Básicamente era un hombre egoísta, incapaz de mirar a su alrededor. Nunca entendí que función ocupábamos mi madre y yo en su vida. No nos daba un beso ni a ella ni a mí, ni admitía abrazos ni expresiones de cariño porque eso eran mariconadas. Era un hombre fuera de su época, con soluciones anticuadas que quizás hubieran funcionado bien en los años 40 o 50, pero no en los 80 y 90. Al final se quedó solo.

Hoy vivo otro caso similar. Un hombre que menosprecia a su familia. Y me desconcierta ver como ignora a sus hijos, tan pequeños que lo necesitan más que nunca. Este fin de semana le tocaba tenerlos, y se ha desentendido de todo mediante una llamada de treinta segundos. Como aquel hombre, éste promete lo que no luego no piensa cumplir. Y la culpa es tuya, por creerle. Él nunca dijo eso, eres tú que te lo inventas. Al menos aquel otro hombre no hacía promesas, sólo vagas sugerencias que, llegado el momento, nunca recordaba haber hecho.

¿Qué falla en estos seres? ¿Qué tara, qué carencia, les hace ser así de miserables? ¿Les sobra egoísmo, tanto que no ven más allá de ellos mismos? ¿Cuál es su excusa para ser así?

Si no quieren ser maridos, ¿para qué se casan? ¿Para tener una esclava en la cocina y que les lave la ropa? Si no quieren ser padres, ¿para qué tienen hijos? ¿Para tener una copia de ellos mismos que harán lo que ellos no lograron?

¿Por qué mi mejor recuerdo de mi padre es cuando él no estaba en casa y no teníamos que soportarlo? ¿Por qué nunca podré deshacerme de este fragmento de mi pasado?

¿Por qué hay hombres así? ¿Por qué?

Yours truly,

Jack.


Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

srtox

Relatos de la actualidad reales , sensuales , intriga y mucho más

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Londongrad

Erotica City of London Russia Confessions

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena