Archive for 27 diciembre 2011

De celos y otros asuntos mundanos y celestes.

27 diciembre, 2011

Querid@ lector/a,

Estaba yo en plena comida familiar navideña cuando el alcohol empezó a hacer de las suyas. Estabamos jugando a póker y yo acababa de despellejar vivos a dos tíos míos cuando una de mis primas se puso a charlar conmigo con la clara intención de que su padre se pudiera ir con los pantalones puestos y no dentro de un barril. Da igual, porque no jugábamos dinero, pero ella no lo sabía.

Así fue como, acabada la partida y yo casi expulsado de la familia por tahúr, me encontré sentado en las escaleras que llevan al piso de arriba de la casa de mis tíos -detalle importantísimo éste- escuchando las confesiones de mi prima.

Lo malo no es lo que me soltó, no. Lo malo es que me hace efecto ahora, dos días después. Me habló de porqué dejó a su ex-marido -un gilipollas, como todos los ex… menos yo, que soy un ex encantador cuando me toca serlo.

El elemento era un celoso de cuidado, en resumidas cuentas. No detallaré lo que me explicó mi prima porque lo hizo confiando en mi discreción, pero puedo garantizar que la historia del gilipollas da para una trilogía de las buenas.

Reflexionando sobre eso, me preguntaba porqué somos celosos. Es algo irracional -bueno, el amor también, visto desde ese prisma-, absurdo, propio de seres inseguros -o eso dice la teoría.

¿Qué son los celos? Unos dicen que es el miedo ante la posibilidad de perder lo que se posee, o se considera que se tiene, o se debiera o quisiera tener (ya me metí en un jardín de los míos).

Si nos centramos en el campo de los sentimientos, lo que mejor define a los celos es la desconfianza y sospecha en el otro. Es un sentimiento que confunde, paraliza y obsesiona, que aterroriza y asfixia.

Si se analiza la cuestión racionalmente, los celos no tienen lugar. Se basa todo en la inseguridad de la persona, en su orgullo, tal vez. O quizás es simplemente una faceta más de nuestra condición de seres humanos, un comportamiento adquirido y heredado de nuestra cultura y modus vivendi.

Siempre he pensado que los celosos, los MUY, celosos son un poco sadomasoquistas y neurótic@s. Buscan con avidez todas las pruebas de su presunto infortunio y no hay argumento racional que pueda quitarles esa estúpida idea de la cabeza. En su delirio, pueden recurrir a la violencia. De ahí que este sentimiento de los celos genere tantos problemas.

Se combinan en los celos, además de lo ya dicho, la pérdida de autoestima, un deseo morboso de información, de conocer todo con detalle, una desenfrenada necesidad de controlarlo todo, de poseer, de dominar, de aislar al objeto de su amor del mundo externo.

Pero los celos no son amor. Por mucho que lo canten los poetas y los triunfitos de turno, no siempre son consecuencia de un gran amor, ni indican cuánto se quiere, se necesita o se desea a la otra persona. Sólo son una muestra de egoísmo, de necesidad de controlar, de inseguridad en uno mismo, de envidia.

Contra los celos, el diálogo, la confianza y el contacto.

Yours trully,

Jack.

Bye, bye, Lucía

22 diciembre, 2011

Hoy no os hablaré, querid@s lector@s, ni de mis despistes, ni de mis líos de faldas, ni de mis sublimes cagadas, ni de mis paranoias, pero sí de una de mis fobias. Agarrarse que vienen curvas.

Leo con profundo y perverso regocijo que Lucía Etxebarría dejará de escribir novelas por culpa de la piratería. Para que luego digan que los piratas son mala gente. Viva John Long Silver.

Dejando de lado que me sorprende que haya gente que piratee libros de esta señora -que irónico, ella que había plagiado páginas enteras- y que las feminazis que alaban a Jane Austen también ponen por las nubes a la Etxebarría, a veces me pregunto en qué momento la evolución humana sufrió un coitus interruptus capaz de producir gente de este calibre.

Joder, que leo a Vacceo y se me abren las putas carnes (Dioses, se me ha metido en el cuerpo el espíritu de Perez Reverte!!!): “gente que equipara Orgullo y Prejuicio con Ana Karenina…” Vamos a ver: “¿estamos de coña o estamos de coña?”

Y me digo… ¿cundirá el ejemplo? ¿todo aquel que sea pirateado -sea escritor, músico y farandulero- se retirará y buscará un trabajo de verdad (en palabras de la Etxe)? Lástima que no puedo nombrar al Innombrable -pero tú ya sabes que pienso en tí-, que si no, que gran parida soltaría…

¡Tiembla César Vidal! No, no creo que caiga César. Se ha de inventar todavía el ancho de banda necesario para dejarle out a base de piratería, me temo. Que pena. Otro que tal baila: aún recuerdo cuando el autor de “La catedral del mar” dijo que se retiraba de escribir si se encontraba su novela subida a internet. Mira que unos cuantos colegas y yo lo anduvimos buscando… ¡¡¡pero no encontramos ni una sola dirección para mandarle los enlaces, maldita sea!!!! Para que luego digan que el destino no es cruel.

¡¡¡Joder, Lucía, que me leí tu primera novela y me acordé de Pride and Prejudice, donde el personaje más mal diseñado y menos importante de la Austen tenía más profundidad que tu protagonista!!!

¡A ver, copón, que no pasarás a la Historia Literaria como la Austen o la Brönte del siglo XXI, asúmelo! ¡Que pocos te vamos a añorar, es un hecho!

¡Agur! ¡Y no vuelvas!

Yours trully,

Jack

Ñamvidad, ñam, ñam

20 diciembre, 2011

Estaba pensando en algo curioso.

Por motivos laborales me he tenido que desplazar esta mañana al paseo de Gracia, y he aprovechado para meterme en alguna librería y disfrutar de los edificios modernistas.

Pero, como no, también he visto los estantes de las tiendas, repletos de reclamos navideños, con el niño Jesús rodeado de móviles, DVDs -lo cachondo ha sido ver al pequeñín en el pesebre de una conocida joyería con un Rolex como almohada-, y he sentido la misma vieja impresión de sentirme extraño en una tierra extraña.

La gente caminaba con miradas perdidas en el suelo, en el horizonte, en yo que sé dónde. En las librerías algunos iban en busca de un libro y siempre el mismo gesto, mirar el precio, soltar un gemido de horror y soltarlo como si fuera una serpiente venenosa. En una cafetería un hombre preguntaba: “pero el café lo ha meado el rey, o qué, por que por ese precio” (¡idiota! No te has fijado dónde estabas, ¿verdad?).

No es una sensación muy diferente a la que puede causar en febrero, mayo o septiembre, aunque el consumismo de esas fechas no es tan exacerbado, aunque la avarícia por vender lo que sea permanece. La diferencia, quizás, son los adornos navideños y el mensaje subliminal que supuraban todas las tiendas: es Navidad, gastad, malditos, gastad.

Hacer el bien. ¿Hacerlo o saberlo?

18 diciembre, 2011

Mientras comía en un pequeño restaurante cerca de casa, he observado a un niño tocándole las narices a sus padres de esa manera que sólo los peques son capaces de hacer. De repente, el padre le ha soltado un bofetada tan brutal que lo ha tirado de la silla. Su mujer lo ha mirado estupefacta y él, por toda respuesta, le ha replicado “tenía que hacerlo”.

¿Realmente sabía que estaba haciendo algo mal? Platón diría que no. Cree saberlo, pero en realidad ignora lo que es el bien, o de lo contrario no haría eso. Lo que sucede es simplemente que, por unos instantes, desconectó su conciencia, su sentido del bien, y actuó, para luego volver a activar el chip. Esto queda probado cuando los seres humanos “hacemos algo malo” y nos asalta la conciencia y el arrepentimiento, a diferencia de un psicópata, que no experimenta tales emociones. No suprime ni ignora nada, simplemente no siente remordimientos, es la carencia de un imperativo moral.

Existe una gran distancia entre conocer algo intelectualmente y hacerlo de manera emotiva. Una cosa es estudiar filosofía, otra aplicarla. Es como amar a una mujer: vemos sus ojos, su boca, sus pechos, sus piernas, pero no su sangre, sus músculos, sus venas, su grasa, sus heces. Y, sin embargo, también forman parte de ella.

¿Qué es lo que desata nuestra moralidad? La lógica no, porque si pudieramos usar la lógica para comportarnos moralmente, lo seríamos siempre. Incluso podríamos persuadir a otros para que no fueran perversos. Si fueramos razonables siempre, ese padre no hubiera abofeteado a su hijo.

La vida es un examen constante para el que no hay una única respuesta verdadera.

Yours trully,

Jack.

Primer round

13 diciembre, 2011

Primera visita a la psicóloga y vengo más nervioso de lo que me fui.

¿El problema? Pues el mismo problema en sí, el que me ha llevado a su consulta: mi odio hacia mi padre. Me cuesta hablar de eso, me cuesta reconocer el porqué, pues me toca remontarme a temas que llevan veinte años enterrados, volver a rememorar malos tratos vividos y sufridos, volver a revivir aquella época oscura de temor e inseguridad, de violencia y de mentiras, de fingir y callar, de llevar el dolor en silencio, de ver a mi madre consumirse, de ver como se asentaba en ella el dolor que la mataría años después.

¿Realmente necesito recordar todo aquello?, me pregunto. ¿Realmente tengo que pasar necesariamente por ese viacrucis del recuerdo para liberarme ahora? ¡Soy libre, él está muerto!

No, no debo ser tan libre cuando otros perciben ese odio, ese trauma en mí. Tengo que hacerlo, tengo que seguir, aunque no quiero, aunque tengo miedo ¡Sí, tengo miedo! ¡Tengo miedo porque no sé que voy a descubrir! ¡Tengo miedo de sacar a la luz lo que lleva tanto tiempo enterrado y que me he esforzado tanto en olvidar!.

Pero tengo que hacerlo. Por mí, por los demás. Por mí, para librarme de un fantasma que no se ha extinguido del todo; por los demás, para que no sufran por mi culpa.

Va a ser divertido. Sí, va a ser divertido descender a aquellos años de infierno. Volver a ser aquel niño que era feliz cuando su padre no estaba en casa y que se le encogía el corazón al ver a temblar a su madre cuando se acercaba la hora del retorno del monstruo. Volver a recordar aquel momento terrible cuando amenacé con un cuchillo a mi padre y le dije “vuelve a tocar a mamá y te atravieso”.

Yo sé porqué le odio. Yo sé porqué, después de muerto, ese odio no se ha extinguido, sólo bajado de intensidad. Eso ya lo sé.

Lo que quiero es librarme de ese rencor y dolor acumulado. Y no sé cómo.

Bueno, para eso está ella, mi psicóloga.

From Hell. Yours trully,

Jack.

Victoria

9 diciembre, 2011

Llevo días pensando en escribir sobre ti, además de para ti.

Hoy ya no me aguanto más. Esa conexión de tus actos y mis pensamientos han desbocado mi imaginación y mi hambre de ti. Quiero hablar de ti, que es otra manera de acariciarte y de besarte, no con los dedos y los labios, sino con palabras.

Me hace gracia pensar en cómo nos conocimos, en cómo me fijé en ti (o mejor dicho, cómo hiciste que me fijara en tí!!!!), sorprendido por tus afirmaciones, por tu manera tan directa de expresarte y, sobre todo, por tu interés por mí. Rapidamente, casi como alud, de la noche a la mañana, pasaste de ser una conocida a ser una persona muy importante para mí, sin etapas intermedias. Y en menos tiempo aún en convertirte en mi muy deliciosa amiga, con la que comparto una intimidad a la que sólo Marta accede.

De repente me encontré enganchado a ti, viendo que coincidíamos en muchas cosas y que en otras estabas incluso por delante de mí. Descubrí tu franqueza, tu ternura, tu “golfería”, tu vida real, tus fantasías y un día me encontré desnudo ante ti, descubriendo esa deliciosa peca que tienes entre los pechos y el ombligo, tus pezones sonrosados, tus deliciosas manos, tus ojos, tu boca -bésame con besos de tu boca!-, tus piernas (eso sí que es una autopista hacia el cielo, las verdaderas puertas del Paraíso!), largas, inacabables; esos piececitos preciosos. Y qué decir de tu voz, que me trae esa brisa del sur y que te hace parecer más joven de lo que eres -más todavía.

Sí, tu cuerpo me vuelve loco, pero tu mente todavía más. Esa imaginación calenturienta que saca a pasear a la golfilla que llevas dentro; esa alma delicada, tan tierna y sensible con la que he hablado de poesía, de literatura, de trozos de tu vida y de la mía, con la que he intercambiado secretos, risas y mucho más. Eres esa escritora que me hace reir y excitarme a la vez, eres esa profesora que me enseña a aprenderme tu cuerpo, eres esa amiga que aconseja, que me mima, que me giña un ojo y me hace reir. Eres todo eso y mucho más.

Y, entre secreto y secreto, nos descubrimos y nos sorprendemos, cuando mis palabras reflejan tus pensamientos, cuando tus intuiciones hacen cosquillas en la punta de mis dedos, cuando los dos queremos lo mismo y pensamos igual. Esa conexión tan increíble que tenemos y que nos une todavía más. ¿Cómo puedo adivinar lo que tú piensas? ¿Cómo es posible que te adelantes a mis actos antes incluso de que yo sepa lo que quiero?

No lo sé, pero es así.

Eres mágica. Dame tu voz.

Yours trully,

Jack.

Posesivo

9 diciembre, 2011

Lo llevo pensando varios días, y anoche lo acabé de ver: soy posesivo, más de lo que pensaba.

Hace años que dejé de serlo. O eso pensaba. No poseemos a nadie, no somos dueños de nadie. Querer “tener” a una persona es como querer ser amo del viento, una futilidad.

Y, sin embargo, cuando pienso en vosotras sois “Mi” Ana. “Mi” Victoria. Y no es que piense en ese trocito de vosotras que vive en mí, que camina conmigo, que late conmigo. No, pienso en “MIS” chicas.

Hay tantas formas de amar como granos de arena en el desierto, cierto, pero esto me ha sorprendido.

YOURS trully,

Jack.


Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

srtox

Relatos de la actualidad reales , sensuales , intriga y mucho más

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Londongrad

Erotica City of London Russia Confessions

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena