Archive for 27 enero 2012

Poliamor (III)

27 enero, 2012

¿Cómo se vuelve uno poliamoroso? Pues no lo sé. No puedo señalar a una causa concreta porque, en mi caso personal, siempre he tenido una cierta tendencia a amar en paralelo, es decir, a varias personas a la vez. No tengo en cuenta las situaciones de la pre-adolescencia, obviamente, por la mera inmadurez de la persona y porque aquellos amores, sí así pueden denominarse, no eran más que exploraciones vitales. Aunque, si se me permite la broma, es una indicación de que uno, incluso desde pequeño, ya era todo un peligro.

En los ajetreados días de la adolescencia la monogamía y el poliamor convivieron tanquilamente, hasta que la primera ganó la partida y durante una larga temporada se convirtió en el elemento dominante en mi existencia.

Un buen día todo cambió. Sufrí una crisis personal, una pérdida de un ser querido que era el centro de mi vida. Esta tragedia me hizo poner en tela de juicio todo aquello que había respetado y amado, me hizo dudar de todo, incluso de mí mismo. Fue como tener que recomenzar de nuevo al haber sido consumido por un voraz incendio, el momento de dar valores a todos, como si fuera niño otra vez. De entender el mundo que me rodeaba y de comprender que pintaba yo aquí.

No miento si digo que, en aquel entonces, hubiera podido inclinarme en cualquier dirección. Estaba lleno de desesperanza, vacío, deshecho. Simplemente empecé a caminar de nuevo. No fue cosa de un mes ni de dos, fue un largo proceso que sigue en curso a día de hoy. Y, en este deambular, simplemente surgió la opción del poliamor, aunque en su momento no supe reconocerlo de esta manera.

Conocí a una chica que me apoyó en aquellos delicados momentos. Nos enamoramos, empezamos a salir y al final acabamos viviendo juntos. Siempre que ibamos de fiesta nos acompañaba su mejor amiga, de manera que se formó una especie de triangulo amistoso que se complicó cuando lo que debía haber sido una experiencia propuesta por mi pareja, un trío con su amiga, se me fue de las manos y me encontré amándolas a las dos. Lo oculté, por temor a las consecuencias, y conseguí disfrazarlo de un cariño extremo por esta amiga, y así quedó la cosa. Pero esa fue, aunque no reconocida oficialmente, mi primera experiencia poliamorosa. Pasó, no hay más.

Unos pocos años después la situación es un poco diferente. Ahora amo a dos mujeres a la vez, sin menoscabo la una de la otra, a mi manera, sin reservas. Y soy consciente de ello y no me engaño ni me lo callo.

No conozco a suficientes poliamorosos para poder decir si soy como los demás o no. Pese a lo que he leído sobre el tema, a pesar de lo que he hablado con otras personas, sólo puedo decir que el poliamor tiene un matiz personal para tod@s nosotr@s, como no podía ser de otro modo.

Pienso, sinceramente, que todos somos polígamos por naturaleza, aunque la sociedad nos enseñe a ser monógamos o tengamos esa inclinación. Existe, lo sé. El tabú de tener relaciones fuera de la pareja o, simplemente, de tener varios amores es todavía muy fuerte, algo pecaminoso, por lo que son muy pocas las personas que se declaran abiertamente poliamorosos.

Es, simplemente, cuestión de explorar y sentirse a gusto con uno mismo.

Yours trully,

Jack

Anuncios

I feel you

24 enero, 2012

Lo digo para que conste y que el mundo lo lea, y que luego ladren los perros si quieren, que lo harán. No importa, tengo el bozal listo para ellos.

¿Qué tienes, Victoria, que incluso cuando dices “hola” eres irresistible? ¿Qué eres, de qué estas hecha, que gloria es la tuya que ni hace falta compararte, porque eres superior a todas las sombras que me han visitado?

Dirás que no es para tanto. Perdona, pero sí es para tanto. No diré que yo sea un beato que rara vez pestañea ante la belleza, no, pero reconozco que este fuego que me abrasa y que tú provocas no conoce descanso ni disminuye ni en el tiempo ni en la distancia.

Tu nombre se derrite en mi boca, como tus besos, como tus pezones al rozar mis labios. Mis manos tiemblan de gozo cuando te rozan, como mis brazos al rodearte y atraerte hacia mí. Cierro los ojos y puedo ver los tuyos mirándome, con la luz de esa sonrisa maliciosa bailando en ellos. Siento el calor de tu cuerpo atravesando la ropa como si estuvieras aquí y me consume el deseo de tenerte, de ser tuyo.

Ahora que brilla el sol me encantaría pasear contigo por la calle, cogidos de la mano, hacia ese rincón del que te hablé y, ocultos del mundo y de sus maliciosas miradas y, sin embargo, tan a la vista, con las tazas de café humeante frente a nosotros, dejar rienda suelta a nuestro deseo con besos y caricias, tímidas en un comienzo, mirando de reojo por si alguien nos observa, riéndonos de nuestros temores y de los del mundo entero y dejando, poco a poco, que el deseo y la urgencia del momento nos hagan audaces y vayamos explorando con la punta de los dedos la anatomía amada, que retiremos la ropa que nos cubre para meternos debajo y cubrir con besos la piel ardiente que palpita de deseo.

Quiero perderme en tu piel dorada por el sol, beber de tus rojos labios, volverme loco mirando, tocando y besando tus sonrosados pezones, perderme por tu vientre hasta ese ombligo que sabes que me enamora, deslizarme piernas abajo, hasta esos tobillos tan delicados y perfectos para besar la punta de tus pies y así, subir de nuevo, desandar lo besado.

Quiero arder en tí.

Abrazados en ese rincón, muy juntos, boca a boca, piel con piel, vestidos pero tan desnudos, rodeados de gente y completamente a solas… no puede haber nada más hermoso ni perfecto.

Te deseo, Victoria, con cada fibra de mi cuerpo, con cada átomo, con cada latido de mi corazón.

Te quiero.

Yours trully,

Jack.

Poliamor (II)

21 enero, 2012

Voviendo al tema del “poliamor”, debo decir que, tal y como yo lo entiendo no es una mera sucesión de relaciones simultáneas. No es sexo al por mayor, ni amor libre, pues incluye un elemento diferente: son relaciones duraderas, íntimas, con pleno conocimiento de todos los partipantes, en los que la fidelidad no es excluyente ni limitada, y, como en la monogamia, se valora la confianza, la honestidad, la seguridad y el respeto por encima de todo.

Lo complicado de este tipo de relaciones es que, simplemente, tienen un equilibrio muy delicado. Es el problema de amar a dos (o más) personas. ¿Cómo tratar a una y a otra? ¿Cómo compartir tu vida con ell@s? ¿Qué dar a uno, que dar a otro? No siempre se puede predecir o dictar la forma de una relación, ni forzarla a encajar en un molde que no es natural para ella. Hay que dejar que siga su curso natural, que viva por sí misma y que las tensiones diarias, que la interacción surgida la defina. Hay que ser flexible, tolerante, comprensivo y paciente. No hay ni que forzar a nadie a encajar en un “molde” ni precipitarse en asumir dicho papel para ganar la aceptación de tu amad@. Si ha de quererte lo hará por tí mism@, por lo que vales, por lo que eres y como eres. Si amas a esa persona, lo mismo.

No hay espacios para almacenar cada amor como si colocamos ropa o libros en los cajones o en los estantes en un armario. El corazón no funciona así. Es intuitivo, irracional, ilógico. Nunca se han de perder de vista las razones por las cuales las personas nos atraen, por las que las amamos. Y, por supuesto, pensar en la sensatez de estas razones y en sus consecuencias.

Yours trully,

Jack.

Poliamor (I)

15 enero, 2012

¿Es posible amar a varias personas a la vez? Yo creo que sí. Hay diferentes grados de amor, del mismo modo que no quieres a tus padres que a tus hermanas, a tus amigos de tus conocidos, etcétera. Pero existe. Es una posibilidad, un hecho para algunas personas, entre las que me incluyo, una aberración para otras. Pues bueno.

Como el ser humano es como es, a esta opción le puso una etiqueta: poliamor. Vale. Si tiramos de la enciclopedia parece que todo comenzó en California -oh, sorpresa- allá por los años 60.

¿En qué consiste? te preguntarás, querid@ lector/@. Muy sencillo, en amar, honesta y sencillamente, pero no a una única persona, sino a dos, o a tres. O a las que haga falta. Siempre y cuando tu pareja no ponga inconvenientes, tú puede tener otras personas amadas, y viceversa. Huelga decir que no es algo recomendable ni para posesivos ni para celosos. Ni para mentes estrechas, huelga decirlo.

Aquí entra en juego lo que decía en mi anterior entrada: la hipocresía, tanto a nivel social como a nivel sexual. Por supuesto existe el cliché de que los poliamorosos no son más que unas personas promiscuas, incapaces de establecer relaciones duraderas, inmorales, etc., etc., etc. Esta visión monógama, castradora y profundamente victoriana demuestra que, en pleno siglo XXI, los viejos esquemas no mueren y que el mito del a media naranja sigue vivo -como mis lapsus freudianas demuestran en no pocas veces.

¿Y cómo os deja a nosotros, a los “poliamorosos” -etiquetas, etiquetas, etiquetas…-? Reducidos al silencio, a la clandestinidad, a la impotencia. Para n dar un disgusto a la familia, nos callamos. Para evitar que te critiquen en el barrio, disimulas. Para evitar los murmullos en el trabajo, silencio.

¿Qué problema hay, me pregunto, en amar a más de una persona, de manera simultánea y completa, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los involucrados? El sexo. Claro, si tienes sexo con más de una mujer, malo -¡promíscuo, más que promíscuo!-, pero si encima lo tienes con tu pareja y con otra… buenooooooooooooo… Y si encima te dan permiso…. Y si ella también tienen sus amigos… Pues mejor no mencionar que no existen los celos en estas relaciones -claro, si no se cela no se ama verdaderamente, dirán los críticos.

¿Tan difícil es comprender que un ser humano ame a otros -dos, tres, cuatro-, que estas otras personas lo sepan y que cada uno tenga un lugar en el corazón del otro, sin solapamientos ni escenas de sofá? Parece que sí. “Dos son compañía y tres son multitud”. Pues no, señor@s, tres también son compañía. Sin mentiras, con confianza y hablando, hablando mucho, sin máscaras.

Desde mi punto de vista es una cuestión de suerte encontrar a otra persona que piense así, como yo, como otros, que se desprenda de los corsés de la moral cotidiana y que vea las cosas en toda su magnifica posibilidad.

Así veo las cosas y así te las he contado. De manera confusa y atropellada, pero de alguna manera había que empezar.

Yours trully,

Jack

Hipócritas

14 enero, 2012

A nadie le gusta la gente hipócrita. Es un hecho. A mi, confieso que la hipocresía sólo me molesta cuando va a asociada a esa escoria que pontifica cómo hay que actuar, que se revisten con un manto de pureza y verdad y, para más inri, no actúan como predican. Y no estoy hablando de la Iglesia ni de ninguna instutición oficial o empresa. Hablo de gente “normal”. Y lo pongo entre comillas porque este tipo de seres humanos que viven en la ambigüedad moral me parecen tan estables mentalmente como un asesino en serie.

A ver, todos, alguna vez, hacemos o decimos algo que no pensamos realmente, por convencionalismo moral o por que nos fuerzan las circunstancias: vamos a ver una película que no nos interesa pero que a nuestra pareja sí, le reímos el chiste al jefe o no mandamos de paseo a la vecina del quinto que nos toca las narices por deporte.

Pero no lo convertimos en norma, esa es la diferencia. Ni tampoco vamos diciendo al resto de las personas: haz esto, no digas eso, piensa aquello y, sobre todo, no hagas lo que yo haga sino lo que te digo. Esa gentuza me revienta. Pero mucho. Será que me hago viejo.

Margaritte Youcenar dijo una vez que no se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto. Diantres, pues yo conozco a varios que son y no son y son requetenoson a la vez dependiendo de quien tienen delante. Y les he visto cambiar seis veces de camisa mientras nos tomábamos un café.

Vale, son tocacojones, pero al menos no pontifican. Lo malo es cuando lo hacen. Me repito. ¿Pero a que queda claro lo que me cabrea?

Yours trully,

Jack.

Me sorprendo, luego existo…

8 enero, 2012

Creo que debo de ser el hombre más torpe o el más despistado del mundo, pero lo cierto es que siempre me sorprendo cuando una mujer se interesa por mí. Me pasó con Victoria, por ejemplo. Me sorprendió su interés inicial en mí, como me había llamado la atención su manera directa de hablar. El resto, como dice el dicho, es historia.

Lo cierto es que me sorprendió el interés que percibí, como en su día lo hicieron el de Marta o el de Aurora en su día. No es que me menosprecie, pero siempre me causa una ligera sorpresa, no puedo decir porqué. Sí, Victoria, no hace falta que lo digas: viste algo en mí y eso te atrajo. Y la curiosidad causada por mi sorpresa me llevó a conocerte y descubrir a una maravillosa mujer

Pero eso deja en pie la duda: ¿por qué me sorprendo? No es que me desprecie ni tampoco falsa modestia, pero lo cierto es que lo hago. No me pasa siempre. En este caso me parece que fue porque yo no había hecho nada para atraer su atención, y por la tremenda sensualidad que percibí en Victoria (apenas una chispa de la hoguera que eres), por lo cautivadora que era. Me sorprendió que me escogiera, en resumen.

¿Será mi instinto, que se despierta al encontrar a alguien único?

Yours truly,

Jack.

Año Nuevo

1 enero, 2012

Uno de enero,

No quiero dejarte pasar sin escribir algo al respecto. Pasada nochevieja, ¿qué queda? Pues todo un año por delante. Casi nada.

Un año, 2012, que va a ser maravilloso. Estoy seguro de ello. Lo sé con certeza, pero no puedo probarlo. Es una intuición, un algo -¿quizás la resaca del día después?- que flota en el ambiente.

Este puede ser un gran año. Y lo va a ser.

Yours trully,

Jack.


Oh, Loth.

Soy metáfora de guitarra desafinada, por eso escribo.

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

Musica Jazz/Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música.

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando