Archive for 30 mayo 2012

A veces la verdad es la mejor mentira

30 mayo, 2012

Apenas cerrado un capítulo (odio los puntos finales) añado a mi lista de despistes otro pequeño sainete -precisamente escribía ambarinamente de él- y me maravilla como diciendo la verdad no se logra nada y maquillandola sí.

Ha sido un caso curioso, absurdo y, hasta cierto punto, demenecial. Era una mentira dentro de otra, una impostura, una ruleta rusa que ha finalizado tan repentinamente como comenzó -y, lamento decirlo, me siento infinitamente bien por ello.

Lo más esperpéntico de todo este lamentable embrollo es que, como le he confesado a Gabrielle, es que diciendo la verdad no he sido creído y mintiendo sí. Así que he deformado un poco la verdad cargando un pelín las tintas y poniendo ese punto irreal que hace que lo cierto parezca falso y transforma la realidad en un calidoscopio pavoroso de verdad y ficción. Y así he salido bien parado de lo que podía haber sido bien penoso. Suerte que ha sido breve.

Luego, más tarde, cuando el alivio se desvanezca, vendrá el escozor del remordimiento porque, después de todo, he mentido fría y conscientemente para evitarme más sinsabores. Pero era necesario: debía quitarme de encima a cualquier precio esa sensación funesta de falsedad, esa incomodidad que su presencia me empezaba a producir (que triste hablar así de alguien… desde el lamentable chascarrillo tragicómico de la gata rombera que no tenía necesidad que usar este lenguaje).

Que alivio siento, que gran descanso. Ah, este sacro egoismo…

Yours very relieved truly,
Jack.

Anuncios

La ciudad

27 mayo, 2012

Lo pensaba ayer mientras anochecía. Fue uno de esos fugaces y raros momentos en los que el horizonte parece arder en un cielo negro de metal y la ciudad de acero y ladrillo enrojece bajo sus llamas.

La ciudad y sus millones de habitantes, que también arden o eso quieren creer ellos. Ellos están allí y yo aquí. O ellos o yo somos un fantasma, un sueño del otro.

La ciudad a medianoche es toda melodrama e hiperbole. Calles para caminar y gente que no quiere moverse. Bares repletos de gente que grita en lugar de hablar, que devora en lugar de degustar. Los coches cruzan las avenidas como siempre hacen, independientemente de lo que ellos quisieran (¡como si pudieran querer! ¡no pueden, no tienen alma, se la robaron al montarlos!). Son un extraño manjar, una especie de empanadilla de metal y carne.

El emtro sigue siendo el gusano de la ciudad que se retuerce por sus entrañas. Vivo. Blanco. Fosforescente. Los barrenderos pasan sus escobas por la calle peinándola, acicalándola con sus mangueras. Luego sigue tan sucia como siempre.

Una pareja deja en casa a sus hijos y se van a cenar fuera. El amor sigue allí, en sus ojos y en su sonrisa. Lo que ellos llaman amor. En realidad es pura dependencia. Son dos drogadictos adictos al calor humano. Por eso buscan a otros, para encontrar la calidez que sus carnes no poseen. Tienen miedo a estar solos consigo mismos. La soledad los exterminaría.

Una chica cruza el parque, sola, pensativa. Es demasiado tonta para darse cuenta de cómo la mira el violador oculto tras los árboles.

El viento es lo único que parece vivo a medianoche.

La ciudad, ese extraño lugar donde nunca estás solo y donde el horizonte arde. Esa cruel madrastra que a veces aparta el velo de la ilusión y nos deja reducidos al cuadro cruel de nuestros errores y nuestros vicios.

Esta ciudad, a la que tú no vendrás nunca y yo no podré enseñarte jamás, donde la vida nunca cesa.

Yours truly,
Jack.

Lilith, la primera MUJER.

19 mayo, 2012

Adán y Eva. La primera pareja. Como todos los matrimonios, Adán y Eva guardan algunos oscuros secretos. El más ‘conocido’ de ellos es que Eva no fue la primera mujer de Adán. Llegó para poner paz tras la tormentosa relación entre Adán y Lilith, una mujer que Dios había creado del barro al mismo tiempo que a él y que le salió respondona.

Lilith, a diferencia de Eva, tenía un caracter fuerte y, para postre, sufría de una férrea y pertinaz tozudez, de manera que la pareja sufría de una acentuada incompatibilidad de caracteres, cual canción de Sabina. Chocaban por todo a todas horas: ella no era fácil de convencer y él quería salirse siempre con la suya, de manera que el paraíso no lo era tanto. Tales eran sus trifulcas que hasta el diablo optaba por quitarse de en medio.

Pero no todo eran peleas en Villa Paraíso, porque, tras la tormenta viene la calma, y tras la pelea de turno, el polvete de reconciliación pertinente. Quizás esta fue la causa del desastre final.

Tal vez Lilith quiso probar posturas nuevas, pues siempre hacerlo de la misma manera se le debía hacer monótono. Sospecho que Adán no sería el súmun del virtuosismo sexual y la buena de Lilith se debió de cansar de tanto misionero. Seguro que la hierba del Edén debía picarle en el culo y Adán, por ese mismo motivo, no querría ponerse debajo. Era listo el tunante (y algo carca). Encima, Lilith, hecha del mismo polvo que Adán, se consideraba su igual, y eso no creo que le sentará bien al bueno de su marido. Y como Adán trató de obligarla a obedecer al final pasó lo que tenía que pasar: Lilith, que posiblemente fue la primera mujer progre, moderna y liberada, se fue del Paraíso con viento fresco y dejó a Adán compuesto y sin novio. Cambiando de aires se instaló en el mar Rojo, pues había oído sisear a una serpiente que había unos diablillos muy activos y muy buenorros por la zona…

A Adán le faltó tiempo para ir a chivarse a Dios. Éste, como buen suegro, optó por intervenir quitándose de enmedio y envió a tres ángeles (Snvi, Snsvi y Smnglof -la cara del empleado del registro civil cuando fueron a empadronar a estos tres tuvo que ser acojonante… “me lo deletra, anda…”) para persuadir a la prófuga. Me imagino la escena: “Vuelve, tontina, que Adán no es malo, solo un poco pasivo, pero seguro que tú puedes camelártelo, anda…”

Seguramente fue entonces cuando Lilith inventó ese saludo tan particular y ofensivo que consiste en enseñar el dedo corazón. “¿Qué vuelva a dónde? ¡Ni loca!”. Ahora que se había montado una comuna del amor libre a la orilla del mar…

Dios no se lo tomó a bien, lógicamente: castigó a Lilith. La privó de tener descendencia haciendo que muriesen cien de sus hijos al día. Desde entonces las tradiciones judías medievales dicen que ella intenta vengarse matando a los niños menores de ocho días.

Mientras Adán andaba por el paraíso como un alma en pena dándole la tabarra a Dios, que al final le quitó una costilla para crearle una compañera a su imagen y semejanza, es decir, tonta del culo.

Yours truly,
Jack.

La infidelidad (II)

18 mayo, 2012

Llevo días pensando en este tema, polémico para unos. Concretamente lo he intentando contemplar desde la óptica de un hipócrita que se escandaliza si una persona es infiel. El motivo para ello, además de sus carencias intelectuales y personales, es que al ser infiel mientes y desprecias a tu pareja.

Por supuesto se queda en esto: no analiza el motivo que lleva a la infidelidad. Se agarra con desesperación maníquea y falta de argumentos en la mentira y en el menosprecio a la pareja. De ahí no sale. Sabe que tiene una relativa razón y no se desenroca porque, obviamente, analizando caso por caso su castillo de naipes se desmorona. Súmese a todo lo dicho que esta persona sufre de alguna alteración mental que le hace sentir una alergia patológica hacia la mentira que bordea la manía obsesiva y persecutoria.

Volviendo al tema…

Sí, ser infiel es mentir. Todo aquel que no haya mentido alguna vez en su vida que deje de leerme al momento. ¿Verdad que seguís tod@s aquí? Pero, en lugar de quedarnos en la anécdota, mejor mirar el porqué de la mentira.

Hay gente que nace con una tendencia a ser infiel. Otras se ven forzadas a ello por sus circunstancias personales. Ponerlas a todos en el mismo paquete, sin hacer esfuerzo alguno para entender el porqué de cada caso, como hace el demente ya citado, es tan simple como estúpido, además de una cobardía miserable. Es ponerse en uan situación de pretendida superioridad moral tan falsa como la de los fariseos del Templo.

Sí, hay gente que es infiel por naturaleza, por egoísmo, por lo que sea. Quizás necesitan sentirse capaces de conquistar a alguien o porque su egoismo les hace sentir ver que otras personas te desean. Pero… ¿qué decir de aquellas personas que necesitan volver a sentir sensaciones que con el tiempo han perdido? ¿Qué pasa con l@s que son infieles porque su pareja ya no es su amante sino su amig@? ¿Y qué ahcemos con el marido o la esposa que promete, que se compromete a darlo todo a esa persona amada y de repente no lo da todo?

En ambos casos hay una causa que desata un impulso que no pueden controlar ante la tentación. Yo, que he sido infiel por egoísmo, no por necesidad, conozco demasiado bien lo que es sentir esa tentación y no tener fuerzas para resistirla. Quizás entonces fue por mi falta de madurez, pues era muy joven (e idiota, huelga decirlo). Hace varias vidas de aquel momento.

Sí, nos sentimos mal porque mentimos, porque tal vez hagamos daño a nuestra pareja si se entera (si lo hace). Pero ¿el infiel hace daño a su pareja o se lo ha hecho así mismo? Dirán los crítico que se lo hace por montar un drama en lugar de madurar y admitir que la realidad es como es. ¿Pero porqué conformarse con eso? ¿Sería menos falta de respeto si el infiel no se acostara con otras personas no por cariño hacia su pareja, sino por lástima? ¿No se falta mútuamente el respeto por mantener un “pacto de no agresión” en lugar de ser sinceros y consecuentes con nuestra naturaleza? ¡Si nos falta algo, lo buscamos!

¿Pero que pasa cuando buscamos, encontramos y, oh cielos, ya tenemos una familia montada y somos felices con ella, salvo por esa falta que nos impulsa a salir fuera de casa? ¿Lo vamos a tirar todo a la basura por una pasión que durará unos meses? ¿Nos vamos a quedar en casa, consumiéndonos y negándonos a nosotr@s mism@s?

Querid@ amig@ infiel: si te sentiste bien siéndolo, disfrútalo; si te sentiste mal, no lo repitas. En ambos casos sé feliz siempre. Yo, que fui infiel, te entiendo.

Yours trully,
Jack.

Poema ambarino

14 mayo, 2012

Poema ambarino.

De recorrer despacio tu cuerpo
deleitando mis sentidos,
de escuchar tu corazón batir con fuerza,
de tí estremecida por mi beso.

De saborear goloso el néctar
de tu sexo, de adentrarme en ti,
de sentir el sabor de tu boca
en mi pecho lujurioso.

De conocer el paraíso de tus piernas,
de sentir como te convulsionas,
perdida y lanzada en el placer.

De todo eso tengo ganas.

El Experimento de Sodoma (2)

13 mayo, 2012

Querid@ lector/a

mon frère, mon semblable… el experimento de Sodoma ha finalizado su primera etapa con éxito dispar. Gabrielle ha terminado de leer Justine con los efectos esperados: la parte ‘pornografica’ le ha causado un poco de risa y le ha interesado más la critica social, que considera algo desfasada, obviamente, pero con un cierto toque actual.

Llegados a este punto me encuentro con que he perdido el interés por profundizar en Sade. Total, lo que viene ya lo conozco y no tengo ganas de que ella pierda el tiempo y me espete que le he hecho leer una bazofia. Discutir ese particular no me atrae especialmente.

Así que pasaremos a Huysmans y su “A rebours”.

Obivamente no intento convertir a Gabrielle en madmoiselle Justine de Sade ni lo intento. La mera idea de cambiarla un ápice ya me resulta desagradable. Me gusta tal y como es.

Mi intención es otra: pervertirte a tí que me lees.

Yours trully,
Jack.

El Experimento de Sodoma (1).

10 mayo, 2012

Querid@ lector/a,

Déjame que te presente a Gabrielle. Me he jurado que un día garabatearé las notas de uno de mis horribles poemas sobre sus nalgas desnudas, a lo Valmont. Es alguien muy especial para mí, porque me ha apoyado en momentos algo complicados y por su deliciosa manera de ser. Y porque, no nos engañemos, es deliciosa en TODOS los sentidos.

Nació en un petit quartier de París hace sus añitos -y que bien que los lleva, ¡ñam!- y su melena rojiza la caracteriza como la magnifica leona que es. Ya te contaré más de ella.

Nuestra amistad se remonta hasta hace poco, apenas casi dos meses, tiempo en el que ha habido para un poco de todo. Ahora, después de un pequeño parón debido a problemas variados suyos y míos, hemos vuelto a retomar nuestros juegos.

Ayer le puse deberes: deberá leerse Justine, del Divino Marqués.

Que una francesa no haya leído a Sade es imperdonable.

Yours trully,
Jack.

Y sin embargo te quiero

6 mayo, 2012

Va en contra de mi interés confesarlo, pero todavía te quiero, Victoria. A mi manera, de otro modo.

Cierro los ojos y lo primero que veo en la oscuridad es el lunar de tu vientre, lunar de septiembre, lunar con sabor a cereza, con sabor a tí. Recuerdo de otro tiempo, de otra etapa.

Así estamos, al estilo de Quintero, León y Quiroga: y sin embargo te quiero. Aún. De otra manera. Será que tengo un corazón del tamaño de una catedral con mil capillas para cada pecadora. Será eso.

Te añoro, amiga mía.

Yours trully,
Jack.

Otra lente

3 mayo, 2012

Uno de mis profesores nos dijo una vez: los que deben escribir no escriben y los que no deberían lo hacen. También añadió que si teníamos que escribir lo hiciéramos sobre lo que sabemos. Desde su punto de vista debíamos analizar nuestra vida, buscar los pedazos apropiados y escribir sobre ellos. Si tienes suerte, nadie se dará cuenta de las cicatrices, la historia brotará fácilmente y nadie podrá distinguir si es ficción o realidad.

Pero estaba equivocado. En todo, me temo. No debemos escribir sobre lo que sabemos, sino lo que encontramos interesante, aquello que nos sirve para alimentar nuestra pasión escritora y dar pie para que nuestra imaginación se desborde.

Es más interesante hablar sobre lo que no sabemos y ponernos en el lado del “otro”, porque así indagamos en la materia, nos forzamos a ponernos en la posición de ese desconocido, creando un “doble” nuestro en el proceso al que imaginamos viviendo y pensando en esas circunstancias.

No es simplemente interés en el proceso mecánico. No me interesa lo que podría ser capaz de o lo que realmente haría. Es simplemente el hecho de ponerme en la piel de otra persona, en cambiar “la lente”, por así decirlo (que metáfora más lamentable). Vestirnos con la piel de otra persona, sentir sus emociones superponiéndose sobre las propias y verlo todo desde otra perspectiva.

Por eso me gustaría mucho poder escribir desde una perspectiva femenina, estar dentro de la mente de una mujer, experimentar lo que ella sienta y piensa y poder plasmarlo en negra tinta. Pero me temo que nunca lo lograré. En fin, cosas que pasan.

Era esto en lo que estaba pensando mientras te esperaba en la cafetería.

En otra ocasión te contaré lo que estoy cavilando ahora.

Your trully,
Jack


AMO BARCELONA BLOG

BDSM en català (diari d'un Amo)

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Welcome to my website! Did you ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. You'll find that most everything is Vietnam War related, but much of what is discussed below also impacts today's soldiers. Please scroll down and peruse the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Columnas de Historia, Ensayo, Opinión y Narrativa.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

Gabrielle Heathcliff

Escritora de relatos; soñadora de momentos.

Cuaderno de Sentimientos

Smile! You’re at the best.

Diamantes y Basura

Lo mejor del puto ser humano