Archive for 26 agosto 2014

Anoche…

26 agosto, 2014

… soñé con Valérie Taso.

El lugar era el de una de mis pesadillas típicas: una amplia sala, parecida a la delegación de Hacienda de la plaza Letamendi de Barcelona, amplia, grande, de techo bajo, pero en mi pesadilla, que se remota a mi tierna infancia, es simplemente una sala blanca, sin diferencia entre suelo, paredes o techo, con un enorme mostrador que se extiende a lo largo de ese inacabable mar de blancura espectral.

Y allí estaba yo, perplejo, sentado en un sillón, pensando “como esto se vuelva rojo y salga un enano bailando, le meto una paliza al agente Cooper… yo ya me entiendo”. En esas que alguien aparece sí, pero no es un enano.

Es Valérie, mi querida Valérie.

Me mira en silencio mientras yo me pregunto qué decir, qué hacer. Ella, por toda respuesta, se lleva un dedo a los labios. Sus ojos se oscurece y sonríe como una gata.

Una gota de sudor me corre por la nuca mientras finjo una calma que no poseo, pero me marco un farol:

– Si tienes tiempo, te contaré un cuento, aunque no sea más para que te sientes en el brazo de este sofá.

Ella sonríe y no dice nada. Sólo me observa.

Y empiezo.

“Una vez, cuando el tiempo no había sido creado todavía, en el jardín que crecía en la torre más alta del castillo de…”

Y ya no recuerdo nada más del sueño.

Salvo que yo estaba a solas con Valérie. Y que le contaba un cuento.

Y, maravilla de las maravillas, ella me escuchaba sonriente.

Anuncios

¿Soy perverso? Eso parece.

23 agosto, 2014

Querid@ lector/a ( mon semblable, — mon frère! ), hoy me han dejado perplejo, pero total y absolutamente perplejo.

Accidentalmente una persona que goza de una cierta amistad conmigo me ha dado un repaso que ríete del chaparrón que ha caído hoy sobre Barcelona desde las cinco en adelante.

Me ha dejado perplejo de manera total y absoluta, de tal manera que, cosa rara en mí, apenas he podido replicar un sencillo “me parece muy… me parece muy, y punto”.

Todo ha venido a raíz de leer este blog y preguntarme sobre mi relato “Ensoñación”, en el que, como ya dije en su día, “sueño” con haber conocido a una mujer a la que adoro locamente en su etapa de nínfula, y sobre “Una pequeña y agradable familia” y su final, un tanto chocante, lo admito. Me ha tachado de libertino (sí, vale… culpable), pervertido (¿eh? ¿qué me has llamado?) y pornografo (¿usted perdoneeeee?), además de malvado y nihilista (yo ya no siento las piernas…), además de ser egoísta (vale, sí, cierto) y ateo (aquí, lo confieso, se me han caído los empastes de la sorpresa, del pasmo y de la inexactitud del juicio expresado), y de ser un determinista irremediable (eh… no, eso no) y amoral (sí pero no como ella piensa).

Según ella mis relatos justifican el “todo vale”, que fuera del placer no existe nada y, por tanto, nuestras vidas carecen de significado (el salto intelectual que justifica este razonamiento se me escapa, sinceramente), y que parece que afirmo que no importa lo que hagamos a los demás, pues no importa debido a que vivimos en una especie de limbo amoral.

Vamos, que ha concluido diciendo que soy perverso y cruel.

Pues nada, a pensar en mi próximo relato… a ver a quien corrompo…

Yours perplexed trully,
Jack.

¿Es posible refrenar “lo irrefrenable”?

21 agosto, 2014

¿Es posible refrenar “lo irrefrenable”? Los prejuicios en los que nos educan desde niños nos preparan para rechazar, censurar y temer todo aquello que la sociedad considera desviado de la norma establecida. El marqués de Sade, por su parte, asegura que “vicio” y “virtud” son palabras que hacen referencia a ideas puramente sociales: no hay acción que, en sí misma y sin ninguna referencia cultural, pueda ser tildada de totalmente criminal o totalmente virtuosa: “Todo es en razón de nuestras costumbres y del clima que habitamos; lo que aquí es crimen, es con frecuencia virtud cien leguas más abajo”. Schopenhauer describe al ser humano como una máquina de desear.

A veces la distancia no es física, sino personal. Lo habitualmente definido como “virtud” está muy lejos de parecérselo a Sade, para quien esta no es más que una quimera “cuyo culto solo consiste en inmolaciones perpetuas, en rebeldías sin número contra las inspiraciones del temperamento. Tales movimientos ¿pueden ser naturales? ¿Aconseja la naturaleza lo que la ultraja?”. Hay que dejar ser al ser que somos, defiende Sade: nada podrá vencer “la energía de ese demonio en nosotros”.

No todo comienza –ni termina– en el sexo, pues esto conllevaría un enfoque demasiado parcial ya que no incluiría esta teoría el influjo que sobre nosotros poseen ciertos ánimos, sentimientos, pensamientos o deseos interiores catalogables como “prohibidos” o, al menos, como ocultables. Como Sade pone en boca de madame de Saint-Ange en “La filosofía del tocador”.“cuando, como yo, se ha nacido para el libertinaje, es inútil pensar en imponerse frenos: fogosos deseos los rompen al punto”. Y lo repite en Justine o Los infortunios de la virtud. Su tesis es clara: “Es en vano que las leyes quieran restablecer el orden y reconducir a los hombres por el camino de la virtud; contienen demasiados vicios como para acometer esta empresa. Los remordimientos no prueban el crimen, sino solo la existencia de un alma que se deja subyugar con facilidad”.

Una pequeña y agradable familia (17).

18 agosto, 2014

El miembro entra cruel y vorazmente entre las nalgas de la actriz que, ora mordiéndose los labios, ora exhalando fingidos lamentos, no parece lamentar realmente los embites. Pero claro, piensa David, tal vez la malinterpreto.

Finalmente, con un grito de triunfo, el actor que representa al marqués extrae su miembro del ano de la actriz y procede a correrse sobre sus tersas nalgas y David piensa que en parte alguna, ni siquiera en las salas del Bagdad, había presenciado un sexo en vivo como aquel.

Continúa la voz del narrador.

Jeanne llora desconsoladamente de dolory de rabia, mientras el marqués frota su rostro contra las nalgas de la mujer humillada. Sin decir una palabra más, una vez recuperado, abandona la sala dejandmo la puerta abierta
.

Entonces algo rompe el curso de los acontecimientos.

Es la actriz, que observa a David con ojos brillantes que parece arden debajo del antifaz, se separa de la mesa y, trepando al sofá, adopta una postura cmopletamente impúdica.

Mirandole le grita:

-Ven aquí, aprendiz de semental!

David se queda pasmado -como el resto de la sala, incluído el narrador, que no narra, sino que calla como el resto- mientras la actriz, con la mano derecha, se acaricia el sexo. David, que sigue empalmado y excitado, toma consciencia de su estado y, mientras algunos de los ocupantes de los otros sofás se masturban, él duda mientras la sangre le golpea en las sienes.

Enloquecido, se levanta y la encula tal y como ha visto hacer unos instantes atrás, sin abrir la boca. Le rasga las ropas haciendo saltas broches y botones y hunde sus manos en sus dos senos. Ella vuelve la cabeza y le ofrece boca y lengua, que el toma sin fijarse en el piercing que la profana. No es capaz de sentir nada más que el deseo insoportable de tomarla por detrás, sin miramientos, porque es evidente que a ella le gusta su impulsividad, su genio agresivo.

Su vulgaridad.

Tan solo cuando se libera del ansia después de eyacular dentro de su ano, cuando la pasión se disemina entre hilos de plata que corren por las piernas de ella, entonces parece recuperar la cabeza y, cuando ella habla de nuevo…

-No ha estado mal para ser un aprendiz de semental.

… lo dice acostada sobre el sofá, con las piernas separadas en un gesto procaz, lamiendose los labios en un gesto provocador, gestos que hacen que un calor abrasador queme las sienes de David, que, sin pensarlo dos veces, le arranca de una bofetada la máscara…

… para descubrir el rostro, deformado por una mueca impúdica, de su hermana pequeña. Golpeado por la sorpresa, retrocede unos pasos mientras la mira lleno de asombro.

El actor que representa al marqués, que se había sentado y contemplaba la escena con una sonrisa burlona, se incorpora como empujado por un resorte diabólico y, tras unos segundos de observar la escena presa de un silencio mortal, se arranca la máscara. David, que no sale de su horror, dislumbra las facciones de su hermano Félix.

Y cae el telón.

FIN.

Una pequeña y agradable familia (16).

17 agosto, 2014

Mientras Jeanne se desnuda, Sade se estimula. Con voz fuerte le ordena que se acerque a la mesa y que se tumbe sobre la misma. Le separa las piernas y la acaricia en su lugar secreto.

Jeanne, que se había resignado a lo peor, se horroriza al notar el pene del marqués acariciar los contornos de su ano. “Me va a sodomizar! Este loco me quiere sodomizar!”.

– No! Por el culo no, señor marqués! Eso es contra natura!

Los ojos de Sade se le salen de las órbitas y, alargando la mano diestra, coge una pistola y apunta a la cabeza de la desdichada.

– Sólo tienes dos opciones. O te la clavo en el culo o te pego un tiro.

Resignada, Jeanne se rinde para salvar la vida y retorna a su posición original, no sin antes advertir que nunca la han poseido por detrás.

Sade, sin soltar la pistola, penetra a la desvalida prostituta, y, sin prestar atención a sus gritos de dolor, la toma, sodomizandola hasta llegar al orgasmo.

Llegados a este punto el narrador abandona el escenario, dejando a los actores principales a solas. La escena es totalmente real y el actor se aferra a la actriz mientras la taladra con exagerado fervor, mientras jadea, empuja y resopla. Ella, por su parte, finge una deshazón nada convincente.

Dentro de sus pantalones, la verga de David está a punto de reventar.

Una pequeña y agradable familia (15)

16 agosto, 2014

A medida que se va desgranando la historia de cómo Jeanne Testard conoció a al marqués de Sade, David va sintiendo una extraña sensación. Algo en la dama que interpreta a Jeanne le resulta vagamente familiar.

Con un ademán de una ceja lo descarta.

La puerta se abre -dice el narrador y el actor que representa a Sade finge el gesto-. Jeanne sólo viste unma camisa blanca.

-Aún no te has desnudado, Jeanne?

Ella se pone roja.

-En seguida, señor. – replica con voz fingidamente piadosa.

-Detente. Ya tendrás tiempo para eso…

La obra se va desarrollando y David comienza a empalmarse. Por los susurros que le llegan de los otros participantes parece que no es el único en excitarse por la situación.

El marqués, tras despotricar y maldecir a todo lo Divino, intenta que Jeanne transgreda los mandatos celestes con poco, por no decir ningún, éxito. Cuanto más virtuosa pretende ser, más sensual resulta la mujer a David, cuya erección es visible incluso con los ojos cerrados.

Cuando Sade desnuda su torso, adopta una postura sumisa y, ofreciéndole un látigo, le pide a Jeanne que le azote, David se queda pasmado. Se suceden los estallidos de cólera de Sade ante la mojigatería de la prostituta, y finalmente estalla cuando, tras recitarle unos versos, cree intuir falsedad en los elogios de ella. Así que, hecho una furia, la ordena desnudarse.

Y David, que la había estado desnudando con la imaginación, se queda de piedra (y nunca mejor dicho) al descubrir un cuerpo sensacional.

Una pequeña y agradable familia (14)

15 agosto, 2014

En el techo se encienden unos focos que parecen haber sido excavados en la blanca superficie. La luz permite que David sea consciente del pastiche surrealista, neogótico, escatológico y grotesco que le rodea.

De las paredes cuelgan instrumentos de tortura. Flagelos. Una tabla de grandes dimensiones muestra el rostro de un hombre de otra época.

Los otros asistentes a esta curiosa ceremonia son todavía más extraños. Visten ropas de calles y están también tocados de máscaras que, además de hacerlos irreconocibles, les prestan un aspecto de depredadores aéreos.

David mira a su acompañante y le dirige un gesto de sorpresa y extrañeza, un “¿qué coño es esto?” gestual que recibe como respuesta una sonrisa llena de suficiencia y un murmullo:

-No seas impaciente.

Entonces entra el hombre de la peluca que le ha atendido en la entrada y, tras realizar una profunda reverencia, habla.

Buenas noches, monsieurs et dammes. Sean bienvenidos a esta pequeña celebración de la vida del Divino Marqués. Hoy rememoraremos su encuentro con Jeanne Testard el 18 de octubre de 1763, tal y como ella misma lo narró en su declaración, que tuvo lugar al día siguiente de los hechos narrados.

“El Divino Marqués?”, se pregunta David, que observa que los otros asistentes también manifiestan su sorpresa con una discreción que parece reflejar un cierto temor. “No se estará refiriendo al marqués de Sade. verdad?” se dice a su alma interior, claramente sorprendido.

La iluminación pierde intensidad y un cañón de luz baña la escena. Al lado del narrador han aparecido otras tres personas, dos hombres y una mujer, igualmente vestidos de época. Parecen recién salidos de la “A la Poupée ;erveilleuse”, la famosa tienda de disfraces parisina. Miran con indiferencia a su reducida audiencia y, de repente, con una cortesana reverencia, comienzan el espectáculo.

El maestro de ceremonias, es decir,el lacayo de la entrada, retrocede un paso y señala, con además ampuloso, a la figura central.

Monsieurs et dammes. el Divino Marqués, Donatien Alphonse François de Sade” y continúa identificando a la dama como Jeanne Testard, que realiza una reverencia, y al otro personaje como “la Grange”, el criado de Sade.

“Donde me he metido?”, piensa David. No está a disgusto, sin embargo. Pinta bien, de hecho.

Una pequeña y agradable familia (13)

14 agosto, 2014

Varias personas se perfilan contra la falsa noche que las luces artificiales van destrozando con sus haces. Además de su acompañante e introductora en la sala, puede ver a otros dos hombres y otras tantas mujeres, ataviados con ropas de calle modernas y mascaras dieciochescas. David busca a la mujer y se encuentra con la blancura dientifrica enmarcada por el rojo pintalabios que realzan unos labios carnosos.

De repente, ésta le habla. con un además señala al desmesurado urinario y pregunta:

-¿Qué te parece? -le pregunta en un susurro.

-Curioso. -responde David en el mismo tono de voz, apenas perceptible en el silencio imperante. – ¿Por qué?

-Por diversión. ¿Por qué otra razón si no?

No le convence el supuesto aire perverso y desenvuelto con el que la desconocida lo afirma. Le parece ensayado, una mera recitación de un papel largamente preparado. De repente la inspiración le inunda, y, mirando al urinario, pontifica en voz alta.

-El urinario como trono, como escenificación de la relatividad del poder y de sus símbolos.

Ella sonríe y, cruzando las piernas con el ademán de una mantis religiosa, replica. burlona:

-Si tú lo dices…

La música cesa totalmente y se encienden las luces.

Una pequeña y agradable familia (12)

13 agosto, 2014

Antes de dar un paso más, David recibe una máscara y se le exige que se la ponga de inmediato, pues sin ella no podrá dar un paso más. Una vez cumplido este último trámite, se adentra en la oscuridad.

A simple vista, la enorme habitación parece una copia en claroscuro de uno de los salones de Versalles. Lo más chocante entre la barroca decoración, recargada de dorados y lujosas maderas, era un enorme, descomunal, exagerado urinario blanco cubierto por un mantel de satén rojo. Y, como música de fondo, Personal Jesus, de Depeche Mode.

Alrededor del orinal una pléyade de sofás y sillones apenas visible en la tenebrosa luminosidad de la sala.

Una figura surge de la penumbra y le estrecha la mano.

-¡Bienvenido! ¡Buenas noches! – le saluda.

Es una mujer, joven y hermosa, que le guía hacia uno de los sofás más cercanos. Viste de una forma extraña, se dice David. Parece un vestido de época. ¿Mozart de nuevo? se pregunta perplejo.

Otra joven, más estrafalariamente vestida, le ofrece una bebida. Al tenerla delante David no nota nada raro, pero, al girarse la muchacha y hablar a alguien que debe de observarles desde la negrura, el joven descubre la “particularidad” del vestido: está completamente abierto por detrás, y deja al aire su espalda y sus nalgas. David, que va de sorpresa en sorpresa, se sonríe para sus adentros. La mujer que le ha conducido hasta el sofá se sienta en la otra punta.

Entonces, las luces comienzan a ganar intensidad.

Una pequeña y agradable familia (11)

12 agosto, 2014

Lo que se encontró David le dejó ligeramente perplejo.

Una puerta vieja, decrépita, como el edificio mismo. Un timbre estridente, prehistórico.

Una figura, cubierta por algo parecido a una capa, está detenida frente a la puerta. Una voz, al otro lado de la puerta, le pregunta:

-¿Contraseña, monsieur?

On lui fait avaler un serpent qui va de même la dévorer.

Un leve gruñido y la puerta se abre para dar paso al desconocido. David, semioculto en el rellano de la escalera, cavila y, tras juzgar imprudente no hacer nada, se dirige decidido hacia la puerta y repite los mismos pasos que su predecesor. Toca con la punta de los dedos la tarjeta que duerme en el bolsillo de su americana y, suspirando, se arma de valor y sube los últimos peldaños.

Llama a la puerta y de nuevo se produce la misma pregunta. Pasos que se aproximan y una voz que cuestiona:

-¿Contraseña, monsieur?

On lui fait avaler un serpent qui va de même la dévorer, repite, intentando disimular el temblor de su voz.

Muy bien, monsieur.

La puerta se abre con otro gruñido y, una vez dentro, David se sorprende: el individuo que hace las veces de portero le hace una reverencia propia de un criado de orto tiempo y en su cabeza luce una empolvada peluca blanca, al estilo de Mozart. Le piden la tarjeta, que entrega de inmediato.

-Ahora, monsieur, le tengo que registrar. Son normas de la casa, para asegurarnos de que no entra con ningún video u otro medio de grabación. Tiene que dejar el Iphone en depósito, porque, como le dice el criado, las reglas son las reglas: nada de medios de grabación en la fiesta.

Cumplido este trámite, le abre una puerta y David se encuentra caminando por un largo pasillo en penumbras.


Oh, Loth.

Soy metáfora de guitarra desafinada, por eso escribo.

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

Musica Jazz/Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música.

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando