Archive for 30 diciembre 2014

Polvo de Diamante (21)

30 diciembre, 2014

Al despertar, Angélica se encontró un anillo que nunca había visto y una nota.

“Este es el anillo que he creado para tí. Esta noche, vagando por tu casa, he encontrado el diario de tu abuelo y me he sentido reconocido, porque una vez alguien de mi familia vivió una noche como esa.

“Familiarizada como estás con la historia de ‘la Bella y la Bestia’ y con lo que vivió tu abuelo, creo que no te será dificil encontrarme, si es que te interesa.

“El anillo es para tí. Es mi regalo”.

Lo primero que ella hizo fue vestirse, sin molestarse en tomar una ducha rápida, bañada como estaba en el aroma de él, de la noche de sexo y de la pasión que exudaban sus poros. Luego salió corriendo en pos del palacio de Jaime… para encontrarlo cerrado. Incapaz de entender lo que sucedía se detuvo, petrificada, bajo el gran escudo de piedra de la puerta, dejando que el tiempo pasara inexorable.

En su mano el anillo, que se asemejaba a la joya perdida mencionada por su diario en su abuelo. Permaneció allí hasta que las primeras sombras de la tarde comenzaron a parecer en la fachada del palacio. Entonces recordó.

“Se despidió de las rejas altas que marcaban los límites de la casa, los confines de su nueva casa,  comenzó una existencia nunca imaginada, donde todo parecía un encantamiento. o volvió a mirar al otro lado del jardín y aprendió a reconocer los árboles que la rodeaban”.

Rodeó la casa y se adentró por la estrecha callejuela de muros de piedra, hasta llegar a la parte posterior del palacio. Y allí, sentado entre los árboles, estaba sentado Jaime que, como si el susurro del viento le hubiera anunciado su presencia, se volvió hacia Angélica y sonrió al verla.

Ella, insegura, también sonrió.

FIN

Anuncios

Polvo de Diamante (20)

28 diciembre, 2014

Ángelica abrió los ventanales a la mañana que emergía por detrás de las montañas de cemento, hormigón y cristal y lo vio allí, de pie, delante de la casa. Mirando directamente hacia su ventana. Sonriendo hacia sus adentros bajó a abrirle y contempló su semblante, que reproducía una mezcla de placer, angustia, temor y esperanza.

No hablaron. Él, porque no era capaz de aunar palabra y emociones. Ella, porque había perdido la voz.

La puerta se cerró sonoramente detrás de ellos y redujo el universo a aquella casa, que los hizo prisioneros.

Se besaron largamente, casi hasta la eternidad y el infinito. Sus labios se movían con la ligereza de un mar de olas muriendo en playas de oro y plata.

Él, egoísta, prolongó el sexo durante horas y ella, egoísta, se aferró a él dispuesta a no dejarle ir jamás. Arañaron con su pasión la cama y abrieron largos y sangrientos surcos en el colchón.

No hacía frío y las plumas del colchón crecieron hasta convertirse en lienzos de nieve que les arroparon al quedarse dormidos, agotados. Exhaustos. Felices.

Polvo de Diamante (19)

27 diciembre, 2014

Así, con el anillo como único recuerdo y como un misterio a desvelar, se encerró en su estudio y comenzó a analizar y contemplarlo de mil maneras distintas, decidido a desentrañar su secreto.

Pero el anillo se resistía a desvelar su íntima naturaleza. Parecía tozudamente decido a no dejar que ni una mínima pista pudiera indicarle el arcano arte que había configurado su presente forma y dado vida a su belleza gélida como el fuego de hielo.

Desesperado, salió a las calles confiando en que el aire disiparía el bloqueo que cegaba sus ojos y su entendimiento con una niebla roja. Caminó por los estrechos callejos medievales y por las amplias avenidas post-olímpicas, pero el remedio no surtió efecto y la desesperación continuó anclada en su alma.

Entonces la recordó, la dama que le había dado el anillo…

Y aquella noche, de la que, precisamente aquella noche, se cumplían dos semanas justas…

Polvo de Diamante (18)

23 diciembre, 2014

Anduvo perdido por las calles, incapaz de responderse a la pregunta que le reverberaba en la cabeza. No tenía que haber salido la noche anterior. Se sentía demasiado solitario y abandonado para renunciar a cualquier tipo de compañía. “Pero lo he hecho, y nos hemos encontrado…” “¿Por qué lo he hecho sí ni siquiera me gusta?”

Así, con cada paso, sobre su conciencia se iban acumulando las dudas, los reproches y el deseo de la carne que no puede engañar ni a nada ni a nadie, ni siquiera al sueño de uno mismo.

Despuntaban las primeras luces de un día helado sobre el mar de Barcelona. Las calles se despertaban al lento compás del quehacer diario y, como un goteo, las Ramblas empezaban a recibir a sus primeros paseantes, tempranos madrugadores o tardíos noctámbulos que se cruzaban en direcciones opuestas. Él rehizo los pasos con destino a su casa y se cruzó con algunos conocidos, que le miraron con expresión de sorpresa.

En su cabeza se repetía un mantra. “Ni que fuera la primera vez que me acuesto con una mujer”.

Al entrar en casa, una sospecha lo asaltó.

“¿Y si me hubieran hechizado o embrujado?”

Polvo de Diamante (17)

21 diciembre, 2014

Cuando se despertó Jaime, en la almohada estaba el anillo más perfecto que jamás hubiera podido soñar. La miró confudido y perplejo, pestañeando ante el brillo que el sol arrancaba de las joyas que lo adornaban. Rubíes, diamantes, madreperlas y oro le daban el aspecto de ser una tormenta de fuego sobre la nieve.

Ángelica, mientras tanto, exploraba la casa con la curiosidad de una niña que se adentra en el palacio de una hada.

Jaime se incorporó y acercó su rostro al anillo, temeroso de tocarlo. Lo miraba incrédulo.

-Es para tí -le dijo la voz de ella.

Ángelica lo miraba. “Que extraño”, se dijo Antonio para sus adentros. “No es mi tipo de mujer y, sin ser fea, tampoco es atractiva. ¿Es esta la misma mujer que anoche me hizo temblar de placer? ¿Qué poder tienen las sombras y la oscuridad que la transformaron de tal modo?”.

-Es para tí -repitió ella.

“¿Pero qué dice? ¿Cómo va a regalarme una joya así? ¿Está loca? Quizás yo también esté algo trastornado… demasiado vino anoche…”

Y ella, sin decir más palabras, se fue, dejándole a solas con el sol y el anillo.

Polvo de Diamante (16)

20 diciembre, 2014

Pagaron y, sin decir palabra, salieron a la calle, que les recibió con un frío húmedo con olor a mar que les caló hasta los huesos, lo que les hizo apretar el paso y caminar sin mirar atrás. Ella caminaba deprisa, decidida a llevar a cabo su plan. Él por temor a que ella se lo pensara dos veces y deshiciera el hechizo.

Llegaron a la vivienda de él. Era un antiguo caserón de la calle Montcada, con una sobria fachada de piedra coronada por un símbolo heráldico en el que predominaba un grifo rampante y belicoso. El patio, construído alrededor de una majestuosa escalera de piedra, permanecía en silencio. Con la misma rapidez que habían caminado por las heladas calles subieron por los ancianos peldaños de roca hasta entrar por una puerta vetusta de gruesa madera pulida, y se perdieron por un laberinto de habitaciones hasta llegar a una biblioteca a través de silenciosos pasillos y colecciones de cuadros y sillones mudos.

Allí mismo se besaron, sin necesidad de palabras, mientras la ropa volaba en todas direcciones. Fue el comienzo de una noche larguísima durante la cual follaron tres veces, primero de manera urgente y animal, sin demasiado lujos de caricias y ternuras. A su pesar, Ángelica se vio fascinada por las caricias y los besos de aquel hombre por el que no se sentía atraída y que, por su mera voluntad de complacerla, la estaba saturando de placer.

Sorprendida, se escuchó decir:

-Nunca he tenido un amante como tú.

Polvo de Diamante (15)

17 diciembre, 2014

Al día siguiente, sin pensarlo demasiado, se dirigió hacia la calle donde estaba la joyería de Jaime con un propósito en su mente. Estaba descubriendo como era la noche en aquel rincón de la ciudad. Se detuvo a cenar un poco, porque no le apetecía empezar aquella aventura con el estómago vacío y porque tenía tiempo de sobra. Apenas se hubo sentado y pedido pasta y una bote de vino tinto, se sorprendió al ver a Jaime tomando un café en un rincón del local.

Lo cierto es que Jaime no solía salir demasiado de la joyería, pero aquella tarde-noche estaba realmente frustrado por su falta de avances con la joya y necesita cambiar de aires. El bar, medio vacío, calidamente protegido por la calefacción, era un lugar más tranquilo que la gélida calle.

Mientras dibujaba una letra (una G que pobabla sus diseños soñados) en el mostrador del bar miró a su alrededor y sus ojos se encontraron con los de Ángelica, que le sonrió.

Convencida de que él no se atrevería a aproximarse a ella, finalizó con rapidez su cena y se dirigió a pagar la cuenta. Tras saldar el importe, se sentó a su lado y le habló por vez primera:

-¿Has cerrado la tienda?

-Hace un poco -le replicó, sorprendido de escuchar su voz-. Con el frío la gente no sale tanto de casa ni tiene ganas de mirar aparadores.

-Es verdad, hace mucho frío. Yo he salido para comer algo. Creo que te conozco de vista, paso por delante de tu joyería camino de casa.

Él la miraba fascinado, incapaz de moverse ni de pensar con coherencia. EStaba encantado con la presencia de ella y hubiera hecho cualquier cosa con tal de prolongar los instantes pasados a su lado. Por eso, apenas se atrevía a respirar.

De repente ella empezó a hablarle, a contarle su vida, a extender ante sus ojos una invisible red en el que iba a traparle inexorablemente con la suavidad de su voz. La conversación fue extendiendose hasta que ella, con un estremecimiento, miró el reloj y exclamó:

-Oh Dios mío, es tardísimo.

Casi era medianoche.

-Es pronto todavía -le dijo y, como arrepintiendose de contradecirla, añadió rapidamente-, pero tal vez estás cansada… Yo no tengo prisa, nadie me espera en casa.

-Seguro que vives en un palacio… me gustaría ver algún día que tesoros escondes en él.

-Sería un honor -balbució él. Se estaría burlando ella?- enseñarte mi casa cualquier día de estos…

-¿Y por qué no ahora? ¿Por qué dejarlo para otro día?

Polvo de Diamante (14)

15 diciembre, 2014

Un buen día (o no, depende del punto de vista) los astros se combinaron para que Jaime terminara muy estresado por su inhabilidad artística para plasmar sus sueños en la joya deseada y que Ángelica terminara antes su jornada laboral también de un humor muy negro.

Y quiso el destino (si existe) también que se cruzaran sus miradas, uno apoyado en el quicio de la puerta de la joyería y ella caminando apresuradamente… justo cuando el tacón de su zapato izquierdo acertó que era el instante perfecto para meterse en la rejilla de una alcantarilla.

Ella, irritada, medio tiró, medio arrancó el tacón de la rejilla de manera milagrosa, aunque también a medias. Milagrosa a medias, digo, porque acertó a tirar de tal modo que el tacón no se rompió pero ella se torció el tobillo al hacerlo.

Cojeando se sentó en un banco y, mientras se masajeaba el dolorido tobillo, se fijó en la mirada fascinada que le dirigía Jaime, que no se perdía detalle de las piernas de Ángelica.

Justo entonces ella recordó un pasaje del diario de su abuelo y, sonriendo como sólo las mujeres saben hacer cuando descubren un secreto de la vida, fijó sus ojos en Jaime, que, sin saberlo, acababa de vender su alma al diablo…

Polvo de Diamante (13)

13 diciembre, 2014

Cada mañana que Ángelica cruzaba la plaza camino de las medievales rutas que la llevarían a la calle Argentería y a su trabajo… y a unos ojos la observaban atentamente y sin perder detalle.

Eran los ojos de Jaime, que la miraban fascinados, sin entender muy bien el porqué. Lo únic oque tenía claro es que le encataba como caminaba, como su cuerpo entero cimbreaba al son de una música que sólo las nubes parecía entender. Siempre, con un suspiro, Jaime volvía a sus tareas en la joyería de sus padres.

…para volver a la puerta, por la tarde y verla volver a casa, hasta verla desaparecer, calle Argentenía abajo, con Santa María del Mar al fondo.

Y como siempre, suspiraría.

Hasta que llegó una tarde en el que le costó más que otras veces regresar a su trabajo. Se detuvo frente a la mesa donde se agolpaban sus útiles y se maldijo, porque allí estaba la joya que se le resistía, que no se dejaba dominar y crear. Los mejores metales preciosos estaban listos para ser engarzados, pero, de alguna manera, Jaime era incapaz de diseñar la joya, pese a tener la mente llena de imágenes del anillo más bello jamás soñado por humano alguno.

Polvo de Diamante (12)

11 diciembre, 2014

Organizó su despedida de las islas en su ático de la calle Rubí, una calle corta y estrecha situada en el casco antíguo de Palma. Era el suyo un edificio antiguo y vetusto, que, a pesar de los años, nunca había terminado de amueblar a su gusto, lleno de muebles antiguos comprados en diversos anticuarios de la calle Jaume III.

Había cumplido veintiseis años ese verano que terminaba con tonos ocre, y quería celebar su despedida de las islas por todo lo alto, sin evitar gasto alguno. Además, ¿no la esperaba a caso la herencia de su abuelo materno, el genio informático? Pues eso.

Así que, con sus amigos, bebió hasta hastas horas de la madrugada, de manera que su despedida fue breve, pues nadie se encontraba capacitado para dar largos discursos ni mucho menos recibirlos (de pie al menos). Los abrazos se sucedieron, así como las promesas de largos emails e interminables conversaciones de madrugadas telefónicas todavía por llegar.

Por eso, cuando Ángelica cogió el taxi que le llevaría al aeropuerto aquella tarde, todo el trayecto transcurrió en un leve murmullo de susurros de gato dentro de su cabeza.


Oh, Loth.

Soy metáfora de guitarra desafinada, por eso escribo.

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

Musica Jazz/Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música.

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando