Archive for 31 mayo 2016

Los revolucionarios (11)

31 mayo, 2016

Curiosamente, los primeros problemas en Marina llegaron en ese triangulo de diversión y placer. La paradoja era considerable, pues en esa parte del barrio vivía poca gente. Los trabajadores de los clubs, discotecas, tiendas, supermercados y otros lugares de diversión vivían fuera de esa zona, en su mayoría al otro lado de las Ramblas, en el Casco Antiguo, o en algunas partes de Marina.

Salvo unas pocas decenas de personas, ese triángulo de calles no era otra cosa que una inmensa zona de fiesta que se mezclaba con apartamentos para turistas, con lo que, en realidad, la gente tenía pocas razones para identificarse con el lugar. Otra cosa absolutamente distinta era como se sentían ellos, por supuesto.

Sometidos a largas jornadas de trabajo, con salarios que rozaban lo justo y excesivas horas extras, la mayoría de quienes trabajaban en la zona estaban cada vez más hartos. Y mientras existía la oportunidad de encontrar un trabajo mejor, nadie protestaba. Pero cuando eso dejó de pasar, la desesperación fue creciendo hasta convertirse en ira. Así fue como empezaron las huelgas y las manifestaciones.

Los amos de los locales se encontraron con una sorpresa desagradable. En otro tiempo hubieran puesto de patitas en la calle a los huelguistas, pero lo cierto era que, pese a la escasez laboral, pocos eran los que estaban dispuestos a irse a trabajar a ese jaula de oro. La opción habitual (contratar inmigrantes sin papeles) no era posible en todos los casos, por lo que el problema iba empeorando y los dos bandos lo sabían. Así que tuvo que intervenir el ayuntamiento y la Generalitat para mediar.

Todo terminó tras tres semanas de protestas. Comparadas con lo que había de venir, fueron días casi festivos, salvo cuando se rompieron algunos escaparates de los negocios de los amos más recalcitrantes. Pero tras acordar una ligera subida salarial y un recorte de horas, todo volvió a la calma. No había pasado nada. Se habían declarado en huelga los de siempre y se había solucionado el problema con los mismos medios de siempre.

Pero en realidad, algo sí había cambiado.

Anuncios

Los revolucionarios (10)

29 mayo, 2016

Una de las partes de Marina que más me fascinaba era el núcleo creado en torno al antiguo Arco del Teatro. Estoy seguro de que un arqueólogo hubiera considerado esa parte de la ciudad como un tesoro. Ya sin tener en cuenta los restos medievales de la zona, la sucesión de capas urbanas debía llevar consigo una tarea hercúlea de clasificar y organizar todo aquello. Dónde una vez se alzaron las laberínticas calles de clásico Barrio Chino y las que le siguieron después, reinaba ahora una perfecta cuadrícula urbana que albergaba la versión moderna, pero sobre todo civilizada, del barrio original. Las calles eran larga, rectas y perfectamente organizadas, luminosas, amplias, con modernas casas que no impedían que el sol (y, sobre todo, las furgonetas de la policía) penetraran en sus calles.

Los bares de mala muerte se habían visto reemplazados por elegantes cafeterías donde bajaban a tomar el café las elegantes madames que regían los burdeles que habian reemplazado las casas de citas. Las tiendas de ropa resultaban atractivas para los visitantes del barrio y sus habitantes, así como los clubs modernos, que, junto a los lugares reservados para el juego y las apuestas, estaban concentrados en la parte izquierda de ese rincón del barrio, pegados a las Ramblas, imán irresistible para los miles de turistas que pululaban la zona, y flanqueados en sus cuatro esquinas por cuarteles de la policía.

Tenía, incluso, una calle extraña, llamada “la pequeña Sevilla”, que rememoraba la alegre ciudad sureña, llena de tablaos flamencos y de bares que servían manzanilla y rebujito. De toda Marina, esta calle era la más irreal, pues era un montaje de principio a fin, organizada por el ayuntamiento de cara al divertimento de los turistas, sus principales clientes, pues pocos de los habitantes del barrio o de la misma Barcelona iban a aquel lugar que, en pocas palabras, era una estafa muy bien disimulada.

En resumen, ese rincón de Marina, con sus tiendas, sus clubs y sus falos tablaos un lugar artificial, y eso era lo que me fascinaba de sus calles: no parecía real. Era, dentro de sus pequeños confines, una pequeña Las Vegas, a menor escala. Estaba destinado a que los habitantes de la ciudad se desfogaran y para sangrar a los turistas amantes del flamenco, la sangría y la paella.

Curiosamente, fue en estas calles donde empezaron a creces las raíces de la protesta.

Querid@ lector/a:

28 mayo, 2016

Como ya sabes, mi querid@ lector/a (hypocrite lecteur, — mon semblable, — mon frère/ma soeur!), soy de ir y venir, un poco inconstante y cuando la musa se va, pierdo el hilo argumental y algunos de mis relatos se ven truncados.

Pues esto es por todo lo contrario.

A raíz de una conversación sobre los sucesos del barrio barcelonés de Gracia (desalojo de una casa okupa que ha terminado en batalla campal), he decidido terminar mi relato “Los Revolucionarios” ( http://wp.me/p5Qvf-Q4 ), pura y simplemente porque me ha venido una idea repentina.

Como decían en las viejas series de la tele

To be continued…

Yours truly,
Jack.

Regalo para una dama

26 mayo, 2016

Caminaba alegre sobre sus zapatos negros de tacón afiladísimo, hermosa y resplandeciente. Su rostro era de una belleza clásica, aunque ella no se sentía perfecta. Precisamente por eso lo era, por no créerselo. Era muy hermosa.

Un día, camino del trabajo, al sentarse en el tren se encontró un pequeño oso panda que, con unas diminutas gafas en la punta de su hocico, leía con calma el periódico.

“Estoy soñando”, se dijo la dama mientra miraba perpleja al osito. Enfundado en su traje ,rematado con una corbata roja con rayas blancas en diagonal, el panda leía con aire concentrado las noticias que reflejaba la prensa del día.

La dama, maravillada, lo miraba con creciente asombro cuando, de repente, el palntígrado dejo a un lado el periódico y murmurando “disculpe usted”, se fue,camiando algo inseguro en sus cuartos traseros, al cuarto de baño, silbando una alegre tonada.

La dama, tras dudarlo un segundo, salió en pos del panda y, aprovechando que el vagón estaba medio vacío, abrió con brusquedad la puerta del WC y se encontró al panda sentado en la taza del WC, con los faldones de su camisa cayéndole sobre sus piernas peludillas.

El panda, estupefacto, la miró perplejo mientras ella cerraba la puerta con un golpe de cadera y, antes de que pudiera reaccionar, la dama, tras subirse la falda y bajarse la ropa interior con el mismo gesto brusco, se lo quedó mirando, con el sexo palpitante el aire. La erección del panda fue instantánea y, para gozo de la dama, de un tamaño más que adecuado.

sí que la dama, encaramándose en sus tacones, procedió a montar al panda, que, incapaz de creerse lo que le pasaba, se sintió prisionero de repente de una carcel de carne húmeda y palpitante.

Y cuando el placer empezaba a invadirle, un traqueteo del metro le despertó. El panda, perplejo, mir{o a su alrededor. No había nadie cerca de él en el vagón y el periódico se había deslizado hasta caer al suelo

Al coger el periódico de suelo, entre sus hojas descubrió un zapato negro, de tacón afiladísimo.

Pensando sobre el deseo y las perversiones (2)

24 mayo, 2016

La persistencia en ser uno o una mismo es una de las características que nos definen como seres humanos. Y una de las maneras de hacerlo es a través del deseo.

Pequeño recordatorio: las fantasías nunca se cumplen, los deseos sí, aunque ambos se muevan dentro de la misma zona alegórica. Continuemos.

Sea el deseo de poder (la libido dominandi de San Agustín), de conocimiento (la libido sciendi) o la del placer físico (la libido sentiendi), todas son una y lo mismo, deseo puro y duro.

Es a través del deseo como nos amos conociendo un poco mejor a nosotros mismos.

Yours truly,
Jack.

Pensando sobre el deseo y las perversiones

22 mayo, 2016

El deseo difuso, sin intencionalidad precisa… de dónde sale? Deseo y amor son esfuerzos del ser primitivo para reencontrarse, decía Sartre. El deseo completa la unidad del ser, y es lo que acerca a lo que Sarte define como el gran objetivo del ser humano: convertirse en Dios, en el sentido de ser un ser perfecto y completo en sí mismo.

Así que mientras que Freud considera que el sexo es meramente “instinto sexual”, es decir, tenemos sexo porque tenemos órganos sexuales y eso general unas necesidades fisiológicas, Sarte rescata el deseo de su mera funcionalidad física. El deseo no puede ser un mero fenómeno genital. El instinto, el deseo ya existe en niños pequeños que no tienen todavía ni idea de cómo sus genitales pueden producirles satisfacción como a un adulto. O los eunucos, que no dejaban de sentir deseo a pesar de la perdida de sus órganos.

Así, según su teoría, cuando se producían desviaciones en el deseo, Freud argumentaba que estas “perversiones” daban pistas a la naturaleza del desarrollo humano. Hoy en día esta teoría ha caído en desuso.

Lo cierto es que analizar el deseo “estándar” aporta poco a investigar el origen de las perversiones. Lo curioso del caso es que en los hombres la causa del deseo aparecer más o menos clara. Lo que el cerebro y el pene “piensan” va en sintonía, mientras que en la mujer tiene causas mas difusas. Al menos, eso dice la teoría.

Curiosamente, la mayoría de los “pervertidos” son hombres. No deberían ser las mujeres, que usan más la imaginación para excitarse? Una vez más, las teorías se contradicen, como le pasara a Freud.

yours truly,
Jack

Y si…

22 mayo, 2016

¿Y si estamos equivocados y lo que creemos firmemente como verdad resulta no serlo?

¿Y si todas nuestras creencias no son más que muletas sobre las que construímos un base de barro sobre la que levantamos nuestras vidas?

¿Y si un día descubrimos todo eso?

Yours truly,
Jack

Gustavo, el dicharachero

21 mayo, 2016

Gustavo se pasó dos meses ingresado en urgencias tras un encuentro sexual con Cecília. Había sido tal la intensidad erótica que, apenas Gustavo hubo salido del ascensor camino de la calle, de regreso a su casa, cayó desvanecido. Las tres siguientes semanas se las pasó en coma.

Pasado el mal trago, Gustavo, que era alegre, feliz y juerguista como pocos, retorno a su vida normal, pero, cosa extraña en él, nada de su vida parecía llenarle. Por eso se cambió de casa y se fue a vivir a uno de los barrios costeros más tranquilos de la ciudad. La paz le duró poco pues, con el buen tiempo, el lugar se llen{o de turistas ruidosos y jaraneros, por lo que Gustavo, harto de tanto jaleo,se fue a vivir a un pequeño pueblecito cercano a la urbe desde donde se desplazaba hasta su trabajo y volvía para descansar.

La paz le duró algo más de dos años, hasta que los urbanitas descubrieron la calma de ese pueblecito en verano y, huyendo también de los turistas, se fueron a veranear allí. Gustavo, sin poder creer su mala suerte, huyó a las montañas, donde conoció a Ester, de la que se enamoró al momento. Así, en lo más retirado del campo, Gustavo construyó una casa solariega para Ester y para él y, prescindiendo de curas y abogados, se fueron a vivir juntos, teniendo dos hijos, Caín y Abel.

Los años siguientes fueron complettamente pacíficos y deliciosos para Gustavo y Ester, que vivieron tranquilos hasta que Caín fue asesinado en un extraño y turbio asunto que nunca fue aclarado. Viejitos ya, ambos fueron enviados a un asilo por su hijo supeviviente, Abel, que montó, con el dinero de papá, una empresa inmobiliaria, con una parte dedicada a la demolición y derribos por supuesto, y, tras arrasar con la casa de ensueño de sus padres, construyó una mierda de urbanización para pijosprogres de ciudad, comenzando de esta manera un rápido ascenso social y económico que se vio truncado cuando su nombre apareció en los papeles de Panamá.

FIN

La arena del Sahara

20 mayo, 2016

Existe una gran cantidad de gente que no va a morir por el simple hecho de que no han nacido. La cantidad de personas que podrian estar pero que no lo harán nunca super los granos de arena del Sahara. Y nunca sabremos cuántas de esas personas que no nacerán nunca porque el destino sopló en otra dirección podrían haber sido poetas mejores que Lorca, escritores mejores que Cervantes y científicos mejores que Ramón y Cajal.

Que, con esa enormidad de potencialidad perdida en el agujero negro de la posiblidad, que nustro ADN resultara elegido y que tú y yo, tan comunes, tan corrientes, estemos aquì, en contra de todas esas probabilidades asombrosas, debería empujarnos a hacer más.

Yours truly,
Jack.

Cecilia, la ninfómana psicópata

17 mayo, 2016

Cecilia vivió una vida tranquila, normal, con su novio, su perrito chihuaha y su trabajo de 9 a 15h en una apacible oficina… hasta el día en el que Ángel, el exterminador, se cruzó en su camino un trágico día en el metro. Tras ver la masacre que su mirada bovina había causado, algo se rompió dentro de ella. Y la lió parda.

De repente Cecilia sintió unas ganas enormes de vivir. Y para sentirse vida, necesitaba follar como una loca. Tras dos o tres días de intensos ayuntamientos carnales con su novio, éste estaba hecho una mierda, destrozado, pobrecito mío, con un dolor pélvico de las embestidas y cabalgadas de la dama que no se aguantaba el pobre de pie.

Y Cecilia, que había perdido de repente la más mínima capacidad empática, al ver que el pobre no podía ni con su alma, se fue a buscar otros amantes, a los que, literalmente, exprimía de sus fuerzas sin que los orgasmos que Cecilia obtenía le sirvieran de mucho.

Por eso probó los tríos, pero no. Los hombres, de dos en dos, tampoco le servían de nada. Probó a hacerlo con una mujer, pero fue raro. Mejor en unos aspectos, completamente insatisfactorio en otros, la dejó fría, como los tríos. Las orgías fueron el siguiente remedios a probar, pero ni por esas.. No importaban cuántos hombres o mujeres pasaran por su cana. Sólo eran trozos de carne puestos allí por el destino, el karma o lo que fuera, para que ella obtuviera placer. Y no lo estaba logrando. En una tarde se acostó con una docena de hombres, uno detrás de otro, y, salvo escaldarse ahí abajo, nada.

Tras este exceso,, Cecilia tuvo que dedicarse a reposar unos días hasta que su castigado sexo volviera a recuperar una normalidad aceptable. Y, un día, mientras reposaba y pensaba, se descubrió mirando un donut. Aquella cosa redondita, con su agujerito en el centro… Agarró la caja de seis y se comíó tres antes de llegar a la caja. la pagó y fue a por otra.

Y por fin, entre bocado y bocado de donut, Cecilia encontró la paz.

Pero se puso gordísima y acabó muriendo de un ataque al corazón, años después, provocado por el exceso de azucares y grasas varias, propias y ajenas. Tanto tiempo después de su muerte, Ángel se cobraba otra víctima inocente.

San Gabriel, que presidía el funeral de la pobre Cecilia, a la que tuvieron que bajar a su tumba con una grúa, pensó:

“Si no fuera un ángel, y los ángeles ni tenemos sexo ni decimos palabras mal sonantes, me cagaría en la puta calavera de ese cabrón de Ángel. La que ha liado, el muy desgraciado..

FIN.


Oh, Loth.

Soy metáfora de guitarra desafinada, por eso escribo.

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

Musica Jazz/Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música.

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando