Archive for 28 febrero 2017

El sello negro (1)

28 febrero, 2017

Un día, mientras mi padre terminaba sus notas para comenzar la que sería su inacabado Tratado de Etnología, me llamó a su despacho y me anunció que iba a lanzarse a explorar los misterios del mundo. Cuando le dije que quedaba poco para explorar, se puso a reir como un niño y, con los ojos brillantes y relucientes, me contestó:

-Te equivocas. Todavía existen zonas, regiones desconocidas y extrañas. Nos hallamos en medio de un universo de misterios y sacramentos llenos de espanto. La vida no es tan sencilla como te piensas, querida, sino un amasijo de músculos y venas grises que sólo puede poner a al luz el escalpelo del cirujano. Ya conoces el mito de la Atlántida. ¿No sería maravilloso que yo fuera el hombre destinado a encontrarla?

Ante tales palabras me invadió el asombro y quedé muda, robada de mi capacidad de hablar. Con el rostro arrebolado, como el del cazador que se aproxima a su presa, mi padre se había convertido ante mis ojos en un hombre que se creía llamado a lograr grandes empresas y me sobrecogió pensar que, de alguna manera, me hallaba asociada a tal empresa, sorprendida al verme invadida por la misma excitación y sin considerar que es lo que nos podía deparar el destino.

En un par de días hubimos completado todos los preparativos y partimos hacia nuestro destino. El tren partió a mediodía y ya anochecía cuando llegamos a la estación provinciana. Cansada y exhausta como me hallaba, recuerdo vagamente el trayecto que nos llevó a través de las vacías calles del pueblo hasta la casa que mi padre había alquilado en aquel lugar. A sus pies se extendían amplios prados, brillantes maizales y trigales y la serpenteante vereda escarpada que se deslizaba entre el río y el monte que, siluetado por la niebla, parecía estar sobrevolado por un mar de árboles que no tocaban la tierra. Detrás, el sol iba desapareciendo hasta convertirse en un punto rojo.

Era tal la paz y el silencio del lugar que me dormí casi al momento en cuanto mi cabeza tocó la almohada aquella noche.

Autocrítica

26 febrero, 2017

Las filas grises de muertos
espolvorean las calles.
Las gritos estallan en medio
de la gente que camina
con la cabeza baja
por las aceras, sin ver.

Desde tiempos inmemoriales,
caminamos sin ver el final
de nuestros días.
El viento que se eleva hacia el cielo
nos lleva entonces ecos de cantos y gemidos.

Todo caerá algún día.

Paco, el oso

24 febrero, 2017

Aviso para los lectores: este relato se basa en un chiste.

Paco era un oso poco común, dotado de un sentido del humor muy particular. Un día, con la panza llena de rica miel, se paseaba por el bosque cuando, de repente, una bala le pasó rozando el hocico. Sobresaltado, se giró justo a tiempo para ver a un nervioso cazador que se peleaba con la escopeta, que se había encasquillado inesperada e inoportunamente.

Paco, con el corazón latiendo a mil por hora, dudó entre salir corriendo o no, pero se impuso su lado más perverso y, propinándole un tortazo terrible con una de sus garras, estampó al desafortuando cazador contra un árbol y, contra su áspera corteza, tras rasgarle los pantalones con un brusco gesto, sodomizó a quien había intentado asesinarle tan traidoramente.

Unos días después, mientras paseaba por el mismo lugar, Paco pensaba en Puri, una osita que le ponía muy cachondo. Se detuvo, apoyó la espalda en un árbol y comenzó a masturbares mientras pensaba en las lujuriosas formas de Puri cuando, de repente, a su alrededor estalló un vendaval de acero. De haber sido Paco experto en armamentos, habría entendido que le estaban disparando con una ametralladora.

Cuando se acabó el ruido, Paco observó con creciente asombro y con su miembro viril todavía enhiesto en su garra derecha, los destrozos restos del árbol en el que se apoyaba y de la maleza circundante. Hecho un basilisco se volvió buscando al autor de semejante desgracia y reconoció con un cierto asombro, al desafortunado cazador del otro día, que se peleaba por poner otra cinta con más balas en la una ametralladora. “Y na mierda”, se dijo Paco, que agarró por el pescuezo al cazador, que fue sodomizado de nuevo, esta vez con muy poca dulzura.

Al cabo de una semana de este hecho, mientras nuestro inefable Paco paseaba cerca del río. Andaba despistado, pensando que iba a comer cuando, al girar un recodo del río, se encontró con el puñetero cazador apuntándole con una ametralladora pesada, montada en un trípode de aspecto terrorífico. Antes de que el pobre soso tuviera tiempo de rezar un padrenuestro, el arma comenzó a escupir balas. Paco cerró los ojos y espero a volverlos a abrir donde fuera que los osos van después de muerto.

Al cesar la tormenta sonora y de sentir Paco el silbido de las balas pasando a su alrededor, abrió primero un ojo y luego otro, para descubrir con gran perplejidad, que estaba ileso. Frente a él, un pasmado cazador empuñaba todavía la ametralladora pesada, que dejaba escapar un gran rastro de vapor de su recalentado cañón. Paco, presa de un júbilo enrome al sentirse vivo, se acercó al cazador y, poniéndole una enorme zarpa en el hombro, le dijo, mientras le guiñaba un ojo:

-Empiezo a pensar que tú no vienes aquí sólo por la caza, so canalla… anda, bájate los pantalones, ricura.

FIN.

Creo que…

24 febrero, 2017

… e algún momento de mi vida dejé de tomarme la vida en serio hasta el punto de perderle el respeto. Por ello he tenido que ir recuperándolo poco a poco pero sólo con las personas que lo merecen. Recuerdo que, en varias ocasiones de mi vida, pensé que el mundo no tenía sentido. La primera vez me parece que fue con escasos 9 años cumplidos, cuando murió mi abuelo paterno. No entendía que él hubiera muerto mientras que mi abuela, que era una hija de la gran… “Granadaaaaaaaaaaaaaa, tierra soñada por míiiiiiii!!!!”

… y tras estos minutos musicales, continúo. No podía comprender que una buena persona como mi abuelo muriera y ella, que no lo era, siguiera viva. Sabiendo ahora como terminó su vida, sospecho que el destino a veces tiene una peculiar manera de ajustar las cuentas a los malvados, bordeando el sadismo (seguro que el marqués lo hubiera aprobado) más extremo. En fin.

Cuando me inició al sexo aquella amiga de mi madre, me sentí muy raro, porque ella engañaba a su marido (que también era una buena persona) conmigo. Pero claro, ella, salvo por ese pequeño detalle de la infidelidad, también era una buena persona. De hecho, yo la adoraba mucho antes de probar sus carnes prietas porque era una excelente persona que derrochó mucho cariño conmigo.

Supongo que fue aquí cuando empecé a sospechar que el mundo no tenía demasiado sentido.

Yours truly,
Jack.

Lecciones de juventud.

21 febrero, 2017

Cuando era joven yo consideraba el sexo anal como una especie de perversión, un anatema. Alguien, no recuerdo quien, me había metido entre ceja y ceja que el sexo anal ninguneaba y despreciaba al as mujeres, de manera que yo le cogí adversión. Como es de imaginar, cuando descubrí las redondas posaderas de las mujeres y mi pasión por ellas se despertó, mi dilema moral fue de proporciones casi cataclísmicas.

Todo eso cambió con mi primera mujer, la que me desvirgó. Su cuerpo, madurado por los años, conservando la pujanza y la fuerza y un hambre de vida, eran un imán para mí en aquel verano de pasión en el que ella me fue instruyendo en las artes sexuales.

Y una tarde de esas calenturientas, decidió quitarme mis manías y mostrarme el placer del sexo anal. Lo que más recuerdo de aquella lección y de las siguientes no fue el sexo ni el placer en sí, sino la tranquilidad y seguridad de ella, la firmeza con la que me guiaba y la extraña y deliciosa sensación de estar realizando algo completamente “pecaminoso” y, sin embargo, delicioso. Ese placer por la transgresión que el uso y el abuso nos acaba quitando y que es tan difícil, sino imposible de recuperar.

Recuerdo mi sorpresa cuando la veía gozar y retorcerse cuando yo la penetraba, aquel gesto de incredulidad que se dibujaba en mi cara y que era reemplazado, a los pocos segundos, por una inmensa sonrisa de satisfacción, primero, y luego de absoluta y desenfrenada lujuria que me impulsaba follarla con más fuerza y más ganas todavía.

De todo lo vivido en aquellos lejanos días de descubrimiento, lo único que añoro era esa constante sensación de maravilla ante lo que iba descubriendo. Todo lo demás lo sigo teniendo a mi lado.

Yours truly,
Jack.

El sexo: un problema de actitud

18 febrero, 2017

En mi (poco) modesta opinión, el principal problema por el que muchos hombres y mujeres no follan es por su actitud. Muchos y muchas se dan por derrotados antes de intentar establecer una conversación, de manera que generan una negatividad que es percibida de inmediato por la otra parte, que procede de manera automática a intentar quitarse eso de encima.

Ese rechazo casi provocado genera un resentimiento en la otra pare, que no sabe encajarlo y, a la larga provoca un resentimiento y una mayor negatividad lo que, a su vez, causa más rechazo, lo que, a su vez, causa más resentimiento, lo que, a su vez… etc, etc, etc.

El principal remedio para evitar este fracaso es muy simple: hace falta tener una personalidad propia, entre otros factores. No creen en sí mismos y eso les hace afrontar todas las relaciones con una profunda desconfianza no ya en la otra persona, sino también en sí mismos.

Y para empeorar el error, el resentimiento generado por sus fracasos se traduce en un empeoramiento de la actitud, en la que se mezcla, por un lado, los lloros y lamentos provocados por lo “injusto” de la vida (“todxs me odian, pobrecitx de mí”) y un brutal crecimiento del ego, para compensar el “ninguneo” causado por aquellas personas que no saben apreciar la gran valía de esa persona (dicho en cristiano, para no aceptar que las otras personas pasan de nuestros resentidos protagonistas como de la mierda porque son pura basura tóxica).

Hace falta decir que todo esto sólo redunda en un mayor rechazo y en mayores tasas de fracaso?

Pues esta conclusión lógica no lo es tanto para muchxs fracasadxs de la vida.

Yours truly,
Jack.

La maldad

16 febrero, 2017

Juzgando por el par de seres lamentables y malvados que han cruzado mi camino en los últimos diez años, sospecho que existe una íntima relación entre el concepto que los malvados tienen de sí mismos y, en especial, de su inteligencia. Se creen por encima de la media y, en realidad, su inteligencia no es más que su la sombra que extiende su ego, que se puntúa por encima de sus posibilidades. Y, además, tienen un problema con el sexo y/o amor y/o afectos, normalmente falta de, que les lleva a cometer sus excesos.

El primero de estos seres malvados y crueles demostró ser todo un compendio de perversidad, pues, además de gustarle maltratar psicológicamente a quien se le ponía a tiro, acumulaba en su “haber” el haber sido despedido de dos empleos por acosar sexualmente a dos chicas menores de edad. Cuando estos dos delitos estuvieron a punto de dar con sus huesos en la árcel, optó por dedicarse a acosar y maltratar a personas que se cruzaban en su camino en internet. Mientras tanto se hizo con una familia al enamorar a una pobre separada. Así de repente se encontró a cargo de dos críos y con una soñada paternidad que le dotaba de una pátina de respetabilidad que cubría su maldad interna… hasta que se topó con alguien tan desalmado como él y le dio una lección.

Esas suele ser otra característica de estos tipejos: acaban recogiendo lo que han ido sembrando por el camino, como si su maldad se convirtiera en un imán ineludible para otros depredadores como ellos.

Con el segundo la historia es similar, reemplazando la familia creada en torno al primer psicópata y reemplazándola por una soledad total. Súmese a ello la poco agraciada figura y peor personalidad del elemento, y tenemos a un ser profundamente acomplejado, mediocre y, sobre todo, despechado con un mundo que no le valora en su justa medida (según él, claro). Que la madre naturaleza haya sido sensata y le haya vedado el sexo (salvo el de pago), no es sino otro síntoma de que el mundo intenta mantener un cierto orden y evitar que los malvados se reproduzcan. Para compensar esta falta de paternidad, el pobre diablo crea a velocidad de vértigo nuevas cuentas de internet en las que se crea cien o doscientas mil vidas diferentes, siendo, como en el primer caso, obvio el mismo modelo de rechazo de la realidad, pues en otras se trata de un triunfador al que, por algún extraño motivo, las mujeres evitan (por desgracia para él, las mujeres no son tontas y huyen al comprobar qué clase de pobre diablo es, lo que aumenta su resentimiento, creando un círculo viciosos tremendo.).

Huelga decir que estos dos elementos dan para un tesis doctoral sobre la locura perversa y para un relato de terror cómico, pues, de puro malos, son ridículos.

Yours truly,
Jack.

Poemario orgiástico

16 febrero, 2017

Perdida entre la multitud,
desnuda caminando te imagino,
trocando tu semblante sereno
por otro más libertino.

En ese oceano de cuerpos
que se contorsionan extasiados,
abandonada al goce te veo
y sonrío entusiasmado.

Porque sólo una cosa importa,
que nos llevamos a la tumba:
el recuerdo de lo vivido

y el placer, que no abunda.
Búscalo entre mil cuerpos
en total y creciente barahúnda.

Poemario nocturno

14 febrero, 2017

Humo

Ese dulce humo
que se desliza suave
de tu boca a la mía
y se enreda

mientras lo consumo
y en mis pulmones arde,
quema más que cuando ardía
y en mi memoria queda.

Porque cuando en tu mundo
te pierdes, tu rincón
está al lado del mío.

Colores

Verde, te quiero,
pero también cuando
en un pálido amarillo
tus colores trocas.

Y si mi boca
se equivoca
y mezcla varios colores
que me recuerdan mil sabores

Es el fondo de tus ojos
que no son verdes
donde encuentro la cercanía
de una paz que mi alma ansía.

Romancero fumado
(Y que Lorca me perdona)

Verde que te fumo verde.
Verde aliento, verdes ganas.
El tabaco sobre el papel
y el verde que lo empapa.

Con la sombra de su sonrisa
ella danza en su ventana,
morena carne, pelo negro,
con ojos de cálida ansia.

Verde que te fumo verde.
Bajo las estrellas tempranas
mil hombres la están deseando
y yo no puedo tocarla.

Verde que te fumo verde,
no hay estrellas de escarcha,
ni un pez anuncia el alba.
El silencio que guarda el viento

silbando entre las ramas
eriza sus duros pechos
y ella sigue en su ventana,
soñando en el humo verde.

Cara fresca, negro pelo,
ella danza en su ventana
sobre un carámbano de luna
que la sostiene sobre el agua.

Verde que te fumo verde.
Verde aliento, verdes ganas.
El tabaco sobre el papel
y el verde que lo empapa.

Confesiones

9 febrero, 2017

La primera vez que me senté en la consulta de un psicoanalista fue tras la muerte de mi madre. Podría haber sido, tranquilamente, por la sorpresa causada por ver que el mundo continuaba exactamente igual que antes de su muerte, que no se iba todo a la mierda ni llegaba el fin de los tiempos. Esa extrañeza que me causaba estar muerto por dentro y ver al mundo entero y tan campante no fue lo que me llevó a la psicoanalista, sino que era incapaz de llorar.

Porque, salvo el día del funeral, el que lloré mi alma, no volví a soltar una lágrima, ni en público ni en privado. La extrañeza que me causaba este desconcertante hecho fue lo que me llevó a sentarme ante una especialista, sin obtener la respuesta ni la solución que ansiaba. De todo eso se ocupó, como siempre, el destino y el tiempo.

Cuando regresé la siguiente vez fue por un motivo diferente, relativo a mi descenso a los abismos, parte de la ayuda recibida para salir de los mismos. Al menos en esa ocasión obtuvo algo de ayuda práctica que pude comprobar in situ.

La siguiente ha sido más reciente, por motivos diferentes y que ha encontrado un punto curioso de mi vida, oscuro para la psicoanalista, claro y meridiano para mí.

Yours truly,

Jack.


Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

srtox

Relatos de la actualidad reales , sensuales , intriga y mucho más

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Londongrad

Erotica City of London Russia Confessions

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena