Poemario nocturno

Humo

Ese dulce humo
que se desliza suave
de tu boca a la mía
y se enreda

mientras lo consumo
y en mis pulmones arde,
quema más que cuando ardía
y en mi memoria queda.

Porque cuando en tu mundo
te pierdes, tu rincón
está al lado del mío.

Colores

Verde, te quiero,
pero también cuando
en un pálido amarillo
tus colores trocas.

Y si mi boca
se equivoca
y mezcla varios colores
que me recuerdan mil sabores

Es el fondo de tus ojos
que no son verdes
donde encuentro la cercanía
de una paz que mi alma ansía.

Romancero fumado
(Y que Lorca me perdona)

Verde que te fumo verde.
Verde aliento, verdes ganas.
El tabaco sobre el papel
y el verde que lo empapa.

Con la sombra de su sonrisa
ella danza en su ventana,
morena carne, pelo negro,
con ojos de cálida ansia.

Verde que te fumo verde.
Bajo las estrellas tempranas
mil hombres la están deseando
y yo no puedo tocarla.

Verde que te fumo verde,
no hay estrellas de escarcha,
ni un pez anuncia el alba.
El silencio que guarda el viento

silbando entre las ramas
eriza sus duros pechos
y ella sigue en su ventana,
soñando en el humo verde.

Cara fresca, negro pelo,
ella danza en su ventana
sobre un carámbano de luna
que la sostiene sobre el agua.

Verde que te fumo verde.
Verde aliento, verdes ganas.
El tabaco sobre el papel
y el verde que lo empapa.

Anuncios

2 comentarios to “Poemario nocturno”

  1. juliacastrog Says:

    me encantarí
    a ser el color de alguien !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: