Autocrítica

Las filas grises de muertos
espolvorean las calles.
Las gritos estallan en medio
de la gente que camina
con la cabeza baja
por las aceras, sin ver.

Desde tiempos inmemoriales,
caminamos sin ver el final
de nuestros días.
El viento que se eleva hacia el cielo
nos lleva entonces ecos de cantos y gemidos.

Todo caerá algún día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: