Archive for 31 mayo 2017

Fe de erratas y disculpas

31 mayo, 2017

Ayer sospecho que se colaron varios avisos sobre nuevos posts de este blog que luego no aparecían.

El primero, sobre el suicidio, lo borré al poco de escribirlo porque no consideré apropiado que figure en estas páginas dispersas. El segundo, un poema para una amiga, es sólo para sus ojos y, mientras no me diga lo contrario, así permanecerá. Sin publicarse, porque esa no era mi intención.

Pido disculpas por todas las molestias que esos falsos avisos os hayan podido causar, mis queridos lectores.

Yours truly,
JAck.

Anuncios

Sade o la moral revelada (5)

30 mayo, 2017

Para no repetir lo ya expuesto en http://wp.me/p5Qvf-DA y en http://wp.me/p5Qvf-DG (ya sabes, mi querido lector, mi semejante, etc, etc etc, si quieres leer, clica ahí), haré un breve resumen de lo sucedido en Arcueil entre Rose Keller y Donatien y me centraré en las consecuencias.

Nuevamente vemos repetirse el modus operandi de Sade: el 3 de abril de 1768, domingo de Resurrección, Donatien busca los servicios de una prostituta, la lleva a una casita de la calle Moffetard y, tras las “habituales” palabras y acciones blasfemos, Sade entrega un látigo a Keller con el que ha de fustigarle, acción que luego él llevará a cabo con ella. Keller, aterrorizada, se niega, por supuesto. El marques recompensa su negativa azotandola con crueldad y realizándole cortes con un cortaplumas que luego sana con una pomada de propiedad casi mágicas que hacen desaparecer las heridas sin dejar marca. Sade culminará este particular aquelarre con lectura de unos versos blasfemos de su posible autoría. Al día siguiente Keller logra huir y denuncia los hechos a la policía.

Keller, que afirmará ser una viuda de Estrasburgo, de 33 años de edad, y no una prostituta, dice en su declaración que fue engañada a la casa del marqués, pues creía que iba a prestar servicio domésticos, no sexuales. Dicho sea de paso, Keller acumula sobre sí todos los atributos de las víctimas de los libertinos de las obras de Sade: viuda, sin recursos, sola, desamparada y vulnerable. Su huída es más propia de una novela de capa y espada (la pobre y torturada viuda que hace acopio de sus escasas fuerzas y en un último esfuerzo logra forzar una ventana por la que escapa, encontrando a unas mujeres en la calle que la ayudan a acompañan a para que denuncie los hechos) que de la vida real.

Hechos de este tipo eran considerados en la época como delitos menores si el agresor era de sangre azul. Se argumenta en la prensa todo tipo de razones que expliquen el comportamiento del marqués: desde su locura a razones pseudocientíficas (la pomada milagrosa, versión que será creída por Restiff de la Bretonne, que mantiene con Sade un odio recíproco). Para la conciencia popular, Sade es un monstruo capaz de realizar las acciones más crueles y abyectas. Así, Donatien se convierte en víctima de la opinión pública.Para la conciencia elitista de Sade, Keller deja de tener cualquier derecho al respeto o a la queja desde el momento mismo en el que vende su cuerpo(1) y lo que le suceda debe ser asumido como “gajes” del oficio. En cualquier caso, lo realizado en la casita adquiere unas proporciones desmesuradas al coincidir con un día tan señalado para el calendario cristiano.

Peor todavía, la casita donde sucede esta y otras tropelías del marqués se encuentra cerca de la casa de campo de Louis-Paul Pignon, presidente de la Cámara de lo Criminal del Parlamento de París, que tomará parte activa en el proceso contra Sade. Y por si fuera poco, una mano negra manipula la investigación. Es la de Charles-Augustín Maupeau, último canciller del Antiguo Régimen y antiguo enemigo de la familía política del marqués, que ve en lo sucedido una oportunidad magnifica para cobrarse venganza.

Sade va a ser la víctima propiciatoria en la que se van a castigar todos los excesos de la nobleza corrupta de la Francia de finales del siglo XVIII.

Pero, ante este giro de los acontecimientos, la suegra de Donatien, la Presidenta de Montreuil, toma parte en los hechos.

(1) Recuerdo, de pasada también, que ya traté en su día la falacia de este termino, usado aquí para representar el pensamiento sadiano. La prostituta no vende su cuerpo, sino sus servicios.

Sade o la moral revelada (4)

28 mayo, 2017

Así, mientras en la corte reina el libertinaje y la debacle moral que llevará a la revolución de 1789, donde la policía llevaba cumplida cuenta de cada locura y exceso, y donde eran de domínio público la inmoralidad del clero y la nobleza, las misas negras y el desenfreno de los burdeles, se castiga a Sade por lo relatado por Jeanne Testard.

Y llama más la atención la escrupulosidad del rey en este caso. Dice Anne Laborde que, tras este asunto, se halla la mano del conde de Sade, que habría forjado esta grotesca intriga para deshacerse de su hijo y frenar sus pretensiones económicas, amen de las de su família política, por los ingresos del cargo de gobernador militar que seguía percibiendo el conde y no su hijo.

Lo cierto es que Donatien parece arrepentirse, dando muestra de ellos, escribiendo cartas suplicantes y pidiendo un confesor, de manera que es puesto en libertad por orden real el 13 de noviembre de ese mismo año, quedando el marqués condenado a vivir en el castillo de los Montreuil y mantenerse alejado de París por un tiempo. En cuanto pudo, Donatien partió para Dijon para recibir el cargo de teniente general de las provincias que le habían sido asignadas. Visita, asimismo, la biblioteca del convento de Chartreux para recoger información sobre los crímenes y la desenfrenada vida sexual de Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI y probable modelo para Juliette, la hermana viciosa y triunfante de la pobre y sufridas Juliette.

Sade retorna a París, reiniciando sus desmanes y adulterios repetidos, la historia de la corrupta nobleza de la época, bajo la estrecha vigilancia del inspector Marais y de los espías de su suegra.

Era un asiduo de burdeles y cabarets; flagelaba y se hacía flagelar. Parece que estaba sumido en una psiconeurosis (siempre apuntamos a una enfermedad cuando encontramos un comportamiento inexplicable) que le impulsaba a buscar el placer en el dolor y la crueldad, algo que hoy en día denominamos algolagnia.

También es la época de una serie de enamoramientos fulminantes y románticos del joven marqués con actrices cortesanas que viven de sus amantes, como Mlle Colette, de 19 años, actriz de la comedia italiana, a la que Donatien entregaba 25 luises al mes; Mlle. Beaupré, actriz del mismo teatro, 6 luises; la Beauvoisin, celebre por su belleza y elegancia, 20 luíses. La correspondencia con ella revela a un hombre ahogado en pasión y desesperanza que primero ofrece el amor y la vida y luego endilga violentos improperios. Los informes de la policía lo describen como un hombre “muy violento” que había “golpeado e insultado a varias personas” y “desde hace quince meses causa mucho escándalo llevando día y noche personas de uno y otro sexo con quien está en comercio libertino”, tal y como afirma un informe de febrero de 1768.

Mientras, sigue leyendo e investigando. En la biblioteca de su castillo de La Coste, reconstruída a partir de 1765, reúne cerca de 600 volúmenes, en su mayoría de historia y filosofía, pero también obras heréticas, eróticas, anticristianas, materialistas y sobre las costumbres pasadas y presentes de los hombres.

Entonces, en la mañana del 3 de abril de 1768, estalla el affaire Keller, segunda estación del sui generis calvario del marqués de Sade.

Oliver Rath: el arte de la provocación

26 mayo, 2017

Oliver Rath (1978-2106)se hizo famoso por sus realistas y brutales fotografías, amén de su duro lenguaje visual. Para él no existían los tabúes ni los temas prohibidos. en su obra aparecen los desnudos frontales, los juguetes sexuales, el sexo. Todo era, en manos de Rath, arte.

Rath era uno de los foto-bloggers más famoso, en parte por sus retratos de celebridades y por sus retratos del Berlín edonista, combinados con humor, erotismo, sensualidad pura y dura y con una gran incorrección política.

Su arte era profundamente urbano, guardando un estrecho contacto con Berlín, teniendo la habilidad para hacer arte de cosas pequeñas e irrelevantes en apariencia. En sus fotografía aparecían los elementos básicos para hacer una gran fotografía: geometría, contrastes, perspectivas, disposición de los elementos… Su estética se basaba en las formas, en lo bello y l ofeo, en lo emocional y sexual. Con Roth no se puede estar seguro si la fotografía es improvisada o no, lo que demuestra sus grandes dotes artísticas.

Celebridades tales como Karl Lagerfeld, Tim Raue o Juergen Vogel posaron para él, pero Roth también se inspiraba con desconocidos de la vida nocturna berlinesa. Entre sus principales lugares de inspiración estaban clubs como el Berghain o el Horst Krzbrg. Curiosamente, aunque su obra erótica no es, ni de lejos, la principal parte de su arte, es la que le popularizó.

null

Todos los elementos del arte erótico están presentes en la fotografías de Oliver Rath. Su provocativa obra borra la linea entre la pornografía y la erótica. A veces son consideradas escandalosas. Mujeres desnudas fumando marihuana, objectos absuros, bizarros, impactantes.

Rath no tenía cortapisas en sus fotos ni reconocía límite alguno. A la hora de fotografía lo que él consideraba interesante, no tenía límites, su libertad era absoluta. Asimismo, su arte se caracterizaba por la incorrección política, el rechaza a la norma impuesta. No reconocía las normas sexuales de identidad; hombres y mujeres tenían igual representación en su obra, sin hacer caso a los estereotipos habituales.

Por eso el más valioso elemento de la obra de Oliver Rath era su completa libretad para fotografía lo que el consideraba digno de ser capturado por su cámara

El primer escándalo de Sade: Jeanne Testard

23 mayo, 2017

El 15 de octubre de 1763, Donatien viaja a París, debe presentarse en Fontainebleau para rendir homenaje al Rey y solicitar el cargo de gobernador de Bresse, Bugey, Valromey y Gex. Posteriormente deberá viajar a Dijon para presentarse ante su parlamento y tomar posesión del cargo, pero el 29 de octubre es detenido y conducido a la fortaleza de Vincennes por orden del Rey. Allí permanecerá encerrado 15 días.

Al parecer la causa es el escándalo provocado por una o varias jornadas de desenfreno y un misterioso manuscrito. Su padre informa a su hermano el abad: «Casita alquilada, muebles tomados a crédito, orgía extrema, que iba a realizarse fríamente, en total soledad, impiedad horrible sobre la cual las muchachas se han creído obligadas a declarar».

Todo tiene lugar en la “casita” de la calle de Mouffetard. Donatien contrata los servicios de una joven artesana de abanicos que se gana un dinero extra con el negocio del sexo. Según afirmaría la joven en su denuncia, una vez en la casa, Sade le pregunta si cree en Dios, ante cuya respuesta afirmativa Sade estalló en un torrente de blasfemias, tras lo cual la condujo a una habitación decorada con varios cristos, una virgen y diversa imaginería religiosa. Una vez allí, el marqués que lo fustigue con un látigo de cuerdas y un cabo de madera, tras lo cual él haría lo mismo con ella. Aterrorizada, Jeanne se niega. Tras diversas amenazas y blasfemias, Sade lee a la prostituta unos versos sacrílegos de su autoría.

Al verse libre al día siguiente, lo primero que hará Jeanne es ir al hotel del señor teniente general de la policía con el fin de darle cuenta de todos estos hechos. Aunque Jeanne no afirma que sea el marqués su cliente, la descripción se ajusta bastante fielmente a él, y el rey ordena su arresto. Los biógrafos de Sade no cuestionan la autenticidad del documento y consideran que aquel cliente pudo tratarse de Sade. De corresponder el atestado con el incidente, se trataría del suceso documentado más grave de su biografía. Donatien habría cometido sacrilegio, delito muy castigado en aquella época.

Una vez encerrado en Vincennes, Donatien pide al teniente general de policía que su familia no se entere de los motivos de la detención. También se muestra especialmente preocupado por aspectos relacionados con un manuscrito que, en su descargo, dice no haberlo comenzado antes del mes de junio. Y más que por el incidente de una noche, también en su descargo, dice que los hechos no se prolongaron más allá de ocho días.

Como consecuencia de ese incidente, Sade pasará 15 días encerrado en la fortaleza de Vincennes, el tiempo en que su familia se hace cargo de él. Durante su encierro Donatien da muestras de arrepentimiento, escribió cartas suplicantes y hasta llegó a solicitar un confesor. El 13 de noviembre de 1763 Sade abandona Vincennes y regresa a Échauffourd, quedando a cargo de sus suegros, con la orden de no abandonar la provincia sin la autorización real.

En cuanto puede parte para Dijon, donde recibe el cargo de teniente general, y visita los archivos del convento de Chartreux, para reunir datos sobre los crímenes y desenfrenada vida sexual de Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI y probable modelo de Juliette, la hermana libertina de Justime.

El 3 de abril de 1764 se recibe el permiso del Rey que le autoriza la estancia en París durante tres meses. El 17 de mayo toma a su cargo la dirección de un teatro en Évry, a 30 km de París, en el que se representarán obras de autores contemporáneos, incluida una comedia de Voltaire; pudiendo, Sade, haber protagonizado alguna de ellas. El 26 de mayo toma posesión de su cargo de teniente general gobernador de Bresse, Bugey, Valromey y Gex ante el parlamento de Dijon. Ese verano lo pasa en París y 11 de septiembre es revocada definitivamente la orden real de confinamiento.

¿Qué lleva a Luis XV a castigar de esta manera al marqués de Sade? La historiadora Alice Laborde afirma que todo se trata de un complot por parte del conde de Sade, que aprovecha la ocasión para frenar las pretensiones económicas de su hijo y de su familia política por los ingresos del cargo de teniente general de las provincias que le habían sido asignadas, ingresos que seguía percibiendo el conde y de los que no tenía intención alguna de prescindir.

Sade o la moral revelada (3)

21 mayo, 2017

En esa época el conde de Sade organiza los esponsales de su hijo con Renée Pélagie de Montreuil, una rica heredera, de 20 años, sin demasiadas gracias propias, hija mayor de Claude-René de Cordier de Montreuil, presidente honorario de la Cour des Aides de París (una sección parlamentaria que se ocupaba de los impuestos indirectos), perteneciente a una familia de la nueva nobleza, con una excelente posición económica e influencias en la Corte. Su mujer, que también procedía de la nobleza, era una mujer de fuerte carácter que jugaría un gran papel en la vida del marques de Sade.

Donatien, enamorado de Laura de Laurís, perteneciente a una antigua y noble familia provenzal aunque no con los suficientes recursos para impresionar al conde. Así, el marqués, que que ya había expresado a su padre sus deseos de casarse por amor, accede sin embargo a la imposición paterna. Su padre, el conde, no piensa en otra cosa salvo en librarse de ese hijo que “no tiene una calidad buena y sí todas las malas”.

Mientras las negociaciones siguen su curso, Donatien no se priva de seguir con sus correrías, lo que le hará contraer una enfermedad venérea que su padre tendrá que ocultar a sus futuros suegros. El 1 de mayo de 1763 los reyes dan su consentimiento en presencia de las dos familias y la llamativa ausencia de Donatien. El 15 de mayo se firma el contrato matrimonial y el enlace se produce dos días después, en la iglesia de Saint-Roch de París. El matrimonio tendría tres hijos: Louis-Marie, nacido un año después de la boda, Donatien-Claude-Armand y Madeleine-Laure. Como regalo de bodas, el conde de Sade le ofrece a su hijo el cargo de teniente general de Bresse, Bugey, Valromey y Gex, lo que le daría una renta anual de 10.000 libras. Sin embargo, el conde no tiene intención alguna de cumplir lo prometido.

La presidenta de Montreuil, la suegra de Donatien, tiene 43 años, es una mujer activa y enérgica y muestra un gran afecto por su hijo político. Viviendo suegra y yerno en el castillo de los Montreuil en Normandía, se establece una estrecha relación de complicidad y confianza que hace sospechar de, tal vez, una cierta proximidad física entre ambos. Con el apoyo de su suegra, Donatien presiona a su padre para que cumpla con lo prometido y, acuciado por sus deudas, pide al rey que le otorgue un cargo con el que enjuagarlas, por lo que, en octubre de ese año, a los 23 años, se entrevista con el duque de Choiseul, ministro de asuntos exteriores, para realizar su petición.

Pero el interés del marqués no estaba ni en el servicio real ni en la vida palaciega. Alquila diversas pequeñas residencias en París y Versalles, que se convierten en escenario de sus escapadas con prostitutas. En una de esas petit maisons, verdaderos burdeles de la nobleza, se entrega a tales excesos con una joven llamada Jeanne Testard, de 22 años, obrera, fabricante de abanicos y ocasional asistente a fiestas organizados por hombres, lo denuncia.

Sade o la moral revelada (2)

19 mayo, 2017

Donatien Alphonse François de Sade nació en París, el 2 de junio de 1740. Era hijo de Jean-Baptiste-François-Joseph de Sade, conde de Sade, miembro de una familia de la nobleza provenzal que se remontaba al siglo XII y que contó entre sus miembros Hugo III, que se casaría con Laura de Noves, la Laura de Petrarca; el conde fue, como su hijo, un libertino en su juventud, y acabó recurriendo a la diplomacia para recuperar la estabilidad económica perdida. Su madre era Marie Eleonore de Maille de Carman descendía del cardenal Richelieu y estaba emparentada con los Borbones. Al ser ella dama de compañía de la reina, Donatien pasará su infancia en la corte.

Donatien nace en el Hôtel de Condé, residencia de los príncipes de Condé, donde pasa sus primeros años con su madre y el príncipe Louis Joseph de Bourbon. Fue bautizado el día después de su nacimiento en la iglesia de Saint-Sulpice de París. Su nombre de pila debió ser Louis Aldonse Donatien, pero un error durante la ceremonia del bautizo lo dejó en Donatien Alphonse François. En 1744 es enviado al condado de Venaissin con su abuela y cinco tías paternas.

En 1746 es enviado con su tío paterno Jacques François Paul Aldonce de Sade, abad de Saint-Léger d’Ebreuil, escritor, comentarista de la obra de Petrarca y libertino afamado (lo que le acarrearía ser encarcelado por un tiempo), para que se ocupe de su educación. A Donatien se le asigna como tutor al abad Jacques Francois Amblet, quien le acompañará durante gran parte de su vida. Sin que exista constancia de la fecha, cuando Donatien cuenta seis o siete años de edad, su madre ingresa en un convento de París. Así, Donatien vive desde 1744 hasta 1750 rodeado de poder, alta cultura y corrupción.

En 1750, con 10 años, Donatien vuelve a París e ingresa en el prestigioso colegio jesuita Louis-le-Grand, donde vive en régimen de interno sin destacar en ninguna de las materias, aunque desde temprana edad se entregó a la lectura, siendo sus favoritas la filosofía y la historia y, sobre todo, los relatos de viajeros. Además, como era habitual en los colegios jesuitas, se interpretaban numerosas obras teatrales. Mostró mucho interés por la pintura, y pasaba horas enteras en las galerías de cuadros que desde entonces estaban abiertas al público en el Louvre. Además, aprendió italiano, provenzal y alemán.

El 24 de mayo de 1754, ingresa en la academia militar. El 17 de diciembre de 1755 accede, con el grado de subteniente honorario, al Regimiento de Caballería Ligera de la Guardia del Rey (École des Chevaux-légers), pasando a formar parte de la élite del ejército francés. Al año siguiente es nombrado segundo teniente en el Regimiento Real de Infantería. Al estallar la Guerra de los Siete Años, Donatien, que aún no ha cumplido los 16 años, recibe su bautismo de fuego: Con el grado de teniente, al mando de cuatro compañías de filibusteros participa en la toma de Mahón a los ingleses bajo las órdenes del Conde de Provenza, asalto en el que mueren más de cuatrocientos franceses. Más tarde lo trasladarían al frente de Prusia. El 14 de enero de 1757 le nombran portaestandarte en el Regimiento de Carabineros del Rey, y el 21 de abril le ascienden a capitán de la caballería de Borgoña. En 1763, al finalizar la guerra, es licenciado y regresa a Lacoste. Durante los meses siguientes, su padre negocia su boda con la hija mayor de los Montreuil, familia perteneciente a la nueva nobleza, con una excelente posición económica e influencias en la Corte.

Cuando cumple 20 años, nada presagiaba que Donatien se fuera a convertir ni en el hombre disoluto que escandalizó a Francia ni en el hombre de letras ni en el pensador que llegó a ser y que nos ha legado la posteridad.

Sade o la moral revelada (1)

17 mayo, 2017

Si no hubiera sido por la saña con la que el poder le persiguió, hoy recordaríamos a Sade como uno de tantos libertinos que poblaron la Francia del Antiguo Régimen, un elemento díscolo de la nobleza francesa que tanto avergonzó a su familia mientras iba y venía de múltiples burdeles.

Tanto la Monarquía como la República como el Imperio napoleónico lo tacharon de “maldito” y persiguieron y quemaron su obra. A su muerte nos legó una biografía no demasiado diferente de otros libertinos contemporáneos (y algunos actuales) y una obra que, aún hoy en día, resulta turbadora para muchas mentes modernas, un escritor clandestino citado por todos y leído poco y mal.

“Galileo fue perseguido por revelar los secretos del cielo (…), yo soy perseguido por haber revelado los misterios de la conciencia de los hombres”.

Perseguido y encarcelado, Sade dedicó sus energías a formular una antimoral que explicara la tendencia del ser humano hacia el mal. El mal debe ser entendido como lo contrario a la norma moral y legal impuesta sobre la sociedad por los representantes del capital, de la familia, de la Iglesia y del Estado. La era moderna creó sociedades enteras basadas en en ánimo de lucro y relegó fuera de los márgenes sociales a todo lo que no pudiera ser considerado útil y destruye los lazos comunitarios para ensalzar el individualismo con las falsas promesas de “libertad” y “libre albedrío”.

El preludio de la revolución alemana de 1918-19: el motín de 1917

15 mayo, 2017

Al intensificarse el bloqueo británico, la falta de alimentos alcanzó incluso a la marina imperial alemana. Las primeras (y las más persistentes) quejas de los marineros sobre la diferencia entre las raciones que recibían ellos y los oficiales. Los oficiales de los grandes navíos recibían mejor comida porque su paga era mayor y se lo podían permitir. Esta diferencia era más evidente en los grandes navíos (acorazados, cruceros de batalla), en menor medida en los cruceros, pero no en destructores, submarinos, torpederos, patrulleros y dragaminas, donde nadie recibía consideraciones especiales y los oficiales compartían con el resto de la tripulación, compartían no sóio los limitados confines de estos buques, sino también las raciones y la cocina, a diferencia de los grandes navíos. Esto queda en evidencia cuando vemos que las fuerzas ligeras navales alemanas no se amotinaron ni en 1917 ni en 1918.

Las primeras quejas se escucharon en 1915, pero el terrible invierno de 1917-1918, que hizo que se perdiera gran parte de la cosecha de patata, aceleró el problema. Este estallaría el 6 de junio y el 18 de julio, cuando los fogoneros de varios buques protestaron por la mala calidad de la comida que recibían, y el 2 de agosto cerca de 800 hombres comenzaron una huelga de hambre.

A este problema había contribuido el crecimiento de la marina alemana durante la guerra, que vio crecer el número de submarinos, destructores y otros elementos de la fuerzas ligeras, mientras que el número de acorazados y cruceros de batalla apenas varió. Este crecimiento de las fuerzas ligeras agotó la reserva de buenos y capaces oficiales, que fueron trasladados al mando de los nuevos buques ligeros. Estos oficiales, que se presentaban voluntarios, eran reemplazados por oficiales de menor valía. Además, a partir de junio de 1916, las fuerzas ligeras serian las que más contacto mantuvo con el enemigo y las que sufrieran más perdidas que el resto de la flota imperial alemana.

El incidente más famoso tendría lugar en dos acorazados, el Friedrich der Grosse y el Prinzregent Luitpold. Los oficiales de los barcos cedieron ligeramente y formaron una Menagekommission, un consejo que dio a los marineros voz en la preparación y selección de su comida. De hecho, la Menagekommission había sido aprobada con anterioridad por el departamento de la marina, pero que había sido ignorado por los mandos navales de la Hochseeflotte. Los mandos, para evitar que se extendieran la noticias de lo sucedido, optaron por no castigar a nadie y quitarle importancia al asunto y confiaron que se olvidaría el asunto.

Pero el 31 de julio un pequeño incidente hizo que todo estallara de nuevo. Cuando la tarde de ese día se informó a los fogoneros del Prinzregent Luitpold, que esa noche no habría proyección de la película que se había anunciado. La mañana siguiente, 47 marinos abandonaron el barco, se fueron al puerto, en una especie de huelga y a las dos horas regresaron al barco. El capitán optó por castigarlos y detuvo 11 de ellos, lo que hizo que 600 hombres de la tripulación se pusieran en huelga haciendo lo mismo. Sus lideres eran Johann Beckers y Albin Köbis, fogoneros ambos, que se habían reunido con comisiones de otros barcos, entre ellos el Friedrich der Grosse. Otros 18 fueron detenidos, seguidos por el arresto de los miembros de las comisiones huelguistas de los barcos, incluídos los del el Friedrich der Grosse..

Y aquí estalló todo.

Los cabecillas del Friedrich der Grosse tenían una agenda diferente agenda de los del Prinzregent Luitpold. En el primer acorazado los cabecillas eran Willy Sachse y Max Reichpietsch. Este último estaba menos interesado en las quejas contra los oficiales que en los problemas básicos de la marina y la sociedad alemana. Era partidario de que se llevaran a cabo reformas políticas en Alemania y para ello entró en contacto con el Parido Social Demócrata Independiente (Unabhängige Sozialdemokratische Partei Deutschlands, USPD), una escisión extremista del partido socialdemócrata, y comenzó a repartir propaganda política entre sus compañeros, y mantuvo contactos con los miembros del USPD, sugiriendo comenzar una huelga general en la marina si hiciera falta, lo que fue aceptado por los del USPD. Por esto. Reichpietsch y Sachse fueron arrestados. Sachse se vino abajo durante el interrogatorio y culpó de todo a Reichpietsch, que no negó nada de sus contactos con el USPD y sus acciones. El vicealmirante Reinhard Scheer, que había optado por quitar importancia al motín, se horrorizó al enterarse a los contactos de Reichpietsch con el USPD, lo que él y los oficiales vieron como un intento del USPD de fomentar una rebelión en la marina y así dañar el esfuerzo bélico (1).

En agosto de 1917 Scheer actuó contra los amotinados. Setenta y cinco marineros fueron arrestados y sometidos a consejo de guerra. Salvo por cuatro, todos recibieron diversas penas, y cinco de ellos fueron condenados a muerte. Sólo dos, Albin Korbis, del Prinzregent Luitpold, y Max Reichpietsch, del Friedrich der Grosse, fueron ejecutados el 7 de septiembre de 1917 y el resto condenados a cadena perpetua.

Los consejos de guerra de Korbis y Reichpietsch fueron asesinatos legales. Scheer, entre otras irregularidades cometidas durante el proceso, violó el derecho de los condenados de apelar por misericordia al Kaiser. Esto se debe a la celeridad con la que fueron ejecutados estos dos marinos (2). Tras esto las raciones mejoraron ligeramente y así terminó el motín en la marina alemana de 1917.

Otra reflexión

13 mayo, 2017

Definimos lo que está “mal” a través de nuestros miedos y nuestros prejuicios, y esta definición es un proceso interminable y, por tanto, mutable. Reconocemos su presencia, su influencia sobre nuestras vidas y la absoluta necesidad de combatirlo. Nuestras acciones contrarias a la moral nos causan remordimientos, pero eso no nos exime de nuestros errores. Vivimos con nuestras culpas y nos acostumbramos a ello, y nos horrorizamos con la de los otros mientras rezamos para que no se descubran las propias.

El mal sólo puede ser reconocido en su proyección exterior y en su emergencia interior accidental. Nuestra moral interna reconoce la existencia del mal si no está condicionada por los intereses del yo o de la masa a la que pertenece. Pero, en principio, el ser humano es incapaz de profesar per se una confesión maligna, no vinculada a una causa superior. Simplemente no podría vivir con ello.

El mal no forma parte de nosotros. Procede de un lugar y de un tiempo desconocido y ajeno para nosotros, y puede ser vencido. Somos frutos de una tradición cristiana que nos hace creer en la bondad del ser humano y en su inevitable tendencia hacia él, en contradicción con la maldición en la que incurren Adán y Eva, que, por su pecado original, lastran a toda su descendencia con una tendencia hacia el mal. Hijos de un tronco común, todos estamos manchados por la misma falta.


AMO BARCELONA BLOG

BDSM en català (diari d'un Amo)

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Welcome to my website! Did you ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. You'll find that most everything is Vietnam War related, but much of what is discussed below also impacts today's soldiers. Please scroll down and peruse the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Columnas de Historia, Ensayo, Opinión y Narrativa.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

Gabrielle Heathcliff

Escritora de relatos; soñadora de momentos.

Cuaderno de Sentimientos

Smile! You’re at the best.

Diamantes y Basura

Lo mejor del puto ser humano