La Guerra de Sucesión Española (28)

Operaciones militares en 1714 -12-

Berwick, tras el fracaso sangriento del doble asalto, quedó impresionado por el revés, por lo que comenzó a planear un nuevo asalto, teniendo en cuenta las lecciones aprendidas.

-El frente de ataque había sido muy estrecho, lo que contribuyó a la carnicería.

-Las fuerzas de élite habían quedado diezmadas y al menos doce compañías había quedado incapacitadas para combatir por varias semanas, a lo que cabe sumar las perdidas sufridas entre la oficialidad.

A todo esto había que añadir la “injuria” de ver como la milicia de la Coronela, considerada inferior, había llevado el peso de la defensa y rechazado el ataque de las aguerridas fuerzas de asalto, con especial enfasis en el inconcebible éxito de los Estudiantes de Leyes en Santa Clara, aplastando a un numero superior de granaderos, que eran de los más selectos. Berwick no podía renunciar al ataque, sin embargo. Sabiendo que los oficiales ardían de rabia, había que repetir el ataque, procurando no repetir la matanza. Para ello expugnaría los dos baluartes sucesivamente, y pasaría más tarde al asalto por la gran brecha. Por ello, los zapadores volverían a trabajar contra el Portal Nuevo, y tomaría, en un ataque nocturno, el baluarte de Santa Clara.

Villaroel, que suponía que iba a pasar esto, optó por consolidar las defensas, recorriendo la linea para observar la marcha de los trabajos. Para reemplazar a Jordi de la Bastida en el mando de Santa Clara se escogió al teniente coronel Pere de Padilla, que se había distinguido en los combates de Montjuich. Mientras tanto, bajo un formidable bombardeo artillero, los ingenieros de Berwick continuaban sus trabajos, a la par que formaban un camino parapetado hacia la base del deslizamiento del portal de Santa Clara, no sin un coste, pues los zapadores que trabajaban en este sector sufrieron 41 soldados muertos y 5 oficiales y 95 soldados heridos.

En la noche del 13 tendría lugar el asalto. La guardia de trinchera entrante estaba al mando del teniente general Tilly, el mariscal de campo Ribadeo y los brigadieres Carbon y Sauneboeuf, con los siguientes efectivos:

– un batallón del regimiento de Murcia
– uno batallón del regimiento de Porvenza
– dos batallones del regimiento de Artois
– dos batallones del regimiento de La Couronne
– dos batallones del regimiento de La Marche
– dos batallones del regimiento de L’Ile de France

acompañados por el refuerzo acostumbrado de seis compañías de granaderos, 300 jinetes y 2000 zapadores. En total, 8200 hombres. Para apoyarles estaba la guardia del día 12, del teniente general Dillon, detallada con anterioridad, en torno a unos 7000 hombres.

A las 10 de la noche comenzó el asalto.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: