Archive for 30 septiembre 2018

Si…

30 septiembre, 2018

Si me equivoco al intentarlo, no me importa.

Si pierdo las batallas pero gano la guerra, no me importa.

Sea lo que sea lo que el futuro me depara, confiaré en mi destino.

Anuncios

Los otros Adanes (3)

26 septiembre, 2018

Adán en el dualismo moderado.

Satanás obligó a Adán a tener relaciones sexuales con Eva, con la que tuvo a Abel y a todo el género humano. Siguiendo las enseñanzas de Tertuliano, los dualistas moderados consideran que todas las almas proceden in traduce de la de Adán. El alma, pues, nacía del alma como el cuerpo de otros cuerpos.

Por tanto, todos los hombres son uno y tienen el mismo origen celestial. Comparten asimismo el pecado original o la inclinación al Mal, además del libre albedrío. Según Rainier Sacconi, algunos dualistas moderados (los Baiolenses) adoptaron la teoría dualista absoluta, lo que resulta sorprendente, pues no casa con el sistema moderado.

El bois de Boulogne

24 septiembre, 2018

Ando perdido en una mudanza eterna, así que, mientras me asiento, improviso este relato breve antes de seguir con el ya empezado.

El bois era un agujero abierto en el corazón de París en el que la rutina se convertía en una exótica novedad.

Era verano, tiempo de pasiones exageradas y ardientes. Los coches iban muy despacio, a menos de diez kilómetros por hora, pues el bois era un lugar muy solicitado. El desfile de curiosos y sus coches en busca de algo obsceno no tenía fin. Los neumáticos se deslizaban sin hacer apenas ruido.

A veces se escuchaba un frenazo brusco entre los haces de luz de los faros y los motores ronroneantes. Pero el desfile de carne no conocía fin.

Una negra impresionante cruzó la carretera en sus botas altas de charol, mostrando un cuerpo hinchado de silicona y un sexo que apenas tapaba el tanga. Su lengua felina provocaba a los conductores girando a una velocidad imposible.

La noche servía de coartada a los noctámbulos que, desde las ventanas opacas de sus Mercedes, intentaban acertar el precio de la mercancía que se alinea a la derecha de la carretera. Cada metro cuadrado estaba atestado de bellezas espectaculares, ligeramente vestidas o sencillamente desnudas sobre sus altísimos zapatos.

Entre los árboles se intuían las sombras de los mirones y de los chulos. Ambos vigilaban a las chicas muy atentamente, pero por diferentes motivos.

Cuando un coche se detenía, bajaba la ventanilla y comenzaban las negociaciones. Al cabo de un rato o bien el vehículo seguía su camino o bien la chica se metía en su interior y el coche desaparecía en uno de los pasajes arbolados del bois.

Así transcurría la noche en el Bois de Boulogne.

Los peregrinos (V)

23 septiembre, 2018

Cuando Honoré se despertó, Troyes ya era un punto perdido en el horizonte tras la estela de las naves. Mirando por su pequeña ventana podía ver, a cierta distancia, al estela de fuego del crucero que navegaba al lado del suyo. Entonces un ruido le recordó donde estaba.

Miró a su alrededor y descubrió una silueta sentada frente a la mesa del camarote dándole la espalda. Una tenue luz lo iluminaba mostrando sus encorvados hombros mientras escribía. Por lo visto tenía un compañero de viaje con el que compartir su cabina. Discretamente, Honoré comprobó que sus pertenencias seguían donde las había dejado, y luego contempló al hombre, tan concentrado en su quehacer que no se había dado cuenta de nada.

Era un hombre de baja estatura, de escasos cabellos rubios en su redondeada cabeza y que vestía el abrigo largo de los peregrinos más humildes.

-Buenos días, me llamo Honoré -dijo.

El desconocido se levantó de un salto al escuchar la voz, visiblemente sobresaltado. Luego miró la mesa y se puso a ordenar apresuradamente las hojas en las que había estado trabajando.

-Disculpadme -dijo sonrojándose al volverse-. Estaba concentrado y le creía dormido…

-¿Cómo te llamas? le preguntó Honoré.

-Salustio.

-¿A qué grupo de peregrinos perteneces?

-Viajo solo

-¿En serio?

Su aspecto era casi inofensivo, de ojos penetrantes a los que nada parecía escapar. Honoré lo contempló atentamente.

-¿Y qué hace alguien tan joven como tú viajando solo en tamañana expedición?

-¿Se pregunta al sol por qué ilumina? -contestó con una tímida sonrisa.

Honoré no quiso contradecirle y le explicó su existencia como escudero sin señor que tomaba la cruz por imperativo de la fe. Al decir que no tenía ni amigos ni familia, Honoré comprobó como el rostro de Salustio se iluminaba.

-Pasaremos mucho tiempo juntos, supongo, pues yo tampoco tengo o conozco a nadie. Nos paremos muchos. Tú eres un hombre solo y yo soy un huérfano.

Tras la ventanilla dos fragatas de combate cruzaron el espacio entre los dos transporte dejando un rastro de fuego a su paso. Era la guardia de la Milicia que protegía el convoy. Salustio los miró con expresión arrobada.

Honoré lo sacó de sus ensoñaciones con su naturaleza práctica.

-Salgamos y vayamos a comer un poco.

Brillar

21 septiembre, 2018

Hay que brillar, hay que transmitir, que no es lo mismo que hacer ruido. Hay que hacer llegar sensaciones, demostrar lo bueno que somos. Hemos de ser como una bombilla para aspirar a ser como un sol. Hemos de refulgir.

Y en esta situación de la vida en la que el caos amenaza a la vuelta de cada esquina, que para llegar a fin de mes sudamos sangre, hay que ser un verdadero héroe para seguir adelante y no rendirse.

Hemos de ser una bombilla heroica, que brille, que ilumine, no sólo a nosotros mismos y a nuestro camino, para marcar nuestra ruta y no ser pollos que corren sin cabeza, sino para que la gente con la que nos encontramos en dicho trayecto brillen también.

Por mayor que sea el drama lo podemos resolver. A veces nos quejamos de vicio y yo el primero.

Si la vida va rápido, parémonos a mirar el paisaje, para ver dónde estamos yh recordar quiénes somos. No nos dejemos arrastrar por la inercia que nos empuja constantemente. Esa inercia es una mera excusa.

La actitud es la que cuenta. Sólo nos controlamos a nosotros mismos, el resto del mundo está fuera de nuestro alcance. Sólo nos tenemos a nosotros mismos, así que vamos a fijarnos en nuestras cualidades más positivas y a aprovecharlas para rendir al máximo. Nos sentiremos y nos veremos mejor (¡¡¡y eso es gratis!!!) y, además, los que nos rodean se sentirán igual y lo agradecerán. Es algo de puro sentido común.

Recuerda, la vida es simple.

Yours truly,
Jack

Barcos fantasma: Ocean Wave

20 septiembre, 2018

Bas Jan Ader nació el 19 de abril 1942 en Winschoten, Holanda. Fue un artista neerlandés conocido por su trabajo en el arte conceptual, indagó a través de distintos medios: fotografía, video y performance. Vivió los últimos diez años de su vida en Los Ángeles (EEUU). Sus trabajos fueron principalmente presentados en fotografías o videos cuidadosamente filmados. Sus performances por lo regular eran acciones que lo llevaban a «perder el control», tema que trabajo durante casi toda su obra, esta propuesta fue la que lo llevó en 1975 a realizar su última empresa.

Él 9 de julio de 1975 Ader partió en un “crucero de bolsillo” de la clase “Guppy 13” llamado Ocean Wave, de 4 metros de eslora, para cruzar el Atlántico Norte de oeste a este, siendo su destino final Falmouth, en el Reino Unido. Según sus cálculos, tardaría unos dos meses y medio en lograrlo. Tres semanas después, se perdió todo contacto de radio con él. La última vez que le vieron fue cerca de las Azores.

Nueve meses después su barco, vacío, fue hallado flotando casi de maenra vertical en el agua a unas 200 millas náuticas (360 km) de Land’s End, a 100 millas nauticas al sudoeste de Irlanda por un pescador español que lo llevó a La Coruña, donde fue robado entre el 18 de mayo y el 7 de junio de 1976.

Se desconoce el destino de Ader. Era un buen marino y había navegado en un yate desde Marruecos a California en 1962-63. Su hermano Erik, otro experto marinero, creía que cayó al agua durante una tempestad. Otras fuentes apuntan hacia un suicidio planeado.

Los peregrinos (IV)

19 septiembre, 2018

En la explanada frente a la ciudad se había levantado un simple estrado de madera que contrastaba de manera brutal con las masas de acero y cristal de las ciudades colmenas que se alzaban por detrás cubriendo el horizonte.

La misa empezó a las cinco. Las nubes que cubrían el cielo habían acelerado la llegada de la noche al planeta Troyes, de manera que gigantescos focos lanzaban enormes columnas de luz hacia el techo plateado que amenazaba lluvia. Cuando la misa finalizó hacia las siete, las caras extasiadas y cubiertas de lágrimas hacían de eco a las palabras de los sacerdotes que habían cantado la misa y las excelencias de la peregrinación a la Santa Tierra.

Los transbordadores comenzaron a cruzar los cielos en pos de los cruceros de transporte que esperaban en órbita, iniciando un continúo ir y venir. Entre la masa de peregrinos estaba un fraile de hábito marrón que comprobaba el embarque de sus libros y discos de memoria, rodeado de servitores medio humano, medio máquinas, que se ocupaban de asegurarse de que cada caja partía en el orden correcto.

Las masas que iban subiendo a los transbordadeores esperaban con esperanza ocupar su lugar en las naves que iban a formar el convoy, uno de los cuatro que cruzarían el universo en pos de su destino. Las naves-ciudad esperaban en una órbita mayor. Eran del tipo Columbus 5, un modelo potente y con gran capacidad dotado de su propio sistema de gravedad y biotopo, lo que les convertía en una especie de lunas artificiales con capacidad para desplazarse por el universo, características que lo convertían en uno de los mejores navíos de transporte de su clase.

Su masa era tan descomunal que los peregrinos no podían sentirse desamparados mientras abarrotaban los hangares tras abandonar los transbordadores, que se preparaban, como perezosos cachorros, a iniciar su retorno a la superficie de Troyes. Cuando las naves comenzaron a activar sus motores, una deflagración propulsó a los gigantes galácticos por el frío espacio mientras se elevaban miles y miles de oraciones y plegarias que competían por escucharse entre el zumbido de las turbinas.

La peregrinación daba comienzo por fin, mientras los cuatro convoyes y sus escoltas militares iniciaban su larga marcha. Un millón de peregrinos cruzaba la galaxia para dirigirse a la Tierra de los Orígenes.

Lunes

17 septiembre, 2018

Hay que centrarse en lo que está bien. Hemos de ilusionarnos, en pensar en nuestras posibilidades y olvidarse de la desilusión y el desánimo.

Cuando la vida nos da la oportunidad, tenemos que poner nuestras habilidades creativa en marcha. Y ese potencial lo tenemos dentro, en la pasión, ese hambre que tenemos dentro, y por eso el estado de ánimo es clave.

Si fallamos es porque nos falta compromiso o confianza. Hay que ser valiente, audaz y tener coraje, y no olvidar lo que tenemos dentro.

Yours truly,
Jack.

Los peregrinos (III)

16 septiembre, 2018

Tras una larga marcha, la familia MacFarlanus llegó al planeta Troyes. La subestación olía a especias y vinos de variado origen, nuez moscada y diversos tipos de maderas y aceites aromáticos. Las más variadas telas y algodones se amontonaban en los estantes de las tiendas, entre telas y cristalerías. Todo era un resumen de lo más granado y más fino de la producción de la Santa Tierra y eran un recordatorio para los peregrinos de las maravillas que les esperaban al final de su periplo interespacial.

Hacía cerca de un año que se había hecho la llamada a la peregrinación por toda la cristiandad universal. Las docenas de peregrinos se habían convertido primero en cientos y luego en miles cuando se supo que los convoyes estarían bajo la protección de los bravos caballeros y sus huestes. No se trataba sólo de liberar la Santa Tierra, sino de repoblarla, de cultivar sus campos, de habitar sus ciudades, de desarrollar colonias y territorios.

Las naves de transporte Colombus I se agolpan como pesados rebaños en torno a las bases que orbitaban alrededor de Troyes. Sus quietas formas y la mansedumbre que parecían exhudar hacían olvidar su antigüedad. Sus hermanas mayores, las Columbus II y III, eran demasiado caras y sólo unos pocos navíos de estos tipos se habían sumado a la peregrinación para transportar a los caballeros y sus séquitos armados.

Los peregrinos (II)

13 septiembre, 2018

-Los tiempos lo exigen -replicó Hugo-. Una defensa de los peregrinos, pero o para nuestra gloria, sino para la de Dios. La Cruzada ha alterado el orden antiguo, y no es posible una vuelta atrás. Por eso nos hemos reunido nueve caballeros y hemos renunciado a nuestras vidas anteriores. Estamos listos para partir hacia la Santa Tierra en cualquier momento, pero nuestra empresa esa cara y necesitamos apoyos…

-… Para conseguir donaciones. Por eso habéis recurrido a mi humilde persona.

Al ver la postura del abad en la silla, lo último que le vino a la cabeza a Hugo fue humildad.

Bernardo pulsó un botón incrustado en un brazo de su asiento. Un inmenso mapa virtual del universo apareció en la sala entre los dos conferenciantes. Entre los sistemas y constelaciones se observaba un trazo que unía dos puntos. El abad se puso de pie y observó atentamente el lugar de destino, la Santa Tierra.

-Entre estos dos puntos podéis encontrar incontables peligros, gentes hostiles, avituallamientos inseguros, rutas bloqueadas. Pocos hombres tienen la templanza necesaria para lanzarse a una empresa de tal magnitud. Los fieles porque así esperan ganar la salvación; los granujas y aventureros para encontrar una manera de redimirse o de saldar sus deudas. O ambas. Pero las razones del resto son mucho más oscuras y ambiguas. Pero vos y los vuestros partís con el único propósito de proteger a los peregrinos…

Bernardo se sentó y apagó con un gesto el mapa virtual. Miró a Hugo durante un instante y prosiguió:

-De acuerdo, lo entiendo. ¿De cuántos peregrinos estamos hablando?

-De un millón. Los primeros convoyes ya están organizándose en la órbita de Troyes. Más llegan desde el norte y las filas de los peregrinos aumentan día a día. El viaje durará nueve meses, y es seguro que se nos unirán más por el camino.

-O abandonarán o perecerán durante el mismo.

-Cada uno de nosotros aporta su hueste para protegerlos. La escolta cuenta con todos los efectivos necesarios.

Bernardo siguió observando atentamente a Hugo. Parecía haberse hundido en su trono de piedra de tal manera que sólo sus ojos parecían humanos y el resto de la carne haberse tornado de la misma materia que formaba su asiento.

La conversación duró varias horas más. El semblante de Bernardo no varió, pero cuando Hugo abandonó la estancia, una sonrisa de triunfo iluminaba sus facciones. A su espalda, la voz de Bernardo tronó.

-¡Pero recordar que siempre, por bajo que caigáis, estaréis siempre dentro del alcance de la mano de Dios!


Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

DIARIO DE UNA SUMISA NOVATA

Poco a poco, dia a dia, contando como me he convertido en sumisa.

tececonvida

La íntima historia de una vida

Marisol escribe

Ven a leerme.

Las Gafas Moradas

Espacio feminista para todes

NO HAY UNA RUBIA BUENA

Cosas que deberían importar, o no?

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Swinger Lifestyle

Swinger Clubs, Swinger Cruise,Lifestyle .

Cuernos literarios

Palabras prohibidas a traves del 5 arte

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Experimentando mi lado liberal

COMPARTIENDO MIS VIVENCIAS CONTIGO

El sexo y yo

Descubriendo el sexo

BDSM blog

El BDSM bilingüe

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Blue Funky Music

Hablamos de todo lo que nos inspira la música

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

darecadodemi

historias basadas en hechos reales ¡con dibujos!

Desgranante

Despertador de sentimientos.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

SIN OMBLIGO PROJECT

BY JUAN ANDRÉS FERNÁNDEZ

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

Diamantes y Basura

Blog del escritor Ismael Villasol

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

The Sweet Words +35

Responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes. Blog inspiracional. A partir de los treinta sin estándares, sin juicios y con humor. Moda, maternidad, foto, tips y mucho más... Instagram @thesweetwords_l.a

ferrebeekeeper

Reflections Concerning Art, Nature, and the Affairs of Humankind (also some gardening anecdotes)