Archive for 30 noviembre 2018

Poliamor (IV)

30 noviembre, 2018

Desde que escribí mis primeros pensamientos sobre el poliamor, éste parece haberse puesto de moda, con innumerables artículos, libros y programas de televisión tratando el tema e intentado descubrir sus claves para el río de curiosos que se sienten atraídos por el tema. No es más que otro intento de normalizar lo que se escapa del control de la sociedad y se sale de sus márgenes.

Como comenta el eminente psicólogo y catedrático Manuel Villegas en su libro El error de Prometeo, el ser humano carece de estructuras morales que existan más allá de los instintos. Por tanto, toda norma encaminada a garantizar su comportamiento social y personal, vendrá originada por su interacción con el mundo social dentro de un marco cultural determinado. O dicho de otro modo, toda norma moral es una construcción ajena a nuestra naturaleza.

No digo que no necesitemos unas guías de comportamiento, pues de lo contrario la vida podría volverse un caos. Cada persona debe tener su propia guía personal para interactuar con la sociedad, formando una “biblioteca” de símbolos y significados comunes a los del resto de la sociedad. Es lo que podríamos definir como un “manual de las buenas formas”.

El problema radica en que esta misma estructura que nos ayuda también nos esclaviza, pues acabamos dependiendo de ella. El lector o lectora de estas líneas seguro que está familiarizado con esa molesta sensación que surge cuando se produce algo con lo que no estamos familiarizados o que es inesperado y nos produce un gran malestar por sentir que no sabemos qué hacer.

Por eso, todo lo que se separe del tradicional esquema monogámico asociado con el heteropatriarcado está estigmatizado, pues se separa de la norma y, al no tener un canon propio, se mueve por este mundo sin tener referentes, rompiendo a su paso con los viejos valores para crear otros nuevos que se adapten a sus necesidades, en mitad de un universo complejo que nos hace dudar de si tendremos el valor de seguir adelante o regresaremos a nuestra zona de confort tradicional.

Pero es en las crisis cuando surgen los cambios. Quien supera la crisis se supera a sí mismo.

¿Y que pinta el poliamor en todo esto?

(continuará…)

Yours truly,
Jack.

Anuncios

Tipología vampírica (10)

29 noviembre, 2018

Otro vampiro alemán es el Doppelsauger, muy “popular” en el norte del Alemania. Doppelsauger significa “succionador doble”, y hace referencia al orígen legendario de estos vampiros, haciendo referencia a los niños que son destetados, pero todavía tienden a chupar los pechos de su madre.

La conversión en uno de estos vampiros puede tener lugar de dos maneras. LA primera sucede cuando una madre se excede en el tiempo recomendable para amamantar a su bebe. La segunda, cuando no lo amamanta en absoluto.

Esto hace que la persona sea un vampiro después de que mueran. Sus labios son lo único que queda intacto.

Según la leyenda, mientras están en la tumba, el Doppelsauger provoca el desgaste de los parientes cercanos al comer su propia carne, mientras descansa en su tumba, sin descomponerse. Los miembros de la familia perderán peso rápidamente y morirán.

Para evitar que aparezca un Doppelsauger, se debe colocar una cruz de oro o una moneda del mismo metal entre los dientes del cadáver o separar la cabeza del pecho con una placa en forma de media luna situada debajo de la barbilla. Después de que el funeral se ponga en marcha y el ataúd salgan por la ventana (al parecer se trata de una tradición o superstición antigua por la que se saca el ataúd por la ventana al momento de ser trasladado al cementerio), se ha de tapar dicha ventana, lo que hará que el vampiro no pueda regresar a su casa, pues, según la tradición, el Doppelsauger retorna a la casa de la misma manera que se fue. Reconstruir y quitar la ventana le impedirá regresar a la casa. Esto, sin embargo, no impide que el vampiro salga de su tumba. Se puede detener desenterrando el cadáver y apuñalando la parte posterior de su cuello con una pala, entonces el vampiro dejará salir un grito muy fuerte. Después de esto, los ataques cesarán.

El retorno de Fu Manchú (2)

28 noviembre, 2018

Capítulo segundo.

Dos meses atrás.
Scotland Yard, Londres

El inspector Dennis Nayland Smith observaba a su interlocutor con una expresión cada vez más seria a medida de que las palabras del otro hombre iban encadenándose una detrás de otra. Tres meses antes se habían encontrado en Hong-Kong, donde estaba destinado en ese momento, en el lujoso bar del hotel Península. En ese momento, Nayland Smith le había pedido que se ocupara de un delicado asunto de parte de un amigo del club, un alto cargo de la Anglo-Oriental Insurances Ltd, compañía que estaba al borde de la quiebra si un diamante con un seguro altísimo no era retornado a su dueño. El problema era que el ladrón, el muy conocido gangster de Shanghai, Lao Che, no aceptaría devolver por nada que no fuera la entrega de los restos del primer Emperador de la dinastía Manchú. Y por si eso fuera poco, la tumba del emperador Nurhachi estaba en Shenyang… en territorio controlado por los japoneses. Según Nayland Smith no había nadie mejor calificado para el cargo que el hombre que conoció en el hotel del bar, el mismo hombre que, sentado al otro lado de su escritorio, recién llegado de la India, lucía un vapuleado aspecto que tenía al inspector completamente estupefacto.

– En resumen, doctor Jones, usted no tiene el diamante y tampoco las cenizas del emperador Nurhachi.

– Me envenenaron, inspector, y eso sin tener en cuanto a los matones que me intentaban acribillar a balazos…

– Lo que explica su mal aspecto, supongo -replicó Nayland levantado una ceja.

-No, eso viene por ser drogado, sometido a un lavado de cerebro, quemado, casi aplastado, cosido a latigazos, tiroteado, sometido a magia vudú, colgado de un puente a punto de venirse abajo sobre un río lleno de cocodrilos y de haber recibido una soberana paliza una detrás de otra…. Ah, me olvidaba. sume a todo eso una carrera enloquecida en un vagón en una mina unos cuantos metros por encima de un río de lava en un rincón perdido de la India.

-¿ Y qué estaba haciendo usted en la India, de todos modos, por el amor de Dios? – exclamó el policía, cuya voz destilaba un inconfundible tono de disgusto. – La verdad, me parece que cogió un extraño desvío para ir de Shanghai a Hong Kong.

– Ahora iba a referirme a eso. El avión en el que me escapé de Shanghai pertenecía a Lao Che, verá, y antes de que pudiéramos darnos cuenta, los pilotos saltaron con los únicos paracaídas disponibles y nos encontramos camino de una montaña…

– ¡Basta! No quiero escuchar ni una palabra más! Usted estaba muy bien recomendado, doctor Jones, y, aunque parece que llegó a hacerse con los restos de Nurhachi, no puedo decir que esté demasiado satisfecho con sus extravagantes aventuras. ¿Puede, al menos, darme alguna pista, algo con lo que trabajar, como por ejemplo por qué diantres un gangster de poca monta como Lao Che quiere los restos del primer emperador Manchú?

– Sí, de eso sí que puedo explicarle algo. Al parecer trabaja para otro hombre, alguien por quien parecía sentir un terror mortal. Desconozco su nombre, pero Lao Che pero se refería a esa persona como “el señor King”. ¿Le suene se apodo de algo, inspector?

Nayland Smith apenas pudo reprimir un gemido.

-¡El señor King! ¡No! No puede ser… ¡No puede ser él! ¡Está muerto!

-¿Quien? -preguntó el doctor Jones, intrigado por la visceral reacción del ínspector.

– Alguien a quien conocí hace tiempo. Una persona muy mala. Controlaba la mafia Tong en Limehouse, el barrio chino de Londres, justo antes de la Gran Guerra. Al parecer había estado creando problemas ahí por mucho tiempo. Se dice que tuvo un encontronazo con Sherlock Holmes en 1875.

-Oh, bueno ,en ese caso ya llevará muerto mucho tiempo -dijo Jones- ¿Por qué podría estar interesado en las cenizas del emperador Nurhachi?

-Por que él formaba parte de la dinastía Manchú… quizás era el más grande de todos ellos.

Tras estas palabras se hizo un profundo silencio, roto al final por el teléfono que cobró vida sobre la mesa del inspector, que lo cogió de inmediato. Tras escuchar en silencio durante varios segundos, respondió.

-Entiendo, voy ahora mismo.

-¿Y bien? preguntó Jones mientras Neyland Smith colgaba el aparato.

-Se ha cometido un triple asesinato en el hospital Mount Vernon Hospital, en Hampstead. El gobierno está preocupado por este hecho.

-¿Por qué?

-Porque es la sede del Instituto nacional de Investigación Médica. Los fallecidos figuran entre sus mejores científico. Me han pedido que vaya a dar un vistazo, pues es una especie de misterio… ¿le gustaría acompañarme?

-Si, no estaría mal -replicó Indiana Jones. -Siento curiosidad por este tipo de asuntos y nunca puedo dejar de fisgonear… será por eso que siempre acabo molido a golpes, supongo.

El retorno de Fu Manchú (1)

25 noviembre, 2018

Aviso: Aunque parte de lo que voy a narrar proviene de los relatos de Sax Rohmer (y de otros muchos como ya se verá), no intento seguir con el canon original de sus historias (ni de las de otros). Este es un mundo diferente del suyo y todo lo que lo haga diferente de lo que yo narre, simplemente no sucedió de esta manera en este lado de la realidad narrativa a la que pienso dar vida.

Capítulo primero.

Nankín​, capital provisional de China
Noviembre de 1935

La voz del ayudante interrumpió la reunión.

-Generalísimo… un mandarín desea verle.

Chiang Kai-shek levantó sus ojos del gran mapa de China que el y sus generales estaban examinando, dejando claro con su gesto que la intromisión le resultaba muy molesta.

-¡Que espere fuera, maldita sea, o mejor todavía, que se vaya! ¡No voy a permitir que una reunión del Estado Mayor se vea interrumpida para escuchar a un engreído aristócrata!

El estallido paralizó al ayudante durante un instante, que comenzó a volverse hacia la puerta, pero, tras un momento de duda, se detuvo.

-Generalísimo, la verdad es que no me atrevo a hacer eso.

Eso captó la atención de Chiang, que se apartó de la mesa de operaciones olvidando todo pensamiento de planear las siguientes operaciones contra los comunistas.

-¿Cómo? -exclamó en una voz peligrosamente tranquila.

El teniente comenzó a sudar profusamente mientras su piel adoptaba un tono cada vez más pálido.

– Generalisimo, hay algo en este hombre que…. yo… quiero decir…

– No regañe a su subordinado, Chiang, pues no tiene la culpa -. La voz era rica, llena de tonos y, a la vez, de oscuridad. Pertenecía a un hombre que entró en la sala con una confianza suprema, y una no menos soberbia arrogancia.

– Oponerse es algo que esta fuera del alcance de hombres como este, que son muy inferiores a mí – el joven oficial del Kuomintang parecía estar a punto de desmayarse de puro terror.

Chiang observó atentamente al recién llegado. Era, sin duda alguna, chino, delgado, alto y en la flor de la vida. Vestía de negro, y sus ropajes eran de pura seda, mostrando un dragón rampante en rojo y oro sobre el pecho. La cabeza afeitada estaba coronada con un casquete adornado con una orla de coral que indicaba su rango como mandarín. Sin embargo, el hombre podría haberse vestido con andrajos y aún así habría atraído la atención de todos los presentes en la sala. Su rostro sólo podría explicarse como una máscara satánica en la que brillaban dos ojos de color verde esmeralda, que parecían arden con los fuegos del mismísimo infierno.

La sangre pareció abandonar el rostro de Chiang cuando éste se dio cuenta de quien tenía delante, un hombre cuyo nombre no era pronunciado por el terror que producía entre los oscuros callejones del mundo del crimen. El señor de la temida sociedad secreta Si-Fan, el más terrorífico genio del crimen y de la ciencia…

-¡Fu Manchú!

-Doctor Fu Manchú, si no le importa, Generalísimo. Ahora, podría ordenar que se retiren sus sirvientes -a lo que el general respondió con un gesto de la cabeza que pilló por sorpresa a los ya estupefactos miembros del Estado Mayor- porque usted y yo tenemos que discutir, de igual a igual, cuestiones muy serias que acecta al futuro de este país. China le necesita, Generalísimo Chiang Kai-sheck. Y usted, lo sepa o no, me necesita.

Durante un segundo, Chiang supo como se sintió Fausto justo cuando Mefistófeles le ofreció la pluma para firmar su pacto. Entonces, recomponiéndose, se dijo que sólo se enfrentaba a otro hombre como él. Un hombre, sólo un hombre pero… ¡qué aliado tan formidable podría ser!

-¡Fuera todo el mundo! -rugió Chiang- ¡Fuera! ¡Dejadnos solos!

Fu Manchú sonrió y sus ojos brillaron con una luz infernal.

Tipología vampírica (9)

23 noviembre, 2018

Alemania tiene dos tipos principales de vampiros: el Nachtzehrer (“destructor nocturno”), típico del norte del país; y el Blutsauger (“bebedor de sangre”), usado en el sur del país, sobre todo en Baviera.

El Nachtzehrer sigue el modelo tradicional de vampiro que retorna de su tumba tras la muerte para atacar a su familia y conocidos.Su origen se sitúa en una muerte inesperada, un accidente, víctima de una epidemia o por suicidio. Les solía acompañar el cadáver de una mujer que había muerto durante un parto.

En Baviera, aquellos que no habían sido bautizados, se suicidaban, practicaban la brujería o vivían de manera inmoral, se convertían en Blutsaugers. También eran candidatos a ello los que hubieran comido carne de un animal muerto por un lobo.

Los bávaros se protegían de ellos mediante el típico ajo colocado sobre sus puertas y ventanas. La estaca en el corazón era un metodo infalible para librarse de ambos.

Tipología vampírica (8)

21 noviembre, 2018

Alemania tiene una discreta variedad de tipologías vampíricas. Un eminente estudioso de este fenómenos fue Michael Ranft, sacerdote protestante y escritor, autor de una serie de tratados obre el tema, entre los que destaca su “Disertatio historiocritica de masticationes mortuorum in tumulis“, publicada en 1725.

El alp (plural Alpe o Alpen) es, en el folklore alemán, un ser supernatural, clasificado a veces como vampiro pero con rasgos similares a los de un íncubo, que entra en las casas con la forma de una mariposa para luego chupar la sangre del pecho de sus victimas.

Se distingue de los íncubos por usar un sombrero mágico llamado Tarnkappe, que le otorga sus poderes. De hecho, en el floklore alemán se le considera un ser maligno, un elfo.

Al alp normalmente es un hombre, siendo la mara o mart su versión femenina. Sus víctimas normalmente suelen ser mujeres, a las que ataca de noche, controlando sus sueños y creando pesadillas (de ahí el vocablo Alptraum [“sueño de elfo”], que significa pesadilla). El ataque de un alp es denominado Alpdrücke [“presión de elfo”], peus el alp se sienta sobre el peco de la durmiente y va aumentando su peso hasta que la presión despierta a la durmiente, pues se ahoga. La víctima no se puede mover por el peso del alp (¿nos hallamos ante un orígen medieval de la apnea y de los terrores nocturnos?).

Los ataques sexuales por parte de un alp son raros.

Si se les asocia con el vampirismo es porque beben sangre de los pezones de hombre y de los niños, aunque las mujeres son sus víctimas favoritas, pues prefiere la leche que surge de sus pechos.

Aunque se considera que el alp es una entidad demoniaca, hay ejemplos en los que este tipo de seres surgen de los espíritus de los recientemente fallecidos, como un espíritu o un fantasma. Como en el caso de los hombres lobos, un hombre normal se puede convertir en un alp durante la noche sin ser consciente de ello. La causa suele ser una maldición, por lo que hay que encontrar a quién la lanzó, que normalmente suele ser mediante la magia. .

A veces un alp es un espíritu conjurado por un amigo o una persona malvado que busca dañar a otra mediante sus tormentos.

Tipología vampírica (7)

20 noviembre, 2018

Separados por 75 años, Antoine Léger y François Bertrand son dos casos de “vampirismo” en Francia.

Antoine Léger, nacido en 1795/1796 en Saint-Martin-Bettencourt, fue acusado en 1824 de haber matado a Aimée Constance Debussy, crimen que le costó ser guillotinado ese mismo año.

Al parecer, Léger había demostrado cierta tendencia a la soledad desde su tierna infancia, además de tener serios problemas para encajar en la sociedad, de manera que, el día de San Juan de 1824, se fue a vivir como un ermitaño, instalándose en una cueva en la Charbonnière, después de casi un mes de errar por el bosque, sobreviviendo a costa de saquear a los campesinos el lugar.

El 10 de agosto de 1824 Léger se encontró con Aimee Constance Debussy, de 12 años de edad, cuando ambos caminaban por el bosque. Tras estrangularla con su pañuelo, devoró partes de su cuerpo, incluido el corazón. Después se llevó el cadáver a su cueva, donde lo enterró.

La desaparición de la muchacha movilizó a la población. Se detuvieron varios sospechosos, en su mayoría extranjeros y, al cabo de cinco días de la desaparición, se halló un pañuelo azul y blanco que pertenecía a la víctima. El 16 de agosto, la entrada de la cueva fue descubierta, y el olor causado por la descomposición del cadáver de la víctima llevó a los investigadores a encontrar la tumba improvisada.

Léger había sido detenido tres días antes, por vagabundear. Fue juzgado el 23 de noviembre de 1824, a puerta cerrada a pesar de la multitud que se había reunido para asistir al juicio.

Aunque inicialmente negó las acusaciones, tras ser interrogado por el presidente del tribunal y fracasar los intentos de su abogado, Benedict, de demostrar que su cliente estaba loco, Leger confesó. Al ser preguntado sobre la razón que le llevó a beber la sangre de su víctima, la respuesta de Leger fue, simplemente “¡porque tenía sed!”.

Tras media hora de deliberaciones, el jurado lo declaró culpable, lo que significó su condena a muerte.

Antoine Léger fue guillotinado en 30 de noviembre de 1824. Durante su autopsia, los médicos descubrieron varias anormalidades en su cerebro.

François Bertrand (Voisey, 1823 – El Havre, 1878), apodado «el Sargento Necrófilo» y «el Vampiro de Montparnasse», fue un sargento del ejército francés conocido por haber exhumado los cadáveres de varias mujeres en cementerios franceses, especialmente en los de Montparnasse y de Père-Lachaise en París, con el fin de practicar actos de necrofilia y canibalismo.

Entre el verano de 1848 y marzo de 1849, varios cuerpos fueron encontrados exhumados y mutilados en diversos cementerios, por lo se abrió una investigación el 10 de julio de 1849, situando guardias en los camposantos, pero el criminal, al que la prensa llamó «el vampiro de Montparnasse», cambiaba con regularidad su lugar de actuación, por lo que las autoridades no lograban apresarlo. Cuando, en una ocasión, pudieron verlo, apreciaron que vestía un uniforme militar.

Finalmente, resultó herido por los disparos de los guardias en una emboscada, teniendo que acudir al hospital militar de Val-de-Grace. Un grupo de soldados del 74º Regimiento avisó a la policía parisina de que uno de sus compañeros había ingresado por una herida de bala.

Fue detenido y sometido a un consejo de guerra, donde el médico le describió como «monomaníaco destructivo y erótico». Fue condenado a un año de prisión por «violación de sepultura», delito recogido en el artículo 360 del Código Penal. Se suicidó poco después de su liberación.

A pesar de los apodos dados a Bertrand por la prensa, hoy en día el caso del sargento Betrand sería considerado como un ejemplo de necrofagia, no de vampirismo.

A día de hoy, Léger y Bertrand son dos de los casos más inquietantes de pseudo vampirismo de toda la historia del crimen en Francia.

Cambiar

19 noviembre, 2018

Hay una razón muy profunda por la que somos reacios a aceptar o adoptar cambios que afectar a nuestra personalidad más íntima.

Cuando uno se ha identificado completamente con una imagen, la idea de cambiarla o abandonarla nos hace sentir que desaparecemos, que dejamos de ser nosotros. En una palabra: morimos. Por eso nos cuesta tanto cambiar, no porque no podamos, sino por la inmensa resistencia interna que se alza contra el cambio sin que nos demos cuenta de ello. Como los internos de la caverna que no se atrevían a salir fuera para descubrir la luz del sol.

Si actualizamos nuestro potencial, podremos desplegar una serie de cosas que son posibles pero que descartamos porque no entran dentro de lo que es sensato y razonable desde nuestra perspectiva limitada.

Estamos atrapados dentro de nuestra personalidad y de la perspectiva única asociada a ella desde la que contemplamos la vida. Hasta que no estemos dispuestos a trascender nuestra personalidad para mirar al mundo con nuevos ojos, no podremos dejar nuestros viejos ropajes para ser alguien nuevo.

No somos seres rígidos con un papel fijo y determinado en la vida, sino que somos seres con una asombrosa capacidad creativa. Sólo hay que descubrirla y desarrollarla.

Yours truly,
Jack.

Oda revisada

18 noviembre, 2018

Cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo. Como yo soy pacifista, me releo viejos poemas y los mejoro, si puedo. He aquí esta “oda a tu culo”.

https://wp.me/p5Qvf-RH

El tiempo

18 noviembre, 2018

Dicen que el tiempo acaba teniendo la razón. Y yo no estoy de acuerdo. El tiempo no tiene, no puede tener la razón. Porque no es un ser vivo. Es un mero agente, una posiblidad, como el espacio, para que el ser humano se desarrolle, viva, exista, construya, etc.

El tiempo transcurre, no señala, no ilumina, de eso se ocupa nuestro cerebro en base a nuestros prejuicios, nuestras percepciones y nuestra educación. La realidad y la falsedad son una percepción de nuestras mentes. Se puede ser real e irreal a la vez, dependiendo del punto de vista de los observadores.

Por eso el tiempo no muestra nada, porque no es un faro, sino un marco, temporal, valga la redundancia. Un marco no enseña un cuadro, ni tampoco lo explica. Ni siquiera lo delimita, porque de eso se ocupa el contorno del lienzo. El marco, como el tiempo, se limita a rodear la obra y a prestarle unos límites decorativos.

Son nuestros ojos los que ven y nuestro corazón el que interpreta. Si algo pasa de verdadero a falso o viceversa, es por lo que hemos aprendido y experimentado en el transcurso de ese tiempo. El tiempo no es un actor, sino un facilitador. O mejor todavía, una potencia en la que ejecutamos nuestras acciones.

Los hechos, efectivamente, se manifiestan en el tiempo, del mismo modo que los seres humanos nos movemos bajo la luz de los rayos del sol, sin que por ellos el astro solar determine lo que pensamos o sentimos.

Nuestras vidas se dan en un tiempo y en un espacio. ¿Verdad que algo, si es cierto, no importa el lugar? Pues lo mismo con el tiempo. Para unos Dios es real y para otros no. El tiempo no lo hace más o menos real, sino los criterios personales.

Yours truly,
Jack.


Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

DIARIO DE UNA SUMISA NOVATA

Poco a poco, dia a dia, contando como me he convertido en sumisa.

tececonvida

La íntima historia de una vida

Marisol escribe

Ven a leerme.

Las Gafas Moradas

Espacio feminista para todes

NO HAY UNA RUBIA BUENA

Cosas que deberían importar, o no?

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Swinger Lifestyle

Swinger Clubs, Swinger Cruise,Lifestyle .

Cuernos literarios

Palabras prohibidas a traves del 5 arte

Alejandro Huerta

blog de un nihilista

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Experimentando mi lado liberal

COMPARTIENDO MIS VIVENCIAS CONTIGO

El sexo y yo

Descubriendo el sexo

BDSM blog

El BDSM bilingüe

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Blue Funky Music

Grupo Musical Jazz / Funk. Hablamos de todo lo que nos inspira la música

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

darecadodemi

historias basadas en hechos reales ¡con dibujos!

Desgranante

Despertador de sentimientos.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CARLOS AYMÍ ROMERO

La literatura es la mentira en la que más creo.

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

SIN OMBLIGO PROJECT

BY JUAN ANDRÉS FERNÁNDEZ

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

Diamantes y Basura

Blog del escritor Ismael Villasol

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura