La última batalla de Custer (9)

Capítulo 2 La ruta de los ladrones.

La expedición Yellowestone devolvió el lustre a la carrera de Custer y realzó la posición de Toro Sentado entre los lakoras antitratado y sus aliados cheyenes, además de entre los oglalas de la reserva, lo que se traducía en problemas para Nube Roja, del que se sospechaba que se había vendido a los blancos tras su visita a Washington en 1870, pues su comportamiento se había vuelto errático. Al darse cuenta de que perdería el respeto de sus guerreros se capitulaba, incumplió el acuerdo de reubicar la agencia en el río White y sólo accedió a trasladarse después de que la mayoría de los oglalas de la reserva aceptaran la idea. Pero su compromiso con la paz era sincero. Para los guerreros, el antiguo jefe guerrero se había ablandado. Incluso los dóciles brulés comenzaron a inquietarse y desconfiar de los blancos.

La paciencia de Sheridan con los lakotas había disminuido. Pero para llegar a una confrontación, los lakotas tenían que infligir una gran provocación. Pero como confesó Sheridan en su informe anual, la situaciópn era “notablemente tranquila“. Para controlarlos, se estableció Camp Robison, cerca de la agencia de Nube Roja, y Camp Sheridan cerca de la agencia brulé de Cola Moteada. Proteger a los habitantes de Nebraska de los indios antitratado era más complicado. Para eso hacía falta construir un fuerte en el Territorio Indio no Cedido. Sheridan sugirió las Black Hills, lo que fue aprobado por los Departamentos de Guerra y del Interior.

Pero los lakotas no tenían intenció de separarse de las Paha Sapa (las colinas que son negras, Black Hills), que les pertenecían por tratado y por derecho de conquista. Además, era un lugar espiritual para ellos, además de una reserva de caza a la que recurrir en época de hambrunas y un refugio para sus tipis.

Tras considerar sus opciones, Sheridan decidió enviar una expedición desde el norte. a pesar de que podía tropezar con las bandas antitratado. De modo que recurrió a Custer y al 7º de Caballería, con base en Fort Abraham Lincoln. Custer reunió 951 soldados y arrieros, más 61 exploradores arikaras (enemigos mortales de los lakotas), ingenieros y cientificos civiles, además de Fred, el hijo del presidente Grant, que se acababa de graduar en West Point.

La expedición fue criticada inmediatamente, ya que violaba el Tratado de Fort Laramie de 1868, que prohibía al hombre blanco entrar en la Gran reserva Sioux sin permiso de los lakotas.

El 2 de julio de 1874 la expedición partió hacia las áridas Badlands de Dakota. Se vieron algunas bandas de guerreros que no intentaron impedir el avance de Custer. Como había terminado la época de tala de pinos, se creía que las Black Hills estaban vacías. Por el momento, ningún indio sospechó de la presencia de los soldados. Nube Roja estaba demasiado ocupado discutiendo con su agente indio por la escasez de raciones para preocuparse demasiado por eso. Toro Sentado deambulaba mucho más al norte de la ruta de Custer, cazando búfalos o luchando contra los crows. Caballo Loco estaba lejos, en el Territorio Indio No Cedido, llorando la muerte de su hija.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: