Bergen-Belsen (1)

En 1935, la Wehrmacht comenzó a construir un gran complejo militar cerca del pueblo de Belsen, una parte de la ciudad de Bergen, en lo que entonces era la provincia de Hannover. Esta se convirtió en el área de adiestramiento militar más grande de Alemania de la época y se utilizó para el entrenamiento de vehículos blindados. El cuartel se terminó en 1937. El campo ha estado en funcionamiento continuo desde entonces y hoy se conoce como Área de Entrenamiento de Bergen-Hohne. Es utilizado por la OTAN.

Los trabajadores que construyeron los edificios originales fueron alojados en campamentos cerca de Fallingbostel y Bergen, siendo este último el llamado Campamento de Construcción del Ejército Bergen-Belsen. Una vez finalizado el complejo militar en 1938/39, el campo de los trabajadores cayó en desuso. Sin embargo, después de la invasión alemana de Polonia en septiembre de 1939, la Wehrmacht comenzó a utilizar las chozas como campo de prisioneros de guerra.

El campo de chozas cerca de Fallingbostel se conoció como Stalag XI-B y se convertiría en uno de los campos de prisioneros de guerra más grandes de la Wehrmacht, con capacidad para 95.000 prisioneros de varios países. En junio de 1940, los prisioneros de guerra belgas y franceses se alojaron en el antiguo campo de trabajadores de la construcción de Bergen-Belsen. Esta instalación se amplió significativamente a partir de junio de 1941, una vez que Alemania se preparó para invadir la URSS, convirtiéndose en un campo independiente conocido como Stalag XI-C. Estaba destinado a albergar hasta 20.000 prisioneros de guerra soviéticos y era uno de los tres campos de este tipo en el área. Los demás estaban en Oerbke (Stalag XI-D) y Wietzendorf (Stalag X-D). A finales de marzo de 1942, unos 41.000 prisioneros de guerra soviéticos habían muerto en estos tres campos de hambre, agotamiento y enfermedad. Al final de la guerra, el número total de muertos había aumentado a 50.000. Cuando el campo de prisioneros de guerra en Bergen dejó de funcionar a principios de 1945 al transferirlo la Wehrmacht a las SS, el cementerio contenía más de 19.500 cadáveres de prisioneros soviéticos.

En el verano de 1943, el Stalag XI-C se disolvió y Bergen-Belsen se convirtió en una sucursal del Stalag XI-B. Sirvió como hospital para todos los prisioneros de guerra soviéticos en la región hasta enero de 1945. Otros reclusos fueron los militares italianos internados a partir de agosto de 1944 y, tras aplastar el Levantamiento de Varsovia en octubre de 1944, alrededor de 1.000 miembros del Ejército Nacional Polaco. en una sección separada del campo de prisioneros de guerra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: