Archive for the ‘Caliente’ Category

Microrgasmos (4)

18 agosto, 2018

Llevaba tan metida la raja de los shorts y le iban éstos que al agacharse a recoger los excrementos (la caca, por ser de la jet-set) de su caniche, el roce le provocó un orgasmo de tales dimensiones que empapó a la perra.

Anuncios

Microrgasmos (3)

15 agosto, 2018

Mientras la veía avanzar hacia mí con su enorme miembro sujeto a sus caderas por el estrapón, me quedé fascinado con la pequeña sombra de vello púbico, negro como la noche, que asomaba por encima del obelisco rojo que me iba a meter hasta la empuñadura.

Microrgasmos (2)

12 agosto, 2018

La gota de sudor se fue deslizando por su escote, dejando un rastro húmedo entre sus pechos. Al desaparecer debajo del pico abierto de la blusa, ella se corrió.

Microrgasmos (1)

10 agosto, 2018

Estaba a cuatro patas, esperando, cuando se acordó que no había puesto la lavadora. Alzó la cabeza, sobresaltado, cuando ella, en un solo movimiento enérgico de su arnés, le penetró llegando hasta el alma.

El último baile (4 y último)

16 julio, 2018

Ella comenzó a volverse cadenciosa y lentamente mientras los dos se concentraban en las sensaciones que experimentaban, sintiendo cada pequeño cambio, roce o sensación que corría por su piel y sus órganos sexuales. Fue entonces como ella comenzó a aumentar el ritmo. Se sentía rápida, intrépida y audaz.

Él se dejaba cabalgar mientras la mantenía aferrada por las caderas para seguir su vaivén sexual. De repente, al sentir la inminencia del final, la empujó a un lado, haciéndola caer al suelo y, como un salvaje, se abalanzó sobre ella.

Follaron con rapidez, gozando intensamente cada segundo de aquel portentoso momento. El deseo les había poseído con tal fuerza que ya no eran seres racionales sino puro instinto, casi animal, y mordían, arañaban, lamían, gritaban y babeaban mientras sus cerebros se veían poseídos por todo el acerbo atávico que la civilización se había empeñado en enterrar durante tantos siglos.

Por eso el orgasmo estalló con una inmensa furia, de manera tal que pareció cobrar la fuerza de una tormenta devastadora. Él sintió su miembro estallar como un volcán que escupía una lava blanca que ardía con la fuerza del sol. Ella creyó notar como un remolino nacía en sus entrañas y arrastraba todo a su alrededor hacia su centro.

Sacudidos con tanta intensidad golpearon la mesa, de manera que la botella y las copas cayeron al suelo y estallaron en un mar de cristales rotos que parecían esparcirse en el aire como una sombra, como un eco del poderoso orgasmo que había dejado a los dos rendidos sobre el suelo.

Tardaron un buen rato en recuperar el aliento y mucho más tener el dominio de sus voces. Pero la ternura que brotaba de sus ojos era mucho más expresiva que todas las bibliotecas del mundo.

El último baile (3)

13 julio, 2018

Al sentarse ella en el sofá para quitarse las medias negras de seda, él pudo ver que no llevaba ropa interior, lo que le hizo cerrar los ojos durante un instante y apretarse la erección con las manos, intentando inconscientemente de frenar lo irrefrenable.

Ella se le acercó gateando y le separó las piernas. Entonces se detuvo y, con un sensual movimiento de caderas y una sacudida silenciosa de su melena, le ofreció la espalda, indicándole que le bajara la cremallera del vestido. Esa pausa significó un alivio para él. Tenía tiempo para calmar su hambre.

Sonaba I Don’t Want To Talk About It cuando ella se puso de pie. El vestido se fue deslizando lentamente, cuerpo abajo como si fuera un larguísimo guante. Él sonrió al comprobar que tampoco llevaba sujetador y su respiración se volvió entrecortada al deslizase la tela hacia abajo y dejar al descubierto sus desnudas y preciosas nalgas. Una gota de sudor se deslizó desde su frente hasta la nariz, haciendo resbalar un poco sus gafas.

De repente, el vestido estaba convertido en un remolino desordenado en el suelo y ella, desnuda, movía seductoramente las caderas con los compases de la música.

Él miraba aquellas nalgas redondas, espléndidas y macizas. Sintiendo un impulso irrefrenable se puso en pie y aplastó su polla entre los dos glúteos. Tuvo que frenarse y no frotarla contra el culo, pues se abría corrido en ese momento y su semen habría salpicado toda su espalda. Pero no, todavía no.

Unos pocos segundos más tarde ella se inclinó hacia atrás, buscando su boca con la suya. Él se la ofreció mientras sus manos bajas hacia el sexo de ella. Así fue como el universo entero quedó pendiente en los movimientos de las manos. Ella notaba las palmas ardientes de las manos deslizarse hacia abajo por su piel y no pudo resistirse. Se giró bruscamente, clavándose así el miembro en su vientre y dejando las desconcertadas manos de él bailando sobre su culo.

Frente a frente, abrazados, comenzaron a besarse, a lamerse y a morderse suavemente. Él se dejó caer al final en el sofá y ella se sentó sobre él con las piernas abiertas. Una vez tuvo su polla dentro de ella se quedó muy quieta. Eso era real, ya no eran fantasías, pensó él leyendo la mente de ella. Así que por un momento se quedaron ambos quietos, disfrutando del momento para retenerlo por siempre en su memoria.

(continuará…)

Una vez…

12 abril, 2018

Una vez soñé que volvía a ser crío. Estaba tumbado en mi cama mirando (decir que leía sería mentir mucho) una revista porno y me estaba masturbando con total tranquilidad. De repente, sin que yo me diera cuenta, la puerta se abría y la rubia madre de mi mejor amigo entraba, escasa de ropa, y, tras amordazarme, procedía a comerme la polla con un apetito voraz.

(Pequeño inciso: no recuerdo a ninguna madre fraternal que fuera rubia).

Ella, entre lamida y lamida, me reprochaba haber malgastado no se cuántas erecciones y corridas cuando ella, gustosamente, me hubiera hecho un apaño. Y vuelta a meterse mi rabo en la boca, con considerables sonidos húmedos.

(Otro pequeño inciso: más que una felación, aquello parecía un atracón de hamburgesas, por los sonidos, basicamente).

Lo siguiente que recuerdo del sueño es que ella estaba a cuatro patas sobre la cama y yo detrás, dale que te pego, en un completo silencio, eso sí. Yo veía como los pechos de ellas se sacudían por mis embestidas y me iba poniendo nervioso por el silencio, pues pensaba que la dama no disfrutaba.

De los mismos nervios, en una de las salidas, al volver a entrar me equivoqué de agujero, de manera que, de un empellón, metí todo mi miembro en el culo de ella que, por el grito que se le escapó, no había sido hollado anteriormente por miembro alguno.

Eso sí, la follada continuó, al menos por los fragmentos que recuerdo del sueño.

Ah, si los sueños fueran ecos del pasado… ¡que polvazo hubiera sido ese!

Yours trully,
Jack.

Haiku morado

5 septiembre, 2017

No hay nada
que supere el perfume que
tu squirt deja sobre mi cara.

Cinco trozos

5 septiembre, 2017

¿Para qué perder el tiempo hablando si se puede follar? Cuando quema la carne, ¿qué pueden expresar nuestras palabras que no lo haga mejor dos bocas unidas o el chapoteo de un coño desbordante de pasión?

Por eso, mientras follàbamos cara a cara, sus piernas rodeándome y marcándome de cerca, no había más sonido que el de nuestras carnes chocando, el de mi boca chupando sus pezones y los roncos gemidos que nuestros labios dejaban escapar de vez en cuando.

La verdad estaba en el placer líquido que su coño escupía por litros y hacia que brillaran sus carnes y las mías. Por eso la puse a cuatro patas, para seguir bañándome con ella y, por supuesto, reventarle el culo.

Cuatro trozos

4 septiembre, 2017

Verla estirada en el sofá no me preparó para el momento de tener mi cabeza metida entre sus piernas. Mientras la ropa la cubrió y el humo fue llenando el espacio que nos separaba, parecía como si todo pudiera cambiar en el último momento y desvanecerse como el fantasma azul que brotaba del cigarrillo.

Pero tan pronto mis labios rozaron su coño supe que había llegado a casa. Así que besé con fervor el clítoris, que creció en mi boca y sentí que me abrasaba un líquido ardiente que me penetró hasta la garganta y siguió bajando. Sus ojos ardían y yo estaba tan mojado como ella.


Cuernos literarios

Palabras prohibidas a traves del 5 arte

Alejandro Poetry

un hombre roto. poeta

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Experimentando mi lado liberal

COMPARTIENDO MIS VIVENCIAS CONTIGO

El sexo y yo

Descubriendo el sexo

AMO BARCELONA (BDSM blog)

BDSM en català (diari d'un Amo)

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

darecadodemi

historias basadas en hechos reales ¡con dibujos!

Desgranante

Despertador de sentimientos.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Sin Ombligo Project

Por Juan Andrés Fernández Torrado

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

Cuaderno de Sentimientos

Smile! You’re at the best.

Diamantes y Basura

Lo mejor del puto ser humano

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Impoesiable

Haciendo poesiable lo imposible.

The Sweet Words +30

Responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes. Blog inspiracional. A partir de los treinta sin estándares, ¿y qué? Y más...

ferrebeekeeper

Reflections Concerning Art, Nature, and the Affairs of Humankind (also some gardening anecdotes)

Therilion Enderwings

La locura más allá de la mente

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

CorazonTocado

Todo lo que resta solo suma al eliminarlo

Natalia y sus Tartas

Decoracion de tartas, galletas, cupcakes y cake pops