Archive for the ‘Pensamientos’ Category

Sangre Oscura (5)

15 enero, 2022

La tensión de la gente continuó oscilando como la marea. Era como si una fuerza invisible se fuera deslizando por las calles y entrando en cada casa para oprimir el corazón de cada persona con una mano helada llena de incertidumbre y temor. Se repetían rumores que nadie sabía como habían surgido y que todo el mundo tachaba de ponzoñas mentiras a la par que los escuchaban y repetían con morboso placer. El invierno se prolongó de forma alarmante por todo marzo, dejando una primavera congelada. Era como si el mundo entero hubiera quedado olvidado y dejado de la mano de su Creador. Pronto las noches se vieron desgarradas por gente que se despertaba gritando, aterrada por sus pesadillas.

Con el calor de mayo comenzaron a surgir nuevos rumores. La televisión lanzaba a la fama a personajes insignificantes que repetían mensajes contradictorios sobre curaciones milagrosas, conspiraciones mundiales y gobiernos corruptos. Durante una semana esas personas aparecían en todas las cadenas, a cualquier hora y en cualquier programa, diciendo «blanco» por la mañana y «negro» por la tarde. Luego desaparecían, reemplazadas por la nueva estrella del momento, y el ciclo volvía a comenzar de nuevo. La gente, harta, empezó a olvidarse de encender la televisión. De la noche a la mañana las audencias se desplomaron.

Fue entonces cuando en la gran ciudad anunciaron la llegada de un sabio que había fascinado y aterrorizado a toda Europa.

Sangre oscura (3)

7 enero, 2022

Ahí estaba. Como siempre, en cuanto salía el sol, el enfermo se ponía en su trozo de esquina, sin molestar a nadie, de cara al astro solar. Era de todos los que había visto Mario, el más extraño. No vagaba sin rumbo de un lado a otro y tampoco era visitado por los enfermeros y voluntarios de la Cruz Roja que recogían a los enfermos que vagaban sin rumbo por las calles. Este simplemente se pasaba las horas muertas de cara al sol.

Un día Mario se acercó un poco y vio, con horror, los ojos vacuos y vacíos, casi sin pupila, de aquel hombre. Lo miró más atentamente y se dio cuenta de que la enfermedad lo había deteriorado terriblemente, pues no podía tener más de veinte años. Lo contempló con una mezcla de horror y ternura durante varios minutos y se fue a trabajar. No fue capaz de olvidarse de él.

Al volver a casa ya era de noche. El enfermo, al no haber sol, tampoco estaba.

Aquella noche dieron la primera noticia de violencia contra un sangreoscura. Una mujer, desesperada porque su hijo, enfermo, se había fugado del hospital, la emprendió a goles contra un sangreoscura que, sin prestar a tención al ataque, siguió caminando con la vist perdida el algún lugar del suelo, siempre por delante de él.

Fue el comienzo de la pesadilla.

Sangre oscura (2)

3 enero, 2022

El temor finalmente había terminado por imponerse y la gente tenía miedo incluso de salir de casa. Como nadie sabía a ciencia cierta cómo se producía el contagio ni dónde había surgido el primer caso (algunos decían que venía de África, del lo más oscuro de Zaire), había un terror infinito a contagiarse. Lo cierto es que nadie sabía nada, pero corrían rumores, a cada cual más morboso, que describían a los enfermos sufriendo un terribles dolores insoportables durante semanas antes de morir.

Mario estaba escuchando a uno de estos testimonios en el programa de Federico. Lo hacía cada mañana, antes de ir a trabajar, como una especie de purgante. Pese a los intentos del Fede y sus colaboradores de pintar aquello como una catástrofe de increíbles proporciones por culpa del gobierno progre, Mario se divertía escuchando como su mala baba vertía litros de bilis impotente en las hondas. De una manera extraña e inexplicable, se divertía con aquellos cabritos.

Al terminar su café se puso en marcha. Apagó la radio con una sonrisa burlona y, con la mochila al hombro, salió de casa. Una vez en la calle, en la esquina opuesta, lo vio. Había perdido la cuenta de los días pasados desde la primera vez. El enfermo, no hace falta decir de qué, estaba como siempre, en su rincón de la esquina, mirando al vacío. La enfermedad había ido llenando su cuerpo de manchas negras que se extendian a lo largo de sus inflamadas venas. Dudaba que pudiera ver o escuchar, dado el estado en el que parecía encontrarse su cabeza, aunque Mario no podía estar seguro de ello, porque nunca se había atrevido a acercarse y, desde una decena de metros o más, los detalles eran algo borrosos.

Lo miró por un instante. Seguía allí, como cada día, de pie, mirando al vacío, con la boca abierta y con su bata de casa abierta de par en par, movida por la brisa, desvelando su raído pijama.

Sangre oscura (1)

1 enero, 2022

Mario regresaba a su casa silbando alegremente con las manos metidas en los bolsillos de la cazadora, que llevaba abierta a pesar del fresco matinal. Venía de celebrar ruidosamente el éxito de su último «negocio» y estaba eufórico, algo que se debía a partes iguales a su triunfo y a lo consumido.

Abandonó el Paseo del Hospital, dejando atrás la Catedral y a un lado el Hospital y se dispuso a cubrir la última veintena de metros antes de llegar a su casa y a su añorada cama. Marchaba a paseo alegre yh despreocupado cuando lo vio. Caminaba lentamente, arrastrando los pies, envuelto en un completo silencio. Mario cruzó a la otra acera y lo miró con aprensión. Era uno de los enfermos, uno de los aquejados por el extraño virus que llamaban «Sangre Oscura». Mario no entendía demasiado de medicina, pero recordaba que, según uno de los expertos que salían a todas horas en la tele, a los enfermos de ese virus parte de la sangre se les volvía espesa, con lo que el apenas una pequeña parte todavía liquida recorría sus cuerpos. El resultado era la hospitalización inmediata y, a corto o medio plazo, el enfermo quedaba convertido en una especie de vegetal humano tumbado en una cama.

Y, sin embargo, aquel estaba vestido con unos vaqueros raídos y una camiseta de manga corta. Posiblemente sería uno de sus vecinos, pensó con un escalofrío de desagrado y, para evitar siquiera mirarle, torció a la izquierda y subió la calle al llegar a la esquina, comenzando un rodeo que añadió un par de minutos a su camino.

Cuando finalmente cayó sobre su cama y ocultó la cabeza debajo de la almohada, Mario ya se había olvidado de lo sucedido.

El tranvia del Paseo de Gracia

31 diciembre, 2021
mde

El 29 de abril de 1872 se inauguró la línea de Tranvía que iba desde las Ramblas a la plaza dels Josepets y que pasaba, necesariamente, por el paseo de Gracia.

Barcelona y la nieve (2)

31 diciembre, 2021

El 15 de enero de 1914 cayó sobre Barcelona la primera nevada histórica. El Observatorio Fabra, recientemente inaugurado, pudo cubrir sus efectos de primera mano, pues la nieve, que alcanzó espesores de 24 centímetros, cubrió la ciudad desde el Tibidabo a la playa.

El monumento a Frederic Soler Pitarra, situado en el Pla del Teatre. Se dice que el artista Miquel Utrillo recomendó encarecidamente a sus amigos ir a visitar todos los monumentos de Barcelona. «Bajo la nieve son más bonitos», afirmó ante sus perplejos amigos, que le preguntaron el porqué de ese nuevo encanto. «¡Porque no se ven!», replicó Utrillo.

La Rambla de Santa Mónica bajo la nieve en algún momento de la década de 1910.

En primer plano vemos la estatua de Antoni Viladomat, y al fondo, el Palacio de la Justicia, en ese gélido invierno de 1914.

Una imagen poco habitual del lago del Parque de la Ciudadela, imposible de reconocer bajo la nieve.

Barcelona bajo la nieve (1)

30 diciembre, 2021

En enero de 1887 Barcelona experimentó la nevada más fuerte de todo el siglo XIX. Un temporal de frío, viento y nieve barrió la ciudad el 10 y el 11 de enero dejando 40 centímetros de nieve en las calles del centro y del doble en Collserola.

La plaza Real bajo la nieve. Aquí el groso llegó a los 60 cms. La Fuente de las Tres Gracias parece haberse librado milagrosamente de haber quedado cubierta bajo un manto blanco.

La Rambla de Capuchinos. Se pueden ver a los operarios retirando la nieve de la entrada de la calle Escudellers.

El Hospital de la Santa Creu, en el Raval. Ayer, como hoy, la tentación de jugar con la nieve resultaba irresistible.

El café Torino

29 diciembre, 2021

El café Torino o Pequeño Torino fue uno de los dos cafés con el mismo nombre que se establecieron en Barcelona. El primero tenía su sede en el número 8 de la calle Escudellers. Fue abierto en 1901 por Fabrizio Mezalanna, el gerente de Martini & Rossi en toda España, que quería popularizar un apertivo alcohólico muy extendido por aquel entonces por Italia, el vermut. El local era una joya del modernismo, obra de Ricard Campany. El Petit Torino estuvo abierto hasta 1916, cuando la familia Bofarull, celebre por su restaturante «los Caracoles», lo adquirió y lo convirtió en el «Grill Room».


Tuvo tanto éxito que pronto Mezallana abrió un segundo establecimiento en la parte alta de Barcelona. Este Torino fue abierto en 1902 y en este café colaboraron, entre otros, Antonio Gaudí, Pere Falqués y Josep Puig i Cadafalch. Tuvo tanta fama que se le llamó «El Palacio del Vermut». En 1911 el local cerró sus puertas y fue sustituido por la tienda de arte Casa Esteva, hasta que fue comprado, en 1934, por la joyería Roca.

El retorno de Companys

27 diciembre, 2021
1 de febrero de 1936. Medio millón de barceloneses llenan las calles de la Ciudad Condal para dar la bienvenida a Lluis Companys i Jover, amnistiado por el triunfante Frente Popular, que recuperaba así la presidencia de la Generalitat.

Cafetería El Oro del Rin

25 diciembre, 2021

Inagurada en la tarde del 24 de mayo de 1924 en la equina de la Gran Vía de les Corts Catalanes y la Rambla de Catalunya, esta caftería se covirtió en un prestigioso establecimiento que marcó una época en Barcelona. Era una cafetería, cervecería, restaurante y charcuteria, y se le bautizó con el nombre de una opera de Wagner: Oro del Rhin.

Estaba en los bajos de la Casa Pia Batlló, al lado del cine Coliseum. Su propietario, Aixelà, encargó la decoración interior a Leopold Barreda, e incluyó tapices del artista Adolfo Sanz.

En el Oro del Rhin se dieron cita grandes tertuliano y sus peñas, reuniendo a una gran cantidad de artistas e intelectuales durante toda su existencia. Entre sus habituales figuraron Sebastià Gasch, Federico Garcia Lorca, Rafael Barradas y Max Aub.

En sus primerops años contó con la orquesta del maestro mestre Tolrà y en 1935 fue el lugar escogido para realizar un homenaje de despedida a Margarida Xirgú, que partía hacia tierras americanas.

No escapó tampoco a la crónica negra, pues la cafetería sufrió un atraco el 12 de agosto de 1933 en el que fue asesinado Juan Zaldo, que era el cajero y el encargado del local.

Sobrevivió a la guerra civil, pero vio mutilado su nombre con la censura franquista, perdiendo la h intercalada. Lluís Roviera dirigió su orquesta hasta 1969, cuando el local fue cerrado inesperadamente para dar lugar a una entidad bancaria.

mde

Swingers Lifestyle

Blog Swinger, Swinger Clubs, Swinger Cruise, Swinger sex

John Knifton

author and local historian

Recuerdos para cuerdos

Historias de mi vida y de otras vidas

El sitio tranquilo

No sé vender mi producto

Núria y sus historias

Sé tú mism@...

The Angrian War Room

Pen & sword as one

SP's Projects Blog

A futile fight against entropy or 'Every man should have a hobby'? Either way it is a blog on tabletop wargames, board games and megagames

Ice Axe Miniatures

Seriously Casual Gaming; Casually Serious Painting

Pat's 1:72 Military Diorama's

Scale diorama tips and ideas

Pacific Paratrooper

This WordPress.com site is Pacific War era information

Inch High Guy

Scale Modeling and Military History

Otros vendrán...

...que buenos nos harán.

Rafalé Guadalmedina

Relatos empolvados e infames bocachancladas en el filo entre la gloria y la vergüenza ajena.

Enigmatic Amor

Kinky and Curvy

El sitio tranquilo

No sé vender mi producto

Aces Flying High

An Aussie's travels to air shows, aviation museums and more around the world

Eva y Punto

Relatos eróticos y otras reflexiones

El erótico mundo de Lola

El rincón más íntimo de LolaFlor

wwiiafterwwii

wwii equipment used after the war

tececonvida

La íntima historia de una vida

Marisol escribe

Estoy hecha de fechas

NO HAY UNA RUBIA BUENA

Cosas que deberían importar, o no?

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

Desgranante

Observador de actitudes humanas y Despertador de Sentimientos.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

JUAN SIN OMBLIGO

MUCHAS HISTORIAS RARAS POR LEER

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ferrebeekeeper

Reflections Concerning Art, Nature, and the Affairs of Humankind (also some gardening anecdotes)

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Diario de Ocol

j u a n g u e r r e r o s a n c h e z

Plane Dave

World War II with Scale Models

Històries de la Serina

Contes, llegendes, mites i relats