Posts Tagged ‘Elizabeth Stride’

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (20)

11 agosto, 2017

Hyam Hyams

Hyam Hyams nació en Aldgate el 8 de febrero de 1855. Su madre era Fanny (nacida Levy) y su padre Solomon Hyams, cigarrero de profesión según el censo de 1871. Hacia 1881 Solomon Hyams había abandonado a su familia y Hyam, vivía en el 29 de la calle Mitre, Aldgate, con su madre, tres hermanos y dos hermanas y el marido de una de ellas. Después de 1881 se casa con una mujer llamada Rachel, y, en 1888, tiene dos hijos con ella, William y Kate. A las 06:00 del 29 de diciembre de ese año, fue llevado a la comisaría de la calle Leman, Whitechapel, y de ahí a la enfermería de Whitechapel. Al parecer sufría un fuerte delirium tremens. Su dirección era, en ese momento, el 217 de la calle Jubilee, Mile End.

El 11 de enero de 1889 fue dado de alta, pero regresó el 15 de abril de ese año. Su dirección entoncse era el 4 de Bell Court Lane y constaba como hombre casado de 34 años de edad, de ocupación “tratante general”. Se le calificó como “de mente debil”, por lo que fue trasladado al manicomio de Colney Hatch. Allí fue descrito como “violento y peligroso, especialmente para su mujer (…) epiléptico e irritable tras los ataques, adicto a la bebida”. Fue dado de alta el 30 de agosto, pero ingresó de nuevo, a los diez días, en otro manicomio, en el City of London Lunatic Asylum de Stone, Kent, tras atacar a puñalar a su esposa. Al parecer, debido al comportamiento cada vez más demente de él, ella había sufrido cuatro abortos. Hyams creía que ella le era infiel.

El 4 de enero de 1890, Hyam Hyams fue transferido al hopsiptal mental Colney Hatch como el paciente #10757. Su estado mental continuó degenerando y llegó a pedir un cuchillo para sucidarse. Cuando logró hacerse con un trozo de acero afilado, atacó a un miembro del personal médico, hiriéndole levemente. Hyams faellció en Colney Hatch el 22 de marzo de 1913.

Es fácil iamginar porqué Hyam Hyams podría ser considerado sospechoso de ser Jack. Era un lunático cuyo estado mental fue empeorando. Atacó a varias personas con un cuchillo. Fue hospitalizado siete semanas despué del asesinato de Mary Kelly, tras lo que cesaron los crímenes. Creció en la calle Mitre, cercas de Mitre Square, donde fue asesinada Catharine Eddowes. Su cadáver, por cierto, fue hallado bajo la ventana trasera del 8 de la calle Mitre, donde un tal Mr. Taylor tenía su negocio en 1888… pero que, en 1861, había alojado el negocio de un tío de Hyams, Lewis Levy. Otro tío suyo vivía, según los censos de 1881 y 1884, otro tío suyo, John Levy, en el 254 de Whitechapel Road. En la puerta de al lado, en los escalones del 253, Thomas Coram halló un cuchillo envuelto en un cuchillo ensangrentado al día siguiente del Doble Evento.

Aparte de estas coinicidencias (por cierto, el cuchillo nunca fue relacionado con los asesinatos de Jack y el doctor Bagster Phillips, que lo examinó, rechazó que pudiera haber usado en la muerte de Stride), nada conecta a Hyams con los asesinatos y la policía no sospechó de él. Ni siquiera Sir Robert Anderson lo relacionó cuando propuso que Jack el Destrpador era judío.

Sin embargo, la locura y hábitos de Hyams, sus violentos ataques y el tiempo pasado en los manicomios le definen como un posible sospechoso de los crímenes de Whitechapel. Y si no fue él, se le parecía bastante (psicológicamente hablando).

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (18)

10 agosto, 2017

Montague John Druitt (15 de agosto de 1857 – principios de diciembre de 1888)

Provenía de una familia de clase media-alta inglesa, y estudió en el Winchester College y en la Universidad de Oxford. Después de graduarse, ocupó un puesto en un colegio y siguió una carrera paralela en la ley; obtuvo el título de abogado en 1885. Su principal interés fuera del trabajo fue el cricket, que jugó con muchos jugadores importantes de la época.

En noviembre de 1888, perdió su puesto en la escuela por razones que se desconocen. Un mes más tarde su cuerpo fue encontrado ahogado en el río Támesis. Su muerte, que resultó ser un suicidio, más o menos coincidió con el fin de los asesinatos que se atribuyeron a Jack el Destripador. Sugerido en privado en la década de 1890 que pudo haber cometido los delitos de conocimiento público, con posterioridad, en la década de 1960, este indicio condujo a la publicación de libros proponiéndolo como el asesino. Cierto, las pruebas contra él parecen ser totalmente circunstanciales, y muchos escritores de la década de 1970 lo han rechazado como un posible sospechoso.

En 1882, Druitt decidió centrarse en trabajar como abogado, y el listado de 1886 lo sitúa en el Circuito Occidental y en las sesiones de Winchester; al año siguiente aparece relacionad ocon el Circuito Occidental y Hampshire, Portsmouth y Southampton (según Sugden). En 1885 muere su padre de un ataque cardíaco, y su madre, en julio de 1888, es encerrada en el manicomio Brook de Clapton por sus problemas mentales. A pesar de tanta tragedia, Druitt parece haber llevado tanto dolor muy admirablemente. Sin embargo, algo sucedió a finales de noviembre de 1888, y su cadáver, en descomposición, fue hallado el 31 de diciembre en las aguas del Támesis.

Según su hermano, la perdida de su empleo como maestro en la escuela de Blackheath (tal vez por sus tendencias homosexuales) fue lo que le llevó a suicidarse. En su nota de suicidio, Druitt afimra que tenía ” meido de terminar como mamá, y que lo mejor era morir”. En su bolsillo se encontró un billete de tren sin usar fechado en el 1 de diciembre. Se cree que se sucidió el 4 de diciembre, pues, para el día 11, según su hermano William, hacía una semana que no sabían de él.

Lo extraño de la muerte de Druitt es que era un exitoso abogado y que su trabajo como profesor era sólo una manera secundaria de ganar dinero. Gozaba de buen estatus social y de buena fama, y podía haber encontrado otro trabajo facilmente. Entonces… ¿por qué suicidarse? ¿Por el escándalo que se podía producir si se descubría su homosexualidad? O, simplemente, que, tras la muerte de su padres, su mente se había ido deteriorando. Además, su familia tenía antecedentes de problemas mentales por vía materna, tanto en su madre, como en su abuela y una tía, además de la hermana mayor de Druitt, que se suicidó ya mayor.

¿Pudo ser Montague John Druitt el asesino de Whitechapel, como apunta Macnaghten en su memorandum? Para empezar, su descripción del sospechoso difiere del registo de Scotland Yard. Además, no hay evidencias que apoyen esta teoría. Sí, es cierto que tenía una edad similar a la estimada por los testigos (P.C. Smith, Israel Schwartz, Joseph Lawende y George Hutchinson). Tenía bigote, tal y como afirmaron tres testigos, aunque de diferentes colores según estos (negro, marrón, rubio). Druitt iba siempre elegante y, salvo por Lawende, todos los testigos afirman que el asesino tenía “pinta de caballero” (Smith, Schwartz y Hutchinson). Sin embargo, Druitt era mucho más delgado que el hombre descrito por los testigo y, desde luego, ni tenía aspecto de judío ni de extranjero. Además, él no vivía en el East End (Sugden), ni conocía la zona de Whitechapel. Él vivía en el 9 de Eliot Place, Blackheath en esa época. Podía haberla usado como base para sus crímenes?

Poco probable. No había tren nocturno entre Londres y Blackheath. El útimo tren que partía de Blackheath en 1888 lo hacía a las 00:25 AM y el de vueltae de Londres no partía hasta las 05:10. Aunque el asesinsato de Nichols (03:40), Chapman (05:30) y Kelly (04:00) encajan con estos horarios, fallan para Stride (01:00) y Eddowes (01:44). De haber cometido esos asesinatos, habría tenido que permaencer en la zona tras los mismos, lo que hubiera sido peligroso para él. Además, al día sigiuente del asesinato de Nichols, Druitt jugó un partido de crickett en Canford, Dorset. Y el día del asesinato de Chapman jugó un partido a las 11:30 en Blackheath. ¿Pudo Druitt matar a Chapman a las 5:30, coger un tren a Blackheath, quitarse sus ropas ensangrentadas, dormir un poco, desayunar y estar listo y fresco para jugar a las 11:30 tras pasearse por las calles de Whitechapel toda la noche?

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (8)

27 julio, 2017

Mary Jane Kelly, también llamada Marie Jeanette Kelly, Mary Ann Kelly, Ginger, y Fair Emma.

Se cree que Mary Jane Kelly nació hacia 1863, lo que nos hace suponer que tenía 25 años cuando fue asesinada. Era rubia, tenía los ojos azules y se decía que tenía un considerable atractivo personal. El detective Walter Dew, que dijo conocerla de vista, afirmó que era atractiva y que se apseaba siempre en compañia dedos o tres amistades. Dijo también que siempre llevaba un delantal inmaculadamente blanco. Joseph Barnett afirmó que Kelly no bebía. Sin embargo, John McCarthy, dueño de un bar, declaró que “cuando bebía, era muy ruidosa; fuera de esos momentos, era una mujer muy tranquila”.

Todo lo que sabemos de ella nos viene de Joseph Barnett, que vivía con ella hasta su muerte. Algunas partes de esa información es contradictoria cuando no inventada.

Nació en Limerick, Irlanda, pero no sabemos si en la ciudad o el condado. Siendo pequeña, su familia se trasladó a Gales. Su padre, John Kelly, era un obrero metalúrgico que trabajaba en Carnarvonshire o en Carmarthenshire. Mary Jane afirmó tener seos o siete hermanos y hermanas, y que uno de ellos, Henry, servía en el 2 Batallón de Guardias Escoceses. También afirmó tener un pariente actor.

John McCarthy, dueño del pub Miller’s Court, dijo que ella recibió una careta de su madre desde Irlanda. Barnett, por su parte, comentó que nunca mantuvo correspodencia postal con su familia. Joseph Barnett y la señora Carthy, una mujer con la que Kelly vivió una vez, afirmaron que Kelly procedía de una familia “bienestante”.

Hacia 1879, a los 16 años, se casa con un tal Davies, que muere dos o tres años más tarde. Se ha sugerido que pudo tener un hijo de él. Tras esto se traslada a vivir con un primo en Cardiff, trabajando como prostituta, aunque la policía de la ciudad no tenían ninguna ficha policia suya. Ella dijo que se pasó la mayoría del tiempo allí enferma. Llegó a Londres en 1884.

Pudo vivir con las monjas del refugio nocturno de Providence Row en la calle Crispin. Se cree que vendía flores y que, finalmente, entró a trabajar en una tienda de la calle Cleveland. Según Joseph Barnett, al llegar a Londres, Kelly se fue a trabajar en un burdel de lujo en el West End. Ella le contó que viajó a París durante esa época, en compañía de un caballlero, pero que no le gustó y se volvió

El 10 de noviembre, un día después de su asesinato, la señora Elizabeth Phoenix, del 57 de Bow Common Lane, Burdett Road, Bow, fue a la comisaría de la calle Leman para decir que una mujer que se correspondía con la descripción de Kelly había vivido en la casa de su cuñado en Breezer’s Hill, cerca de la calle Pennington. Afirmó que era muy conflictiva cuando estaba borracha, pero una de las mujeres chicas que se podía conocer cuando estaba sobria.

Según un reportero de la Press Association dijo que ella, al llegar a Londres, conoció a una francesa que vivía en Knightsbridge, y que ella la condujo a la vida disoluta que, al final, causó su desgraciado fin.Con ella viajó varias veces a París y vivìa como “una dama”. Por algún motivo desconocido acabó en el East End, donde le falló la fortuna y acabó prostituyendose. Allí la recibió una tal señora Buki, que vivía en las cercanías de Ratcliffe Highway. Con ella regresó a la residencia de la francesa para reclamar una caja con numerosos vestidos de alto valor. Al final, los vicios con el alcohol de Kelly llevaron a la señora Buki a expulsarla de su casa y se fue a vivir con una tal señora Carthy en Breezer’s Hill, de donde se marcó entre 18 meses y dos años antes de su final, es decir, hacia 1886, para irse a vivir con un hombre llamado Morganstone, que vivía en o en las crecanías de Stepney Gasworks. Luego se fue con un tal Joseph Fleming a vivir cerca de Bethnal Green.

En 1886 vive en la casa de huéspedes Cooley’s en la calle Thrawl, Spitalfields, donde conoce a Joseph Barnett, nacido en Londres pero de ascendencia irlnadesa, que trabajaba en el mercado de pescado de Billingsgate. Nació en 1858 y murió en 1926. Se fuerna vivir en la calle George, cerca de la calle Commercial, y luego a Little Paternoster Row, de donde les expulsaron por no pagar el alquiler y por borracos. Se fueron a vivir a Brick Lane. En febrero o marzo de 1888 se trasladan a una habitación del 13 de Miller’s Court.

En agosto o comienzos de 1888, Barnett pierde su trabajo y Mary Jane vuelve a las calles. Barnett decide dejarla, lo que sucede, tras una pelea, el 30 de octubre. La causa según Barnett, es que ella permitía el acceso de otras prostitutas a su vivienda, una tal Julia y una tal señora Harvey (Maria Harvey), que vivió con Kelly las noches del 5 y 5 de noviembre, antes de irse al 3 de New Court.

El 7 de noviembre se la ve hablando con un hombre parecido al que Matthew Packer describió acompañando a Elizabeth Stride. Lleva un lago abrigo negro, pero no un maletín. El 8 o el 9 Barnet visita a Mary Jane. El 9 la visita de nuevo y dice que entonces ella vive con una mujer en Miller’s Court. Podría ser Lizzie Albrook, que se alojaba en el 2 de esa calle.

20:00 Barnett regresa a la Buller’s Boarding House donde juega cargas hasta las 00:30, tras lo cual se va a dormir.

Nadie ve a Mary Jane Kelly entre las 08:00 y las 23:45. Se dice que la vieron beber con una mujer llamada Elizabeth Foster en el pub Ten Bells, pero no es seguro que sea cierto. A las 23:00 está bebiendo en el Britannia con un hombre joven de aspecto respetable, bien vestido y con bigote. Ella está muy borracha.

23:45 Mary Ann Cox, uan viuda y prostituta de 31 años que vive en el 5 de Miller’s Court (la última casa a la izquierda) entra en la calle Dorset desde la calle Commercial; regresa a casa a calentarse, porque la noche es fría. Ve a Kelly delante de ella en compañía de un hombre de unos 35 años y de un 1,70 de estatura. Lleva un largo abrigo y sombrero. Luce patillas y bigote.

Al pasar al lado de la puerta de la havitación de Kelly, Cox les da las buenas noches. Kelly, algo incoherente, le replica “buenas noches, me voy a caantar.” Poco después la escucha cantar “A Violet from Mother’s Grave”. Cox sale a medianoche y la vuelve a escuchar cantando.

A las 00:30 Catherine Pickett, vendedora de flores vecina de Kelly, se despierta al escucharla cantar. Cuando su marido va a quejarse, ella le dice que deje a Kelly en paz. 01:00 Empieza a llover. Cox regresa a su casa a calentarse y escucha a Kelly cantando. Poco despiés, Cox vuelve a salir.

Elizabeth Prater, esposa de William Prater, que la abandonó 5 años atrás, está en la entrada de Miller’s Court esperando un hombre. Tras media hora, se va a ver a McCarthy para charlar. No escucha a nadie cantar y no hay movimiento en la zona. Unos minutos más tarde, muy borracha, se va a dorimr.

02:00: George Hutchinson, que vive en Commercial Street, se encuentra a un hombre de camino de casa en la esquina de la calle Thrawl, pero no prest atención. En Flower and Dean se encuentra con Kelly, que le pide dinero, pero él no tiene y ella se va en dirección de la calle Thrawl y se encuentra con el hombre que Hutchinson ha visto antes. Él le pone una mano en el hombro a ella y le dice algo, tras lo cual ambos se ríen. Hutchinson la escucha decir “De acuerdo” y el hombre replica “Estarás bien por todo lo que te he contado”. Ambos se marchan hacia la calle Dorset. El hombre lleva, según Hutchinson, un pequeño paquete en su mano izquierda.

El hombre luce un bigote con los extremos elevados, pelo y ojos negros y cejas pobladas, y según Hutchinson, tiene aspecto judío. Lleva un sombrero calado hasta los ojos y un largo abrigo ribeteado de astracán y corbata negra. Una enorme cadena de oro cuelga de su chalecto con un gran sello con una piedra roja colgando de él. Cruzand la calle Commercial y giran en Dorset. Hutchinson les sigue. Se detienen fuera de Miller’s Court y hablan unos tres minutos. Ella le dice que ha perdido su pañuelo y èl le da uno rojo, tras lo que entran en su casa. Hutchinson espera hasta que el reloj marca las tres y se marcha.

03:00 Llueve fuerte y la señora Cox regresa a casa. No hay luz ni sonido procedente de la habitación de Kelly. Cox ya no sale pero no se duerme. Escucha hombre entrando y saliendo de la plaza.

04:00 Elizabeth Prater se despierta al notar a su gato “Diddles” caminando por su cuello. Escucha un grito “oh, me matan”, per, como es algo tipico de la zona, no le presta atención. Sarah Lewis, que está con unos amigos en Miller’s Court, también lo oye.

08:30M: Caroline Maxwell, conocida de Kelly, afirma haberla visto a esa hora, mucho después de la hora dada por Phillips como la de su defunción. Maxwell afirmó con mucha seguridad que era Kelly, aunque no la conocía mucho

10:00: Maurice Lewis, un sastre que vive en la calle Dorset, afirma a los periòdicos haber visto a Kelly y a Barnett en el pub Horn of Plenty la noche del asesinato pero, también, a ella a las 10:00 del día siguiente. Por esta discrepancia con la hora del asesinato, no se le llama a testificar y la policìa le ignora.

10:45: John McCarthy, dueño de “McCarthy’s Rents,” sobrenombre de Miller’s Court, envia a Thomas Bowyer a cobrar el alquiler atrasado de Mary Kelly. Nadie contesta a sus llamadas a la pueta y, la mirar por una ventana, ve el cadaver. Informa a McCarthy, quien, tras ver los mutilados restos de Kelly, corre a la comisaría de la calle Commercial y habla allí con el inspector Walter Beck, con el que retorna a la plaza. Varias horas después, tras esperar en vano la llegada de varios perros de presa, McCarthy derriba la puerta con un hacha por orden del superintendente Thomas Arnold.

Cuando la policía entra en la habitacón, encuentra las ropas de Kelly muy bien puestas en una silla y sus botas frente a la chimenea. Ella viste una camisola.

La autopsia corrió a cargo de Thomas Bond, un distinguido cirujano de la División A.

Sobre la cama bañada en sangre reposaban maltrechos despojos de la inquilina. Únicamente llevaba puesto un menguado camisón que dejaba ver el atroz estropicio infligido a su organismo. Su estómago lucía abierto en canal y habían seccionado su nariz, sus senos, y sus orejas. Trozos de muslo y fragmentos de piel de su cara yacían junto a su cuerpo descarnado. Los riñones, el hígado, y otros órganos, se esparcían en torno al cadáver y encima de la mesilla de noche.

“¡Parecía más la obra de un demonio que la de un hombre!” testificaría John McCarthy en la ulterior encuesta judicial, dejando constancia de la tremenda impresión que le produjo el monstruoso descubrimiento.

En su certificado de defunción Mary Jane Kelly fue registrada el 17 de noviembre bajo la denominación de “Marie Jeanette Kelly Davies”.

Mary Kelly fue enterrada en una ceremonia pública en el St Patrick’s Roman Catholic Cemetery en Langthorne Road, E11 Leytonstone, el 19 de noviembre de 1888. Su tumba era la nº 66 en la fila 66, parcela 10.

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (6)

24 julio, 2017

Elizabeth Stride

Vino al mundo como Elisabeth Gustafsdotter el 27 de noviembre de 1843, en una granja llamada Stora Tumlehed. en la parroquia de Torslanda, al norte de Gotemburgo, Suecia. Era de piewl clara, ojos grises y pelo marrón oscuro y rizado. Le faltaban todos los dientes de su mandíbula inferior. Fue descrita como una mujer tranquila dispuesta a ayudar a quien se lo pidiera. Sin embargo, fue detenida varias veces por conducta desordenada estando bebida. Se ganaba la vida cosiendo y recibía dinero de Michael Kidney. Ejercía la prostitución de manera ocasional. En marzo de 1865 aparece registrada como tal por la policía sueca. Entre octubre y noviembre recibe atención médica por una enfermedad venérea en el hospital especial
de Kurhuset. En julio de 1866 llega a Londres para entrar al servicio de un “caballero extranjero”, según el testimonio de Charles Preston, que vivía en la misma casa de huéspedes que Elizabeth. Michael Kidney, su compañero ocasional, dijo que trabajaba para una familia de Hyde Park, y reía que ella tenía familia en Londres.

El 7 de marzo de 1869 se casa con John Stride en la iglesia de Saint Giles in the Fields. El matrimonio vive la calle East India Dock, en Poplar. Tienen una cafetería en la calle Chrisp, Poplar, y en 1870 en la calle Upper North, Poplar. El negocio se traslada luego al 178 de Poplar High Stree. Venden el negocio a John Dale en 1875.

Elizabeth afirma que su marido y e hijos fallecen cuando el Princess Alice colisiona con otro barco, el Bywell Castle, en el río Támeseis en 1878, y que ella resultó herida cuando le rompieron el paladar de una patada al intentar escapar del naufragio, pero esta información no pudo ser corroborada. De hecho, su marido falleció en 1884. Su autopsia no revela daño alguno en el paladar

Del 28 de diciembre de 1881 al 4 de enero de 1882 es ingresada en la Enfermería de Whitechapel por una bronquitis. De ahí se trasladará directamente al asilo de Whitechapel. A partir de 1882 entrará y saldrá de la casa de huéspedes del 32 de la calle Flower and Dean. Podría ser que para estas fechas su matrimonio se haya roto. El 24 de octubre de 1884, John Stride muere de un ataque al corazón. En 1885 Elizabeth vive con Michael Kidney, con el que compartirá tres años de su vida en una relación muy tormentosa. Él la acusará de beber mucho. Entre el mayo de 1886 pide y pctibre de 1888 pide limosna en la Iglesia Sueca. Da como dirección la calle Devonshire esquina con la Commercial Road. El 21 de marzo de 1887 aparece registrada en el albergue de Poplar. En julio Kidney es arrestado por comportamiento desordenada, uso de lenguaje obsceno e ir borracho. Ella, al parecer, fue detenida varias veces por el mismo cargo, según el testimonio de un vecino, Charles Preston, que vivía en el 32 de la calle Flower and Dean.

A finales de septiembre de 1888 se rompe su relación con Michael Kidney. Ella sigue viviendo en la casa de huéspedes del 32 de la calle Flower and Dean.

30 de septiembre de 1888

18:30: Es vista en el pub Queen’s Head con otro inquilino de la casa de huéspedes, con el que regresa después de beber juntos

19:00-20:00 Charles Preston y Catherine Lane la ven dejar el edificio. Le da a Lane un gran trozo de terciopelo verde y le pide que se lo gaurde hasta que vuelva. El vigilante, Thomas Bates, afirmó que la vio partir muy alegre.

23:00: Dos trabajadores, J. Best y John Gardner, en camino hacia el pub Bricklayer’s Arms de la calle Settles, al norte de la Commercial Road, ven salir a Stride con un hombre bajo y bigote negro, vestid con un traje y abrigo. Llovía y él la abrazaba y besaba. Parecía un hombre respetable seg ún estos dos testigos, lo que les sorprendió bastante. Los trabajadores, tras invitarles a una copa y bromear con ellos (“Tienes a Mandil de Cuero tras tus pasos!”). Mandil de Cuero fue uno de los primeros apodos de Jack el Destripador.

23:45: William Marshall ve a Stride en la calle Berner, a la altura del número 63, hablando con un hombre con un abrigo negro y corto y gorro de marinero.

00:00 : Matthew Packer afirma que le vendió uvas a Stride y un hombre, aunque esto parece muy dudoso.

00:35: El agente William Smith ve a Stride con un hombre joven en la calle Berner, frente al “Club Educativo Internacional de Trabajadores”. El hombre aparenta unos 28 años, lleva un abrigo oscuro y un gorro m de cazador.. Llevaba un paquete envuelto en un periódico.

00:45: Israel Schwartz, del 22 de la calle Helen, Backchurch Lane, al entrar ne la calle Berner desde Commercial Road, y tras llegar al lugar donde se cometió el crimen, vio a un hombre pararse y hablar con una mujer parada junto a un portillo. El hombre habría habría arremetido contra ella, arrojándola al suelo para luego introducirla en el callejón a empujones. Según Schwartz “La mujer dio tres gritos, pero no muy fuertes”.

Lo más curioso de este testimonio es que Schwartz narró que, casi al mismo tiempo, justo cuando cruzaba por delante del portillo, vio a un segundo hombre salir de la cervecería situada en la esquina de la calle Fairclough, y detenerse silenciosamente mientras encendía una pipa. Este último aparentaba treinta y cinco años, medía 1’80 y vestía con decoro, a diferencia del primer hombre que agredió a la prostituta. El atacante se percató de la presencia del testigo y de su notoria apariencia de extranjero y, para ahuyentarlo, le espetó en son de amenaza “¡Lipski!” (se trataba de un insulto ya que Lipsky era el apellido de un judío acusado de matar a una mujer el pasado año en el East End). Tanto Schwartz como el hombre de la pipa se alejaron cautelosamente de allí. El cadáver de Stride, con la garganta segada de izquierda a derecha, fue hallado minutos más tarde en ese lugar (en el suelo del Dutfield’s Yard (patio), calle Berner) en el suelo en Dutfield’s Yard, Berner cerca de las 01:00 de la madrugada del domingo 30 de septiembre de 1888.

El patio estaba tan oscuro que Louis Diemschutz, portero de un club adyacente denominado “Club Educativo Internacional de Trabajadores”, que descubrió el cuerpo mientras iba conduciendo un carro arrastrado por un pony, apenas fue capaz de verlo sin casi iluminación. La encontró aún con la sangre brotando de su herida, por lo que parece que fue asesinada momentos antes de su llegada. El portero le dijo a los policías que él creía que el asesino se encontraba todavía en el patio.

Las diferencias observadas en el hombre descrito por el agente Smith y por Schwartz hicieron sospechar que nos e trataba del mismo hombre. Schwarts lo describió en torno a los 30 años, 165 cms y buena complexión, pelo negro y un pequeño bigote marrón. Vestía un largo abrigo y un sombrero negro con una ala ancha.

Por el mismo tiempo James Brown afirmó a ver visto a Stride con un hombre cuando él se dirigía su casa. Los vio en la calle Fairclough. El hombre medía algo más de 1,70, llevaba un largo vestido negro que le llegaba hasta los tobillos. Stride le decía “No, esta noche no, otra.”

01:00: Louis Diemschutz llega a Dutfield’s Yard con su carro y su pony, que, nada más entrar, se asusta y se niega a seguir, aunque Diemschutz no puede ver nada en la oscuridad del patio. Al tantear con su látigo, toca un cuerpo, pensando que se puede tratar de un borracho o alguien durmiendo. Entró en el club para pedir ayudar para apartar a la mujer y, al volver en compañía de Isaac Kozebrodsky y Morris Eagle, descubren el cadáver con la garganta abierta. Se cree que la llegada de Diemschutz asustó a Jack y le forzó a huir antes de poder mutilar a Stride. El cuerpo aún estaba caliente, lo que parece sugerir que el ataque se había producido poco antes de la llegada de Diemschutz. El doctor Frederick Blackwell, del 100 de la Commercial Road certició que Stride estaba muerta.

El doctor George Bagster Phillips realizó la autoopsia. Dijo que “el cadáver yacía en el suelo, con la cara vuelta hacia el muro, la cabeza apuntando hacia el patio y los pies hacia la calle. El brazo izquierdo estaba extendido y en la mano izquierda tenía un paquete de pastillas aromáticas. Cara, cuerpo y piernas estaban calietnes, las manos frías”.

El corte estaba en en el cuello penetraba profundamente en la garganta, de unos 12 cms de largo, con un cierto desvío hacia abajo. Presentaba señales de haber sido estrangulada. El corte en el lado derecho era más superficial. La arteria carótida aparecía cortada.

Elizabeth Stride fue enterrada el 6 de octubre de 1888.

El asesinato de Stride comparte algunas semejanzas con los homicidios perpetrados por Jack el Destripador, tales como la hora, el lugar, las heridas y el método de asesinato. Se argumenta que no hubo mutilaciones infligidas a Stride porque el asesino fue interrumpido por la llegada del portero, y defienden que la coincidencia con el asesinato de Catherine Eddowes a poca distancia en menos de una hora más tarde fue la consumación del crimen anterior “interrumpido”.​

Otros estudiosos, por el contrario, opinan lo contrario y hacen hincapié en la disparidad que su deceso reviste en comparación con los restantes crímenes canónicos. Resaltan, entre otras diferencias, que para matar a esta mujer se usó una navaja de muelle, y no un cuchillo como en los demás casos; y que tampoco mediaron mutilaciones ni extracción de órganos al cadáver, a pesar de que el agresor contó con tiempo suficiente a tal fin, pues no fue interrumpido en su faena sino que Louis Diemschutz llegó varios minutos después de que aquél se retirase. Irónicamente, fue la muerte de ambas mujeres (Eddowes y Stride) lo que causó en la ciudad de Londres un terrible pánico, porque era la primera vez que el destripador supuestamente había golpeado dos veces en una noche. Los dos asesinatos dieron al caso un dudoso apodo: “El doble acontecimiento” (the double event).

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (2)

15 julio, 2017

Las cartas del Destripador.

Hoy en día se acepta que ninguna de las cartas supuestamente escritas por Jack lo fueron de verdad. Una de ellas, fechada el 25 de septiembre y recibido el 27 en la sede de la agencia de noticias Central News fue la primera firmada como “Jack the Ripper”. Un postal con fecha 1 de octubre fue la siguiente en llegar. Se refería al “doble evento”, y por eso la policía pensó que era de Jack, pues llegó después del asesinato de Stride and Edowwes, que tuvo lugar el mismo día. Esta postal hacía referencia a la carta anterior, que todavía no había sido publicada. Por tanto, debía proceder de la misma fuente. Si la carta hubiera sido escrita el 30 de septiembre, el día del doble evento, era todavía más probable que hubiera sido escrita por el asesino, aunque no hay evidencias que lo corroboraran.

Sin embargo… Recientemente se ha descubierto que las cartas fueron obra de un periodista de la agencia Central News llamado Tom Bulling.

Otra carta pudo ser escrita por el Destripador. A mediados de octubre llegó un paquete a manos de George Lusk, que lideraba un comité de vigilancia en Whitechapel. En el interior del paquete se hallaba la mitad un riñón humano y una carta cuyo autor afirmaba ser el asesinato y que el contenido era parte del riñón que había extraído a Eddowes. Es imposible saber si esto es cierto o si el autor era realmente Jack. La mayoría de los argumentos a su favor se basan en información imprecisa o equivocada y en los mitos que rodean a los asesinatos, no en hecho probados.

Sin embargo… existe un peculiar coincidencia. Eddowes sufría la enfermedad de Bright, cuyos síntomas se aprecian en el riñón del paquete.

En una época en la que la ciencia forense y la toma de huellas no existían, la única manera de probar que alguien había cometido un crimen era atrapando al o la asesin@ en el acto o que este confesara. Los asesinatos de Whitechapel entran dentro de este periodo de tiempo. Lo curioso de este caso es que no fueron una, sino dos las fuerzas policías implicadas en la investigación. La Policía Metropolitana, conocida como Scotland Yard, estaba a cargo de los crímenes cometidos en todo Londres salvo por la City, el corazón de Londres, que tenía su propia policía. Como Eddowes fue asesinada dentro de su territorio, esto les hizo unirse a las investigaciones. Aunque ambas policías colaboraron y trabajaron bien, sus superiores parece que no lo hicieron tanto, aunque se desconoce cuánto afectó la resolución (o no) del caso. No se suele culpar a la policía por el fracaso de la búsqueda, pues, como ya he dicho, la tecnología no facilitaba tal tarea, harto complicada para las modernas fuerzas policiales de hoy en día. Salvo realizar las autopsias e interrogar a los testigos, había poco que la Policía Metropolitana pudiera hacer.

La opinión pública era muy crítica con al policía, a la que tachaban de incompetente, y que el Comisionado, Sir Charles Warren, no estaba capacitado para las investigaciones policiales. Se le criticó no ofrecer una recompensa, que pudiera haber atraído a un cómplice del Destripador. De hecho, Warren no puso reparos a tal recompensa, sino que fue su superior, el ministro de interior, Henry Matthews, quien rechazó la idea. La policía de la City hizo un mejor trabajo, pero sin resultados palpables. Sus oficiales dibujaron la escena, fotografiaron el cadáver de Eddowes e incluso de Kelly, aunque no entraba dentro de sus límites. Fue la única víctima fotografiada en la escena del crímen.

Una de las diferencias entre los mandos de ambas fuerzas fue referente al graffiti hallado en la calle Goulston la noche del “doble evento”. Una parte del delantal de Eddowes, que el destripador usó para limpiar su cuchillo, fue hallado por un policía cerca de un mensaje escrito en tiza sobre la puerta de una casa de esa calle. El mensaje (“The Juwes are the men That Will not be blamed for nothing“, que se traduce generalmente como “a los judíos nunca serán culpados de nada”) pudo haber sido escrito por Jack y los policías de la City quisieron fotografiarla, Warren, temiendo que dejarla a la vista hasta que hubiera suficiente luz para ser fotografiada, podía causar disturbios y ataques contra los judíos que vivían en Whitechapel, a los que algunos extremistas ya culpaban de los crímenes.

Que la policía no detuviera a ningún sospechoso muestra que no llegaron a tener suficientes pruebas para llevar a nadie ante un tribunal.

Otoño Sangriento: La historia de Jack el Destripador (1)

12 julio, 2017

Jack the Ripper (Jack el Destripador en castellano) es el nombre por el que se conoce al asesino en serie que quitó la vida a cinco prostitutas del East End de Londres en 1888. El nombre surgió a partir de un carta escrita por alguien que afirmaba ser el el asesino y que fue publicada por la prensa mientras se producían los asesinatos, que abarcaron una cona que incluía los distritos de Whitechapel, Spitalfields, Aldgate y la City. También fue conocido como el Asesino de Whitechapel y como “Leather Apron” (delantal de cuero)

Jack contía siendo un mito popular por diversas razones. Aunque no fue el primer asesino en serie, sí fue el prmiero en aparecer en un gran ciudad en un tiempo en el que la prensa se había convertido en una fuerza de cambio social y en un momento en el que había aumentado el número de lectores entre las clases populares. Sus crímenes tuvieron lugar justo en una época de inestabildiad política cuando tanto los partidarios de la Home Rule (autonomía) irlandesa, los liberales y los reformadores sociales peleaban por sus fines, por lo que llegaron a usar los crímenes para favorecer sus causas. Cada día la prensa relataba las actividades del asesino junto al proceso de la investigación de la policía. Fue la cobertura de la prensa que convirtió estos crímenes en algo nuevo, algo que el mundo no había conocido hasta ahora, y también la prena fue rsponsable de crear muchos de los mitos que todavía rodean la figura del Destripador.

Tal vez Jack fuera un asesino sexual en serio, parecido a los que tenemos en uestros tiempos modernos, pero destacó por su capacidad para aterrorizar a una ciudad entera y forzar al mundo a prestar atención a los cadáveres mutilados que dejaba a la vista. Que el Destripador no fuera detenido y el misterio perdure sólo hace que su leyenda aumente.

No se sabe con certeza cuántas mujeres fueron sus víctimas. Generalmente se acepta que fueron cinco, aunque algunos apunta a sólo cuatro y otros a siete o más. El público, la prensa e incluso la policía llegó a atribuirle nueve asesinatos. Las cinco reconocidas normalmente son:

Mary Ann (Polly) Nichols, asesinada el viernes, 31 de agosto de 1888.
Annie Chapman, asesinada el sábado, 8 de septiembre de 1888.
Elizabeth Stride, asesinada el domingo, 30 de septiembre de 1888.
Catharine Eddowes, asesinada el mismo día.
Mary Jane (Marie Jeanette) Kelly, asesinada el viernes, 9 de noviembre de 1888.

Existen poderosas razones para pensar que otras mujeres fueron víctimas de Jack, como Martha Tabram, asesinada el martes, 7 de agosto de 1888, lo que la convertiría en la primera presa de Jack, y se duda de su Stride fue realmente victima del Destripador. Como Philip Sugden escribió en su excelente libro, The Complete History of Jack the Ripper, “No existe una respuesta definitiva. Brevemente: como mínimo cuatro, probablemente seis, posiblemente ocho.”

Tanto las cinco víctimas como Tabram eran prostitutas y fueron asesinadas entre agosto y comienzos de noviembre de 1888. Todas, salvo Tabram y Kelly, fueron asesinadas en lugares públicos y no hay evidencia que sugiera que se conocían entre ellas. Sus edades y apariencias variaban. Muchas eran alcohólicas o se creían que estaban bebidas cuando fueron asesinadas.

El modus operandi de Jack sólo fue descubierto recientemente. El asesino de Whitechapel y su victima se situaban uno frente al otro y, cuando ella se levantaba las faldas y sus manos estaban ocupadas, lo qeu la dejaba indefensa, Jack atacaba. La sujetaba por la garganta y la estrangualaba hasta dejarlas inconscientes, tal vez muertas. Hasta entonces se creía que Jack las atacaba por detrás, con sus faldas levantadas y en posición para practicar sexo anal. Esta posición, además de complicada, tenía el riesgo de la que victima, si no era sujetada de manera adecada, podría gritar.

Uan vez inconscientes, el asesino las dejaba en el suelo, con la cabeza vuelta hacia la izquierda. Esto se ha probado por la posición de los cuerpos respecto a los muros y vallas, que no dejaban espacio al aseinso par atacar desde la izquierda. La ausencia de golpes en la parte posterior del cráneo demuestra que no dejaba caer los cuerpos. Dado el sucio estado de las calles y el mal tiempo de la época, es inconcebible que ni la prostituta ni su cliente consideraran copular en el suelo. Uan vez en tierra, Jack les cortaba el cuello. Las manchas dse sangre en los muros muestran que ésta se acumulaba debajo de la garganta y la cabeza, en lugar de delante, lo que hubiera pasado de haberse encontrado la victima de pie. Este método también evitaba que el asesino se manchara. Al cortar de derecha a izquierda, la sangre hubiera brotado alejándose de él, lo que habría reducido las salpicaduras en la ropa del asesino. De haber estado viva la victima antes de los cortes, la sangre no hubiera brotado con la fuerza que las manchas halladas en los lugares donde se cometieron los crímenes nos sugieren. Al no latir ya el corazón, la sangre no habría seguido circulando, de manera que sólo la contenida en la zona de la herida habría brotado. Las mutilaciones habrían tenido lugar con la victima apoyada en su costado derecho o con Jack sobre el cuerpo o cerca de sus pues. No hay constante de que se produjeran relaciones sexuales o que Jack se masturbara sobre los cuerpos.

En algunos casos se llevó un trofeo de las víctimas, parte de sus visceras, un costumbre común entre los asesinos en serie modernos. Según la mayoría de los cirujanos que examinaron los cadáveres, el asesino debía de tener algun tipo de conocimientos anatómicos para poder realizar su horrible tarea. En ucn aso amputó un riñón de su victima por delante, no por un costado, sin dañar los órganos que lo rodeaban. En otro caso cortó de un golpe limpio los órganos sexuales. Dadas las circunstancias (en la calle, en casi total oscuridad, vigilando por si alguien se acercaba y escaso de tiempo), el Destripador tenía, sin lugar a dudas, experiencia en usar su cuchillo.

(Continuará…)


Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

srtox

Relatos de la actualidad reales , sensuales , intriga y mucho más

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

ensimismada

¡ADVERTENCIA! blog triste, taciturno, desmoralizador, enervante, depresivo. Como la vida misma. La autora no responde de los perjuicios que pueda ocasionar la lectura de este sitio.

Londongrad

Erotica City of London Russia Confessions

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena