Posts Tagged ‘sexo’

Entrevista a Valérie Tasso en El Español.

6 junio, 2017

Aparco un momento a mi estimado marqués de Sade para ocuparme de otro magnifico fruto de la viña francesa: Valérie Tasso.

Supongo, mis queridos lectores, que ya tenéis sobrado conocimiento de mi pasión por Valérie. Si no es así… repasaros este blog, que vais tarde. A la espera de su próximo libro (Sexo 4.0), me he leído la entrevista que le han hecho en un periódico español, en el Español, de Pedro J. Ramírez:

http://www.elespanol.com/cultura/libros/20170605/221478271_0.html

Superada la sorpresa primera de verla en tal medio de comunicación (Digamos que PedroJota no es de mi informantes favoritos), me he colocado el babero y dispuesto a leerla atentamente, como siempre. Y me he quedado con algunas cosas (además de comerme a besos a la dama, como siempre) que voy a proceder a comentar a renglón seguido.

A tenor de la facilidad para acceder a contactos sexuales mediante redes virtuales, dice Valérie: “Si tú quedas con una persona gracias a Twitter, Facebook o Tinder, mañana puedes volver a abrir la app y encontrar otros cuerpos. Nos hemos convertido en mercancías. Somos fácilmente sustituibles. Antes no, antes luchábamos más“. Aunque estoy de acuerdo con ella, tal vez sea por mi particular cinismo (hola, Tommassi), tengo la sospecha que hace ya mucho tiempo que somos mercancías. Twitter, Facebook et al sólo han ampliado el mercado y lo han hecho más accesible a todo tipo de usuarios. Si ahora somos fácilmente reemplazables es pura y simplemente porque ahora es más fácil, a priori, encontrar más gente y con mayor rapidez.

Esto es debido, como ella dice, a que “nuestro sistema ideológico neoliberal está construyendo unos seres humanos cada vez más egoístas“. Añadiría que también más gilipollas, pero tal vez me exceda. Educados desde pequeños por Hollywood nos hemos asentado en el “aquí y ahora” (por eso yo me siento como un genial pervertido cuando algo se demora y tengo que esperar y esforzarme por conseguirlo, pero, como ya sabéis, mis queridos lectores, yo soy un pervertido). Sabemos al dedillo que pasa en Qatar pero no conocemos al vecino de enfrente. Esta es una sociedad de informados asociales.

Otro tema que me ha hecho sonreír por como Valérie lo expone, es la moda de enviar los famosos “fotopenes” (la nueva tarjeta de visita virtual es un primer palano de un miembro en erección): “Yo recibo permanentemente fotos de penes… y me hacen reír. (…) yo entiendo que a mucha gente le pueda molestar, pero en realidad están equivocados: están confundiendo sexo con genitalidad. Los que envían este tipo de fotos de penes no han entendido absolutamente nada: piensan que el sexo son las tuberías, cuando el sexo es muchísimo más complejo“. Resalto este pequeño párrafo sobre el que volveré más adelante, no en este pequeño collage de unas cuantas ideas sueltas, pero volveré.

Algo preocupante… aunque no para mí. Dice Valérie: “El morbo ya ha desaparecido, porque hay una sobrenormalización del sexo. (…). Cuando empezamos a decir que el porno se tiene que normalizar, que un actor porno puede ser un gran intelectual y que la gente conozca mejor su nombre que el de Premios Nobel de Literatura… ¡bueno! El morbo desaparece, pero es que el pudor también lo hemos perdido ya. No sólo en cuestiones de sexualidad, sino a la hora de comunicar la muerte de alguien, por ejemplo“.

Me aterra pensar que, al perder el pudor dejemos de sentir morbo. O simplemente perderlo. Porque dejaremos de pensar por nosotros mismos, de pensar fuera de los límites marcados por la moral común. Porque dejaremos de ser personas humanas, únicas, y nos convertiremos en parte de ese rebaño eternos de borregos que sólo se sienten vivos delante de la caja tonta viendo el reality show de turno.

Yo siento morbo, gracias a Dios, a Buda, a Odín y a Afrodita, por diez mil pequeños detalles, sexuales o no. Y me relamo de placer cada vez que siento ese cosquilleo en mi columna vertebral que me anuncia que mi cerebro está procesando mil placeres por segundo y siento el cosquilleo por mis dedos. Siento morbo cuando me siento a tomar una cerveza con mi amiga favorita, porque nadie puede imaginar de lo que hablamos mientras permanecemos tan aparentemente serios y, a la par, tan risueños. Oh, si el mundo supiera…

Y va más allá cuando dice “es una paradoja, porque por una parte nos quieren hacer volver a un puritanismo… no sea que vayamos a molestar a alguien; pero por otra hay una hipernormalización del sexo“. Aquí tengo un déjà vu, porque me acuerdo de lo que la misma Valérie expone en su delicioso “Antimanual de Sexo” cuando dice que hemos normalizado el sexo. Hablamos de él a todas horas para evitar tener que tocar el tema realmente. Es una especie de disfraz, de máscara. Ponemos el sexo en primera línea, a la vista de todos, para no tener que hablar realmente de sexo, para no tener que enfrentarnos a él. Lo trivializamos para quitarle importancia, para poder quitárnoslo de encima. En cierto modo, la sociedad de hoy, 2017, es tan timorata como en los tiempos victorianos o alfonsinos.

Cuando dice que la cirugía estética es una concesión al deseo de los otros, es una verdad como un templo. ¿Qué mujer se pondría ‘más tetas”, por ejemplo, si nadie le hiciera caso? Esa operación está encaminada tanto a satisfacer el propio ego como las inseguridades de cada uno. Por experiencia propia con siliconas ajenas, puedo decir algo terriblemente obvio, la versión moderna del clásico «Quod natura non dat, Salmantica non præstat» (Lo que la naturaleza no da, Salamanca no (lo) otorga): Hoy, en 2017, este dicho rezaría así:

“Lo que la naturaleza no da, el bisturí no lo regala”.

Te puedes poner dos tallas de sujetador o extenderte el miembro cinco centímetros. Si sigues sin tener un cerebro que gestione eso, te va a valer de muy poco. Es más, como he podido ver, si el ego que administra esa nueva anatomía tenía inseguridades pre-ampliación, éstas permanecerán y empeorarán, porque la silicona no incrementa el número de neuronas disponibles y porque la vieja personalidad empezará a querer saldar viejas deudas con el pasado. Como tuiteaba ayer mi alter ego más canalla, vamos a tener viejos con viagra y tatuajes y viajas con silicona y espejos. Va a ser algo digno de verse. Creamos seres sin criterio ni ideas propias, pero con un montón de consejos vacíos procedentes de las revistas y de internet. Alea jacta est… si la Cosmopolitan lo permite.

Como dice la dama: “Mira, el “yo” siempre existe porque está el otro. El ser humano aislado, sin la mirada del otro, no existe, o acaso puede ser un homínido, pero no acaba de ser un ser humanizado“. ¿Hace ruido un árbol que cae en un bosque si nadie lo oye?

Sobre el resto del artículo… continuaré.

Yours truly,

Jack

Anuncios

Sexo y espíritu

10 enero, 2017

Los célibes no son los únicos que mediante el sexo (o su ausencia) tienden sus manos hacia la espiritualidad. Un ejemplo de ello son las prácticas del maithuna y karezza del yoga tántrico.

El tantra, o lo que por estos lares coocemos bajo tal etiqueta, es una versión
occidentalizada de la práctica tántrica clásica que se enseña a granel en talleres en la mayoría de las grandes ciudades europeas y americanas, además de mediantes centenares de libros y vídeos.

Otras tradiciones espirituales/sexuales clásicas se han adaptado para el
consumo occidental son el Tao curativo y el Quodoushka. Incluso viejos rituales sexuales paganos como Beltane han sido mercantilizados para nuestro disfrute.

Lo que tengan de verdadero y auténtico todas estas versiones ya es más discutible, pero lo cierto es que las que acuden a estas prácticas parecen entender que el sexo está conectado con lo espiritual.

El sexo como medio para lograr una perfecta unidad entre la mente y el cuerpo.

Yours trully,
Jack.

Leyendas sexuales (3)

15 diciembre, 2016

Por algún motivo elogiamos a los que se sacrifican y renuncian a sus deseos y vilipendiamos a los que satisfacen sus necesidades. Es nuestro lado más puritano, que hace que odiemos a los que pueden hacer lo que nosotros no, ya sea por falta de oportunidades o de valor. Sumemos a eso que nos enseñan a sentir miedo y culpa por nuestros instintos sexuales y el cuadro queda completo.

La cultura de la renuncia, de la auto-represión nos convierte en muertos vivientes, ignorando que la manera de curarnos de los desengaños sufridos es mediante la libre interacción con otras personas. Y la sexualidad es vital para sostener y aumentar la autoestima. No conozco a nade deprimido en el momento de experimentar un orgasmo.

El sexo está bien, es bueno, pese a los posibles problemas, como las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados, el sexo convertido en moneda de cambio, etc. Pero nada de eso cambia la premisa inicial. No hay nada en esta vida que no se pueda usar para una mala causa. Se ha matado en nombre de la religión, se ha esclavizado a pueblos enteros en nombre de la civilización, etc.

Y el chocolate engorda.

Yours truly,
Jack

Leyendas sexuales (1)

7 diciembre, 2016

Si bien es cierto que existe una enfermedad que puede hacer que uno se convierta en un adicto al sexo (todos conocemos un caso famoso más o menos), este término se ha generaliza y banalizado increiblemente, siendo usado no pocas veces como una arma arrojadiza que algunos elementos ultraconservadores usan a destajo contra todo a lo que les huela a azufre, es decir, todo lo que no sea su monolítica visión de la vida y el sexo, o sea, la de todos los que somos libres de prejuicios.

Eso tiene otra contrapartida. La mera idea de la adicción sexual sirve para que muchas personas se escuden en ella para evitar tener que autoanalizarse (a ellos mismos y a sus actos) y, colgándose la etiqueta de “enfermos”, lavarse las manos tranquilamente.

Obviamente, si nuestra conducta sexual se vuelve destructiva y compulsiva entonces sí tenemos un problema y debemos buscar ayuda profesional, igual que si abusamos del alcohol. Si necesitamos mejorar nuestra autoestima mediante el sexo de manera continuada, claro que tenemos un problema, pero no exclusivamente sexual.

Yours truly,
Jack

De sexo y manías ajenas varias

3 diciembre, 2016

(Esto  viene de http://wp.me/s5Qvf-puton, que todavía colea)

Una vez, al intentar llamarme “promíscuo” un pariente mío y no encontrar palabras en su indignación, me dijo que mi verdadero problema radicaba en mi “indiscrección”. Supongo que quiso decir algo como que yo practicaba el sexo a “discreción” (FIRMES! AR!).

No creo que se pueda tener “demasiado sexo” (salvo en aquellos casos en los que se exceden los límites, convirtiéndose en enfermedad, pero eso es otra cosaI. Sospecho que cuando se tacha a alguien (sobre todo a vosotras) de “promiscuo”, “ninfómana”, “puta” o simplemente, de “guarra”, lo que en realidad se está diciendo es que esa persona a la que se critica así es alguien que tiene más sexo que la persona que lo ataca tan pobremente.

Ese es el problema de los que valoran el sexo por su cantidad y no por su calidad. En fin, cosas veredes.

Luego está ese extraño modo de igualar “ser sexual” con algo malo. A la par que se censura a Casanova se le ensalza, lo que no deja de ser algo curioso. Casanova, ese casi mitólogico “ser sexual” que coleccionaba amantes como el que atesora bufandas, ladrón de voluntades y virtudes ajenas. Que curioso ladrón que robaba lo que ellas le daban libremente, pero en fin, eso es otro tema.

También está la cuestión del pecado, esa todavía más peculiar manera de ver el sexo como pecado. ¿Cómo puede ser pecaminoso algo que nos dio Dios? Por culpa de dogmas ajenos mucha gente sufre la carga de una gran vergüenza por sus deseos y actividades sexuales, que, por otra parte, en su mayoría son perfectamente naturales.

Y, finalmente, está esa triste ofensa de llamar “fácil” a una mujer que tiene sexo con muchos hombres. Curiosamente, esa etiqueta siempre se la suele poner el que no logra ni un beso. Que mujer tan fácil, que no se deja follar por cualquiera. Lo que hace tener criterio, mi querid@ lector/a

Yours truly,
Jack.

Sentados en el sofá (1)

22 noviembre, 2016

Era un día horrible, lluvioso, frío y húmedo, por lo que se quedaron en casa, viendo una película detrás de otra, bebiendo cerveza y comiendo palomitas y tostadas untadas en paté, mermelada y todo lo que habían encontrado en los armarios de la cocina.

La película que estaban viendo era mala de cojones. El argumento era confuso y, para empeorarlo, a la película le sobraba media hora. Bill Smith estaba decente, Margot Robbie a ratos divertida y a ratos follable,pero Jared Leto semerecía algo más que un razzie por un penosa actuación: simplemente lo suyo sólo era redimible mediante una ejecución sumaria instantánea. En fin, era una mierda de película.

Ella estaba apoyada a medias en el sofá y a medias en él. De vez en cuando se movía, cambiaba de posición y siempre le preguntaba: “Estás cómodo?”, “te molesto?”, a lo que él replicaba, sonriendo”ni de coña”.

De repente él se distrajo. Su mente, que ya iba divagando ante el escaso argumento, comenzó a repasar la anatomía de ella y, finalmente, casi sin darse cuenta, sus ojos quedaron fijos en los pechos de ella, perfectamente ocultos y a la vez insinuados por el jersey que los cubría.

Cuando ella se levantó para traer más tostadas, apartó la manta y se puso de pie. Durante unos pocos segundos su redondo culo quedó a la altura de los ojos de él, que pudo comprobar como el universo entero quedaba delimitado por sus nalgas. Al retronar, al inclinarse a dejar la bandeja con las tostadas, el jersey dejó entrever sus senos, libres y alegres, y él ya no se pudo resistir más.

Agarrándola por sorpresa de la cintura la atrajo hacia él para luego meter la cabeza debajo del amplio jersey, dando un fugaz beso a su ombligo antes de subir hacia sus pechos,que le habían traído de cabeza desde hacía demasiado rato, y comenzó a besarlos y chupetearlos sin preocuparse demasiado por las protestas divertidas de ella, que no sonaban nada indignadas.

(Continuará)

Su nombre en el viento (7)

8 noviembre, 2016

Ángela regresó furiosa del trabajo. Su jefa había vuelto a demostrar que era una soberana gilipollas y la había sacado de quicio. Por eso, cuando al entrar en casa no le recibió el usual zumbido de la marabunta humana que moraba entre sus paredes, se sintió perpleja. Caminó casi de puntillas, como si fuera una extraña en su propia morada. Y allí, sentada en el sofá, estaba Sara, removiendo la cucharilla en el acaramelado liquido de la taza que sostenía con una mano.

Sara, al verla, sonrió y empezó a decirle:

-Guillermo ha salido con las…

…pero Ángela no le dio tiempo y sus labios se posaron ansiosos sobre los de ella.”Si Dios existe”, se dijo Sara, “sólo El sabe cuanto agradezco este momento”. Ambas se besaron como si bebieran de una fuente capaz de colmar su sed, hasta que, de repente, Ángela estaba arrodillada a los pies de Sara, que, estirada el sofá, había separado sus piernas que permitir que su coño fuera devorado con la maestría concuspiscente que dominaba tan magistralmente Ángela, que bebió de Sara, rebuscando con su lengua por cada pliegue y rincón de tal manera que, con el susurro de sus labios tiernos, como dijo aquel, hizo que el amor fuera el beso que calma las heridas que deja el horror de la vida.

Pensando sobre el deseo y las perversiones (2)

24 mayo, 2016

La persistencia en ser uno o una mismo es una de las características que nos definen como seres humanos. Y una de las maneras de hacerlo es a través del deseo.

Pequeño recordatorio: las fantasías nunca se cumplen, los deseos sí, aunque ambos se muevan dentro de la misma zona alegórica. Continuemos.

Sea el deseo de poder (la libido dominandi de San Agustín), de conocimiento (la libido sciendi) o la del placer físico (la libido sentiendi), todas son una y lo mismo, deseo puro y duro.

Es a través del deseo como nos amos conociendo un poco mejor a nosotros mismos.

Yours truly,
Jack.

Reflexiones breves sobre el sexo (3)

18 marzo, 2016

Hoy en día el problema no es encontrar información sobre el sexo, sino saber navegar ante la avalancha de datos que se nos viene encima. Lo que encontramos en abundancia no es tanto “información” o “conocimientos” sino opiniones que a veces distorsionan más que clarifican.

Internet, tanto para cuestiones de sexo como para cualquier otra, se asemeja a una biblioteca de libros sin índice ni secciones. Todo ello contribuye, como dijera Foucault en su momento, a que, al estar sobreexpuestos a hablar del sexo, en realidad no lo hacemos. El sexo, el verdadero, queda oculto en la maraña de opiniones, rumores, mentiras y chascarillos que pululan por la red.

Hablamos sobre el sexo sin hablar sobre él.

Yours truly,
Jack.

Reflexiones breves sobre el sexo (2)

14 marzo, 2016

El deseo no es algo tangible. Ni siquiera cuando deseamos algo “fisico” (un coche, un apartamento, un hombre o una mujer) podemos decir exactamente qué es lo que nos estimula realmente a tener ese deseo.}

El deseo nos remite a un antecedente, conscientemente o no (casi siempre no), a algo que a su vez nos hace retroceder hasta otro caso anterior. Por eso, como todo deseo se compone de una miriada de casos anteriores, para ordenar este entramado de imágenes, nos montamos una “película” en la que dotamos de coherencia y contenido a nuestro deseo.

Por eso cuando deseamos escribimos e idealizamos al objeto de deseo por el cúmulo de antecedentes “ideales” que tenemos en la mente. Inconscientemente, ponemos a nuestro objeto de deseo por encima de todo “modelo” comparable.

Yours truly,
Jack.


Oh, Loth.

Soy metáfora de guitarra desafinada, por eso escribo.

Cambra 333

Parella d'amants de la vida. Entra amb nosaltres a la nostra cambra. Aquí qualsevol desig està permés i qualsevol fantasia la farem realitat.

Musica Jazz/Funk

Blue Funky Mamma es el bloc del grupo musical de jazz/Funk de barcelona del mismo nombre. Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música.

Nada habitual

A mí no me nunca nadie porque ya yo ya.

SI SUPIERAS LO QUE PIENSO

Lo que uno desecha otro lo aprovecha

Cherries - A Vietnam War Novel

Ever wonder why young soldiers return home "changed" or "different" after their deployment to a war zone? The information found herein may provide an answer. Welcome to my website! Everything here is Vietnam War related, feel free to scroll down and read the many articles, Vietnam War book reviews, Videos, photos, and of course, information related to my two published books. Click below to discover more. Thanks for visiting!!!

darecadodemi

historietas con dibujos

oblinspiración

La mente puede ser libre

Sexo en Marte Escritor

Relatos, Poemas, Artículos de opinión, Humor, Historias de suspense, Ensayos y Narrativa

La Escafandra.

Compendio de pensamientos, opiniones, manias y sueños de esta alma mistica.

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

Entre pechos y espalda

TeTas poniendo fina

,

.

Cloesencia

Diseñadora con impulsos de escritora.

LA RUA

Buscando vínculos que nos unen

Diario.

Cuaderno

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

D-Generación Literaria

Libros,frases y más..

maquiaveloweb

Sentimientos plasmados en poesía...

Y entonces la Plumilla decidió volar

"Dicen que el amor es solo un juego y una estúpida ilusión y el estúpido resulta ser aquel que no ama a nadie de corazón"

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Letras de una noche en vela.

Poemas y memorias de un navegante llamado tiempo

PUNTO APARTE

¿Cómo puedo hacerte feliz?

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

María Lago

Soy amante del arte; a los versos rotos y a los gritos en silencio.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CLOSET ABIERTO

Blog temática Gay Incluyente

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

Asuntos triviales

para hablar catibía...

paulinetteblog

¿Dónde están tus letras cariño? Shh..

Sin Ombligo Proyect

Somos un medió o un movimiento que sin pretensiones busca: cambiar la manera en la que vemos el mundo. Te invitamos a Des-Ombligarte!

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando