Posts Tagged ‘significado’

El lado moral de “Las 120 jornadas de Sodoma” (3)

7 octubre, 2015

En “Les cent vingt journées”, como ya he dicho, vamos siguiendo una progresión en la depravación. Prueba de esta escalada gradual son las historia que madame Duclos explica en el primer día delos ciento veinte. Ella nos narra como, siendo una niña, fue adoptada por los monjes de un monasterio parisino donde su madre había pedido limosna. Como ella dice “siendo joven y agraciada”, poco tardó en ser victima de los instintos de los monjes. En su periplo, que comienza cuando ella tenía cinco años de edad y termina cuando tiene nueve, aprende desde los secretos de la masturbación (propia y ajena) hasta pequeños actos de coprofagia. Curiosa e irónicamente, la penetración vaginal y anal quedan fuera de este pequeño decálogo.

Lo que predomina en este libro no es tanto la descarnada narración de los excesos libertinos de sus protagonistas, sino la narración de las prostitutas, que son forzadas a explicar cinco ejemplos de perversiones, en creciente orden de intensidad, cada día. De esta manera el lector sabe que, por ofensivo que sea lo que está leyendo en una página, la siguiente promete ser peor.

Tenemos orgías, indiscriminadas, abiertas, durante el día, y pequeños actos sexuales privados en la noche; a esto se añade la rutina del horario que regula el castillo como si se tratara de un colegio o de un campamento militar, las reglas, los castigos a las transgresiones.

Y cuando todo se ha hecho y probado, cuando la belleza máss extraordinaria parece vulgar a nuestro cuatros libertinos, éstos siguen su búsqueda, afirmando que cosas que nadie clasificaría como bellas, ni siquiera como bonitas, son las más exquisitamente perfectas. Cuanto peor huela una boca, dice Clerval, mejor es. Parece como si Sade se adelantara aquí a Freud, que señalaría, en su momento, que la boca, pese a ser parte de uno de los contactos sexuales más poderosos, no es considerado como un órgano sexual. Freud, irónico, señala que nadie parece recordar que la boca es el final del aparato intestinal. Mucha gente idealiza la boca y se olvida de su función más terrenal. Como Yeats señalaría refiriéndose a la boca

Pero Amor ha puesto su mansión en
la plaza de los excrementos.

Los libertinos perversamente evitan estas idealizaciones y celebran lo que muchos consideran desagradable.

Sade parece disfrutar considerablemente poniendo notas de humor en las perversiones. Por ejemplo, madame Duclos habla de una preciosidad rubia en una de sus historias. Esta chica trabajaba en la casa de madame Guérin, y su boca era increiblemente perfecta, sino fuera por la triste imperfección que la hacía eructar de manera continua y harto asquerosa. Sin embargo, esta misma “tara” atrae la pasión de uno de los cliente del local, un religioso que, mientras la chica lo masturba, él le pide que le eructe en la cara, acción que resulta ser para él el más potente de los afrodisíacos.

Anuncios

La palabra y el sexo (2ª Parte)

21 agosto, 2013

Continuamos…

El lenguaje no es inocente. Transporta lo que imaginamos, sentimos y callamos, y sirve para explicar nuestra visión de la realidad, única e intrasferible, cuando expresamos un juicio, una creencia, una interpretación o una visión de lo que nos rodea en nuestra vida diaria. Por tanto, su uso conlleva, implícito, un significado, un sentido, al que cabe añadir el propio e implícito. Las palabras “valen” más que su simple significado. Una connotación despectiva (“tortillera”, “maricón”, “zorra”, “matasanos”, etc) implica una condena moral, un estigma, un sanbenito a la preferencia sexual o profesión a la que el término se refiere.

Solemos creer que los estigmas y prejuicio en el sexo siempre han sido los mismos a lo largo de la historia de nuestra cultura. Esto es mentira. Es un engaño que el sistema moral imperante ha introducido en nuestras mentes, que hace que creamos que nuestro modelo de sexualidad es eterno y, por extensión, infalible y perfecto. Por ejemplo, hasta que Richard Freiherr von Krafft-Ebing, un reconocido psiquiatra alemán del siglo XIX- no publica su Psychopathia Sexualis, la homosexualidad no estaba considerada ni una enfermedad, ni una patologia ni un trastorno a curar. De hecho, en la Grecia antigua, por ejemplo, se consideraba normal que un muchacho (entre la pubertad y el crecimiento de la barba) fuera el amante de un hombre mayor, el cual se ocupaba de la educación política, social, científica y moral del amado, y en la Roma imperial el hecho de que ser “pasivo” no era bien visto socialmente, pues se consideraba que serlo significaba ser intelectualmente inferior y más inexperto que el que asumía un rol “activo”. También es destacable que la homosexualidad femenina no estaba bien vista; la máxima griega era, a este respecto, que “la mujer era para la reproducción, pero el hombre para el placer“. Se reconocía que era necesario preservar la estirpe, la especie, pero que solamente se podía encontrar placer en la relación íntima con otro hombre, ya que el hombre se consideraba un ser más perfecto que la mujer y, por lo tanto, la unión entre dos hombres sería más perfecta.

Existen pruebas fehacientes de que los faraones (no todos, obviamente) tenían, además de sus numerosas concubinas, sus amantes masculinos. Podríamos citar a Ptolomeo IV y a Ptolomeo VII, que alternaban indistinta y gustosamente con doncellas y chicos. Alejandro Magno, ese mismo que antes de cumplir los 30 fundó el mayor imperio conocido de la antigüedad, tenía auténtica devoción por su amigo, compañero de armas y amante Hephaestion desde la adolescencia. Su larga relación no impediría que casara por dos veces con princesas extranjeras siguiendo una rigurosa política de alianzas: Roxana de Bactria y Barsine Stateira de Persia. Cuando Hephaestion murió, Alejandro le lloró como una viuda enamorada. Por cierto: Alejandro Magno y su poderoso rival derrotado, el gran Darío de Persia, compartieron el mismo hombre: un bailarín persa llamado Bagoas. Este personaje fue, sucesivamente, el calienta-camas de Darío y de Alejandro.

La prostitución, tan vilipendiada en nuestro mundo moderno, era un fenómeno muy popular en la Edad Media. De hecho, los municipios controlaban numerosos burdeles, usados como vía de escape de los instintos menos “honorables” de sus ciudadanos masculinos. Aunque técnicamente era pecado (ah, la fornicación…), la prostitución fue reconocida por la Iglesia y por otros sectores como un ‘mal necesario’. Se aceptaba como hecho el que los hombres jóvenes buscasen relaciones sexuales, por lo tanto la prostitución servía para proteger a las mujeres respetables de la seducción e incluso de la violación. En 1358, el Gran Consejo de Venecia declaró que la prostitución es “absolutamente indispensable para el mundo“. Aunque se aceptase como mal menor, la Iglesia no dudó en declarar la prostitución como “práctica moralmente equivocada“, a pesar de que San Agustín proclamaba que “si se expulsa la prostitución de la sociedad, se trastorna todo a causa de las pasiones”. No es hasta la Reforma protestante y la aparición de epidemias de infecciones de transmisión sexual en el siglo XVI que la prostitución se ve sometida a cierto control, un control en el que únicamente tres hombres podían tener relaciones con una mujer al día.

Tras este ligero repaso de la antiguedad, podríamos decir que los prejuicios nacen con nuestra sexualidad moderna, con los primeros brotes de la época victoriana y su moral represiva. Son los tiempos de la revolución industrial, la consolidación de la burgesía como clase social poderosa y los avances científicos, que generan un marco en el que se somete a la ciudadanía y sus hábitos (sexuales o no) a control. Si bien durante toda la historia clérigos, médicos, psiquiátras y legisladores han intentado producir un cierto tipo de “orden” en el sexo, definiéndolo e incluso inventando identidades, no es hasta el siglo XIX que, con la publicación de sesudos tratados acercad el sexo, se conforma el ideario sobre las identidades sexuales y se crea un discurso que influye en los no profesionales de la materia y en su forma de ver entender la sexualidad.

(acabará…)

Yours truly,
Jack

Recuerdos

3 junio, 2013

¿A qué saben los recuerdos? Algunos de ellos son pálidos, débiles, no duran. Ni siquiera se graban en la memoria. Otros, en cambio, están muy vivos, no se desvanencen nunca. ¿Qué determina estas selecciones que hace la memoria?

Cuando recuerdo mis días de universidad, este acto les devuelve a la vida, por ejemplo. Otro: quedar con otra persona en una plaza de Barcelona para tomar algo y aclarar ciertos puntos. Esto viene a mi memoria en blanco y negro, sin saber, sin sonido.

¿Por qué a veces el recuerdo cobra sabor y vida? ¿O por qué cuando lo explico a otra persona sabe todavía mejor?

Conforme hablamos regresa el aroma de los recuerdos, pero no todos lo hacen con la misma intensidad. sí que la vitalidad del recuerdo no depende del deseo de revivirlos o recordarlos, supongo.

Algunas partes de mi vida pasaron rápidas, mientras que otras fue como si durmiera con los ojos abiertos. Algunos de esos momentos cobraron vida después y se hicieron más claros, sus contornos más visibles. Otros siguen siendo tan insípidos como siempre.

¿Es posible que una simple tristeza, una conmoción emotiva pueda provocar una ceguera, una sordera e incluso la irrealidad de los recuerdos?

Yours truly,
Jack.

Pensando en el lenguaje

26 febrero, 2013

Si Roland Barthes estaba en lo cierto y hemos presenciado la muerte del autor, la negación del propósito creador de éste y la autonomía del texto y su vida independiente una vez escrito, tendremos pues que contrastar la supuesta autosuficiencia de toda creación literaria respecto al marasmo libertario de su texto.

El lenguaje, de postre, se diferencia de sus aplicaciones individuales, por lo que cualquier texto es susceptible de tener múltiples significados. O ninguno.

Porque, como escribió Friedrich Nietzsche, no hay ningún “centro de significado”. La verdad, si existe, está en lo que la gente observa y juzga. Por lo tanto, no hay una sola verdad, sino una multitud.

No hay significado alguno, sino existencia per se.

Las mismas palabras no son sino una sucesión de símbolos, de flechas direccionales, de referencias y definiciones que nos remiten a otros vocablos, en una carrera sin final a la que Jacques Derrida definió como “différence”: el significado no es el destino, sino el camino por el que nos movemos. Como ya afirmara Paul de Man, sólo podemos conjeturar el posible significado de las palabras, siendo incapaces de alcanzar su auténtico valor, lo que en realidad son.

Así pues, lo visible no es más que el rastro evocativo de lo invisible, que no es un significado final, último, sino un mero puente hacia otros símbolos.

Y pensar que esto me vino a la mente por una gitanilla vendiendo flores en las Ramblas de Barcelona…

Your trully,
Jack


Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

DIARIO DE UNA SUMISA NOVATA

Poco a poco, dia a dia, contando como me he convertido en sumisa.

tececonvida

La íntima historia de una vida

Marisol escribe

Ven a leerme.

Las Gafas Moradas

Espacio feminista para todes

NO HAY UNA RUBIA BUENA

Cosas que deberían importar, o no?

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Swinger Lifestyle

Swinger Clubs, Swinger Cruise,Lifestyle .

Cuernos literarios

Palabras prohibidas a traves del 5 arte

Alejandro Huerta

blog de un nihilista

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

Mi mente dispersa.

Recopilación de frases, diálogos o fragmentos tanto de libros como de películas.

Experimentando mi lado liberal

COMPARTIENDO MIS VIVENCIAS CONTIGO

El sexo y yo

Descubriendo el sexo

BDSM blog

El BDSM bilingüe

Con 40 y.....Salvaje!!!!!

La mujer.. la madre... Con 40 años y.... salvaje

Blue Funky Music

Grupo Musical Jazz / Funk. Hablamos de todo lo que nos inspira la música

CherriesWriter - Vietnam War website

See what War is like and how it affects our Warriors

darecadodemi

historias basadas en hechos reales ¡con dibujos!

Desgranante

Despertador de sentimientos.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

MyLittleWorld.

My only love is my guitar, I live among books.

Serendipia

Blog dedicado a compartir un pedacito de mí misma.

AGEOFAQUARIUS

“Love recognizes no barriers. It jumps hurdles, leaps fences, penetrates walls to arrive at its destination full of hope.” — Maya Angelou

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

CARLOS AYMÍ ROMERO

La literatura es la mentira en la que más creo.

Embracing Authenticity

"Don't be ashamed of your story it will inspire others!"

SIN OMBLIGO PROJECT

BY JUAN ANDRÉS FERNÁNDEZ

BerenjenoInks

Describir esto? Ni idea, lo que vaya pintando

Diamantes y Basura

Blog del escritor Ismael Villasol

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura